El plumaje, los colores y el vestido para volar

 La genética de los colores y sus atractivos dibujos

EL PLUMAJE, LOS COLORES Y EL VESTIDO PARA VOLAR

Una gran mayoría de los colombófilos de cualquier parte del mundo tiene entre sus gustos, en referencia al vestido que portan nuestras atletas del espacio, una opinión sobre los colores que el plumaje, tanto de manera individual o colectiva de cada linaje, vienen a darle algunos factores de imagen que derivan asimismo de la genética y que según los estudios disponibles tienen su origen en tres colores cuyos pigmentos indicadores establecen una base donde se sustentan el negro, el rojo y el marrón y que se vinculan también al sexo.

Como materia científica, el estudio del plumaje, sus diferentes colores, las plumas que los componen y la función de protección térmica y mecánica, constituye una materia de gran interés que nos acerca a una parte de ese conjunto de conocimientos necesarios para interesarnos por nuestro atleta del espacio.

Dentro de los colores el más frecuente es el grupo del pigmento negro, sin duda el más común y clásico, con un gran porcentaje sobre los otros ya citados, como el rojo y el marrón, todos ampliados en presentaciones ligados al sexo como recesivos o dominantes, entre otros factores descriptivos que se presentan en este escenario. Sobre esta base descrita de las pigmentaciones navegan los dibujos a los que se le han dotado de claras definiciones para entendernos en un lenguaje aceptado por todos. Sus alas los portan como marcas reconocibles y también entran en escena a través de dos genes responsables de los mismos, así en las diferentes generaciones de una familia se puede observar además que en una pareja, tanto en el macho como en la hembra, ambos poseedores de unos determinados dibujos, traen en su bagaje genético, el ser portadores de otros diferentes.

Los colores, cuyos pigmentos indicadores establecen una base donde se sustenta el negro, el rojo y el marrón se vinculan también al sexo, el blanco se presenta con ausencia absoluta de esa pigmentación.

EL PLUMAJE Y SUS FUNCIONES PRINCIPALES

En el plumaje general que lo forman plumas de diferentes diseños y funciones como de revestimiento de la piel superponiéndose unas a otras, encontramos las rémiges o remeras que permiten el vuelo y que se instalan sobre el antebrazo y mano, rectrices o timoneras situadas en la cola para cumplir la misión de regular la dirección del vuelo, las cobertoras que se distribuyen por la cartografía del cuerpo, las coberteras auriculares instaladas en las zonas del oído y el plumón que se encuentra en la parte inferior del cuerpo, teniendo la mayor densidad y suavidad posible cumpliendo misiones diversas entre las que se encuentran la conservación del color y la capacidad de flotar en el agua aumentando el volumen sin aumentar el peso y esto se observa cuando se le ve bañarse alegremente. Sobre este plumaje descrito que viste la paloma mensajera, formando una consistente malla sin huecos, con una elasticidad propia de cada pluma, se reflejan los colores que son depositarios en esos tipos diferentes de plumas.

Los colores también representan factores hereditarios en la paloma mensajera, combinaciones de zonas pigmentadas y zonas sin pigmentar, dibujos con diferentes presentaciones, depositarios todos en diferentes tipos de plumas y sus estructuras.

ACTUALIZAR PERMANENTEMENTE ASPECTOS TÉCNICOS E INVESTIGADORES

Entre los objetivos que se precisan para manejar tantos factores que los colombófilos contemplan como favorables para el desarrollo de sus capacidades, en cuanto a aspectos técnicos e investigadores que deben estar permanentemente revisados y actualizados, entran los relacionados con el plumaje, los colores y el vestido para volar, dentro de ese sistema tegumentario que alcanzan a la piel y a las plumas fundamentalmente y que nos señala además, como función importante, la conservación del calor, como ya señalamos anteriormente, dentro de esas funciones de protección térmica y mecánica, en su exposición al medio ambiente por donde transita y ya en la función del vuelo, teniendo la menor fricción posible.

Los pigmentos negros con su fuente de coloración de melanina y los rojos con su pigmento llamado isabelino, intervienen en la producción de determinados colores, tonos y matices que constituyen la riqueza pigmentaria dentro de la constitución biológica. 

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 El plumaje, los colores y el vestido para volar

Las nuevas generaciones, las esperadas promesas y la síntesis de su evolución

Abriéndose camino con claridad hacia la maravillosa vida 

LAS NUEVAS GENERACIONES, LAS ESPERADAS PROMESAS Y LA SÍNTESIS DE SU EVOLUCIÓN 

Para crear el futuro de manera realista en el palomar, se valoran aspectos en una serie de palomas de la familia que se posee, sustentados en los conocimientos que de ellas se tienen, de su adecuada idoneidad donde machos y hembras posean valía contrastada y constitución armónica y además en esos fundamentos biológicos que circunscriben el ámbito de la reproducción, creando el mejor escenario posible donde las células germinales que las leyes de la naturaleza determinan en cada momento, se abran paso con claridad y contundencia hacia la maravillosa vida que perpetua continuamente el linaje que ocupa nuestra atención.

La postura, una vez formado el huevo y eclosionado en el nidal, trae consigo el mejor de los equipajes con la herencia y vitalidad que la naturaleza concede

El apareamiento a partir de una familia en la que se deposita toda la confianza, se diseña para cumplir determinados objetivos, basándose entre otros aspectos tanto en los gustos personales como en aquellos valores y habilidades que hemos ido anotando durante cada temporada, de acuerdo a resultados deportivos y comportamientos individuales en las temporadas de vuelo, datos y observaciones que se acercan a ese horizonte que el futuro va modelando con posterioridad, de forma más realista.

LA HERENCIA BIOLÓGICA, EL MEJOR EQUIPAJE 

La formación del huevo, las fases de la cría y el nacimiento de los pichones, trae como equipaje aquellos caracteres que la naturaleza otorga a cada uno de manera individual, como herencia biológica para enfrentarse bien preparados a cuantas situaciones se vean involucrados en las diferentes etapas de la vida, la fuerza dominante lo envuelve así todo, en la estela de su más profundo y claro origen.

Los pichones, traen sus personalidades, sus colores, sus identidades y sus promesas deportivas por realizar. La vida se abre así paso a raudales.

En ese equipaje además de otras consideraciones trae sustanciales atavismos, esos que relacionan sus aspectos, sus colores y sus personalidades con sus ascendientes y sus diferentes lazos de consanguinidad, aquellos que el linaje posee en distintos grados y garantizan en alianzas impresionantes, la pureza de su sangre familiar, la genealogía nos orienta con sus señales, junto al comportamiento deportivo contrastado cuando las oportunidades lo vayan chequeando.

EL PROYECTO DE VIDA DE CADA GENERACIÓN 

Cada proyecto se encamina hacia metas concretas, ya el final de la temporada nos enseñará los aciertos y desaciertos en ese cumplimiento de la estrategia elegida. Una vez nacidos los pichones que formarán el futuro equipo de vuelo, nos reclaman toda la atención posible desde su destete, aquerenciamiento, educación y su posterior adiestramiento de forma gradual en la disciplina que les permitirá adquirir herramientas adecuadas para concurrir a un calendario deportivo perfectamente diseñado.

El linaje tiene como tal, su marcada personalidad, el adiestramiento y cuidado de cada generación es responsabilidad de un colombófilo preparado que no escatimará en los cuidados adecuados que todo atleta del espacio precisa para el mejor desarrollo y plenitud de su vida deportiva.

Ese transitar por la evolución cotidiana va acompañado de aspectos como la alimentación, el grit, las sales minerales, las vitaminas, las vacunas y tantas y tantas atenciones y cuidados que hagan de la vida por la que van creciendo y descubriendo, sea la adecuada para un atleta del espacio, donde las nuevas generaciones y las esperadas promesas, nos traigan cada año, con las mayores garantías, la síntesis de la evolución de un linaje de valores reconocibles.

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 Las nuevas generaciones, las esperadas promesas y la síntesis de su evolución

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Eficiencia, eficacia y rendimiento en la búsqueda del bienestar de un equipo de vuelo

Resistencia, dinamismo y temperamento como parte de las cualidades de la paloma mensajera 

EFICIENCIA, EFICACIA Y RENDIMIENTO EN LA BÚSQUEDA DEL BIENESTAR DE UN EQUIPO DE VUELO 

La capacidad para cumplir adecuadamente las virtudes y funciones que cada colombófilo posee, responde a esos puntos esenciales que sostienen los fundamentos de la colombofilia con esas cualidades naturales y esa intensidad demostrada para lograr el efecto que se desea y que se traduce en la eficacia y la utilidad del manejo de las palomas mensajeras como equipo y que permiten, con la dedicación adecuada, en perdurar con una presencia que produce una tónica acorde a una apreciada regularidad. Todo se alcanza con buen trabajo, constancia y observación para conseguir progresos en el cultivo de éste atleta del espacio y acercarse a acrecentar el tesoro de su temperamento y de su dinamismo en el desenvolvimiento de las pruebas en las que participa.

Con las combinaciones de éstas y otras cuestiones, abren expectativas y reconfortan en ocasiones con resultados satisfactorios que nos motivan a perseverar en la dosificación razonada de los recursos energéticos que la paloma mensajera posee una vez preparada y entrenada convenientemente en un orden general, toda mejora que aporta la experiencia consolida una forma de actuar adecuada en cada momento.

La búsqueda del bienestar, de una acertada preparación, confiere la confianza necesaria para afrontar los retos a superar en un calendario de pruebas.

APTITUD Y CAPACIDAD PARA SUPERAR DIFICULTADES

El temperamento que manifiesta con soltura la paloma mensajera que manejamos, sin duda, está ligado de alguna manera a la genética de la familia que se posee y eso lo manifiesta en su carácter, en su manera de ser y en su manera de reaccionar y comportarse como parte de un grupo cohesionado y cuando las circunstancias lo propongan, en su apuesta individual una vez decidida a culminar la consecución de una etapa de vuelo sustentada en sus capacidades contrastadas.

El temperamento que aflora en cada atleta del espacio, está íntimamente ligado a la genética de la familia a la que se pertenece.

A ello contribuye también la energía activa y propulsora como parte de su dinamismo, de su aptitud y capacidad para superar dificultades, de su estado de forma y de su bienestar alcanzado con una buena dirección y mejor criterio, que el colombófilo preparador manifiesta, a través de su oficio y perseverancia.

LA VERSATILIDAD QUE AVALA CUALIDADES INNATAS Y ADECUADA PREPARACIÓN 

Esta atleta del espacio que llena nuestras vidas y colma nuestras ilusiones, con su comportamiento, con sus hazañas, con el amor a su grupo familiar, al palomar y al mismo colombófilo, es capaz de adaptarse, bajo una buena dirección, con facilidad y cierta rapidez a esas diversas situaciones que un calendario deportivo encierra y al que tiene que concurrir anualmente, una vez que alcanza una formidable preparación que le confiere la confianza necesaria para cubrir las diferentes distancias con el mejor resultado posible.

El dinamismo en la dosificación de los recursos energéticos que la paloma mensajera posee, llega en un orden general, al alcanzar ésta, una buena y adecuada preparación.

Con algunas de estas razones y otras tantas adicionales y necesarias, desde el mismo momento de su aquerenciamiento al palomar, de su aprendizaje posterior, experimentamos y vemos que eficiencia, eficacia y rendimiento deportivo nos ponen en la búsqueda del bienestar atlético de un equipo de vuelo que aspira a alcanzar los mejores objetivos posibles en cada temporada.

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 Eficiencia, eficacia y rendimiento en la búsqueda del bienestar de un equipo de vuelo

Dosificación, reposo y recuperación como parte de una buena preparación

El estado de forma debe alcanzar la duración del calendario programado

 DOSIFICACIÓN, REPOSO Y RECUPERACIÓN COMO PARTE DE UNA BUENA PREPARACIÓN

Todo proceso de entrenamiento bien dirigido de manera racional, posibilita el mejor rendimiento posible, mejor aprovechamiento de los recursos deportivos, y en el caso de la paloma mensajera, como de cualquier otro atleta, el reposo es  parte fundamental de este proceso, pues sus efectos hacen posible la recuperación. En los concursos semanales se regresa de diferentes maneras y estados, según la calidad y confort del transporte, las dificultades atmosféricas en el trayecto de la prueba y cualquier otro aspecto que incide en el estado de forma que debe mantenerse adecuadamente en el tiempo destinado a desarrollar un calendario deportivo determinado, siempre teniendo en cuenta las características de la paloma mensajera, sus capacidades, las que le conducen a su apogeo como atleta.

La adecuada preparación trae consigo ámbitos de dosificación, reposo y recuperación cuya combinación muestra resultados razonables en su desarrollo deportivo.

Así la dosificación aplicada por el preparador a su equipo de vuelo, permite prosperar el mayor tiempo posible al máximo nivel de una condición física indispensable para presentarse en una competición, adecuando el esfuerzo y las capacidades que ya de manera individual presente cada paloma mensajera. Rendimiento colectivo y rendimiento individual no deben escapar a las dotes de observación del responsable de un equipo de vuelo que se toma muy en serio y con gran responsabilidad ese papel en el tándem que forma paloma mensajera y colombófilo, para alcanzar cada temporada los mejores resultados posibles.

EL REPOSO COMO PARTE DEL ENTRENAMIENTO

Graduar el tiempo estimado para el entrenamiento, empezando por el vuelo forzado, determinar el efecto de esa porción de tiempo que dosifica el mismo y combinarlo con la consecuencia de reposar de manera relativa, determina la administración de un protocolo de entrenamiento razonado, metódico, encaminado a obtener resultados adecuados para la paloma mensajera y su capacidad, en la consecución de alcanzar su forma atlética para presentarse en una competición y transitar con éxito en las pruebas que componen un plan de vuelo anual. En consecuencia, el procedimiento elegido en cada momento, teniendo en cuenta tales consideraciones, debe responder a la finalidad previa que se espera después de estudiar la competición que se va a acometer.

La consecuencia de reposar alcanza estados de quietud como complemento y parte del entrenamiento bien dirigido.

Cada lugar, de cada país, con su orografía, con sus condiciones climáticas, con el método elegido para competir, conducen hacia una especialización para evolucionar convenientemente durante toda la temporada y proporcionar el aumento del esfuerzo físico y ello exige, con el mejor criterio, el tope máximo de entrenamiento, conociendo las cualidades de un equipo de vuelo y el indispensable reposo que le corresponde a los esfuerzos realizados tanto como grupo, como de manera individual. Las buenas prácticas ayudan a alcanzar el aumento a la resistencia física, al esfuerzo, con un lógico mayor y mejor rendimiento encaminado a durar el máximo de tiempo de las competencias.

Las bondades del ejercicio metódico bien dirigido, van íntimamente ligadas al bienestar, al vigor y a la salud ejerciendo su buena influencia sobre la saludable condición física, cualquiera que practica el deporte o lo ha practicado de manera racional, sabe de estos beneficios en el organismo, la paloma mensajera como atleta del espacio requiere de los mismos cuidados y atenciones atendiendo a sus cualidades, su peso adecuado y sus particularidades.

En la conformación corporal adecuada y con la salud en su mejor expresión, se sustenta, bien combinado, gran parte del valor deportivo que posee la paloma mensajera.

CRITERIOS SOBRE LA EXPERIENCIA DE LAS OBSERVACIONES

El progreso de las técnicas de preparación, incluye, entre el perfeccionamiento de los métodos de entrenamiento, espacios como la dosificación, el reposo, la recuperación y la buena preparación, para tenerlos en cuenta. La aptitud biológica demostrada para el tipo de competencia oficial a la que concurren anualmente las palomas mensajeras, viene a confirmar lo amplio de sus capacidades de orientación y su extraordinario y demostrado valor deportivo, sustentado todo ello, en una conformación corporal convenientemente adecuada y en una salud extraordinaria que permita alcanzar las mejores expectativas posibles.

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 Dosificación, reposo y recuperación como parte de una buena preparación

Límites, distancias y protocolo de entrenamiento

La búsqueda por etapas de la mejor proyección posible 

LÍMITES, DISTANCIAS Y PROTOCOLO DE ENTRENAMIENTO 

En esa relación entre colombófilo y paloma mensajera, existen muchos aspectos en los que el preparador pone a prueba sus conocimientos, preparación técnica y sensibilidad al mismo tiempo que va conociendo a su colonia alada, su equipo de vuelo, sus individualidades y con esa información irá perfilando y elaborando un protocolo de entrenamiento adecuado para obtener un sistema suficiente y eficaz para satisfacer las capacidades de cada paloma mensajera de la que es responsable.

La dirección encaminada a evolucionar y alcanzar la excelencia de la forma física, va acompañada de esa experiencia cargada de intuición, de observación y de buenos recursos, así como la de la ponderación de la elección del método de vuelo aplicable a la familia a la que se le reconoce su identidad y comportamiento como grupo, ésta experimentación que suma conocimientos para prosperar, viene a dar una buena imagen, estímulos, gran precisión y tarjeta de presentación en el mundo de la colombofilia a los preparadores responsables y comprometidos.

El preparador capacitado sabe leer las señales que aportan sus palomas mensajeras, donde dan muestras de sus condiciones atléticas y sus estados de forma, en el momento de presentarse a una competición con aspiraciones de alcanzar objetivos concretos.

VITALIDAD, PREPARACIÓN, PROGRESIÓN POR ETAPAS Y TRATO ADECUADO 

Por su parte, la paloma mensajera dosifica los esfuerzos en los recorridos, en ese proceso evolutivo de la preparación atlética, permitiéndole superar una campaña plagada de pruebas de todo tipo desde la velocidad, medio fondo, fondo y gran fondo. Alcanzar el estado de forma le da una gran seguridad, mantenerlo con vitalidad, con fundamentos básicos y ponerlo al servicio del instinto de orientación, posibilita descubrir el valor deportivo que cada ejemplar posee y conocer así sus límites concurriendo a las pruebas adecuadas a sus capacidades reales. El preparador va acumulando datos sobre el rendimiento y la potencia motriz del individuo y de la familia elegida, la biología facilita en ese sentido conocimientos, mientras sus pupilas se deslizan, bajo su dirección, sobre el azul del cielo con la menor resistencia posible. Con todo ello va confeccionando su protocolo de entrenamiento con armonía, una de sus más valiosas herramientas para concurrir a la convocatoria de una competición con unos parámetros y expectativas de garantía.

La vitalidad, indispensable para la actividad deportiva, viene junto a los dones que la naturaleza trae consigo a través de las leyes de la herencia, para evolucionarla y de la que es necesario potenciar convenientemente, ayudando a su buen desarrollo y asegurando, con el trato adecuado, su continuidad durante toda la vida de la paloma mensajera.

Junto a la identidad del equipo de vuelo, donde hay numerosos ejemplares que se manejan colectivamente, los valores de cada individualidad puede alcanzar cotas de excepcionalidad que reflejan aquellos que alcanzan hasta la herencia genética.

TÉCNICA, DOSIFICACIÓN Y SENSIBILIDAD 

Dentro de ese amplio espacio de toma de decisiones donde con técnica y destreza, participa el colombófilo, para obtener mayores y mejores rendimientos deportivos de los individuos que componen su equipo de vuelo, entra en escena algo tan importante como es el reposo, íntimamente ligado a la recuperación del atleta del espacio. Junto al entrenamiento bien dirigido, lleno de esfuerzos con diversos grados de intensificación, según se desarrollan, como antes señalábamos en el desempeño de las diferentes modalidades a las que se destinan los integrantes del equipo de vuelo y se dosifican adecuadamente los mecanismos de recuperación que sintonizan entre sí, rendimiento, potencia y necesario reposo metódico.

Señalar metas deportivas y establecer estrategias convenientes para alcanzarlas en cada temporada, aconsejan fijarse objetivos realizables, conociendo lo mejor posible, las capacidades de cada paloma mensajera.

Es por ello necesario fijarse en ese conjunto de señales que emiten tanto como grupo, como de forma individual, que nos aportan datos relevantes donde describen las condiciones físicas, tanto si evolucionan en sentido ascendente como descendente, que hacen posible nivelar, con soluciones a tiempo, el máximo de condición óptima deseada para afrontar una competición, mediante un proceso racional de preparación. Todas estas consideraciones adecuadas a los esfuerzos como equipo y como individuo, se mueven en los límites, las distancias y el protocolo de entrenamiento que paloma mensajera y colombófilo responsable, establecen entre sí, en su cotidiana relación.

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 Límites, distancias y protocolo de entrenamiento

El tándem paloma mensajera y colombófilo especializado

Abriendo constantemente nuevas vías de progreso y mejoramiento

 EL TÁNDEM PALOMA MENSAJERA Y COLOMBÓFILO ESPECIALIZADO

Interpretar adecuadamente las particularidades que definen la biología de las palomas mensajeras y su cuerpo aerodinámico adaptado al vuelo, con su gran capacidad visual, su extraordinario sistema locomotor y su demostrado valor deportivo, garantizan y convergen en el desarrollo del conocimiento del colombófilo y su criterio personal, en el manejo adecuado de una colonia alada; su cuadro reproductor y su equipo de vuelo, fomentando el compromiso de avanzar en la mejora del grupo familiar elegido, a través del conocimiento especializado sobre la misma, adquirido a través de un proceso de aprendizaje que sin duda, dura toda la vida.

Paloma mensajera y colombófilo unidos en un proceso de coordinación, para llevar a cabo la consecución de objetivos comunes.

Esa interpretación antes señalada, producida por el continuo acercamiento a la biología y morfología fenotípica de la paloma mensajera y todas sus fuentes de emisión, van aportando conocimientos y criterios fundamentales para ayudar a tomar decisiones con un alto grado de buenas posibilidades de acierto, que van aportando experiencias que se generan y derivan de las mismas, aumentando los aciertos a los más altos niveles y al mismo tiempo, abriendo nuevas vías de progreso sobre las técnicas de mejoramiento y definiciones evolutivas en las que se sustentan muchos de los fundamentos de la colombofilia, donde la dedicación sin fisuras abre la puerta a dimensiones gratificantes.

EXCELENTES CUALIDADES Y FIDELIDAD DEMOSTRADA

La paloma mensajera, con su capacidad innata para orientarse y su fidelidad por volver a su casa a partir de las diferentes sueltas y kilometrajes que componen un planificado calendario deportivo, sustenta una actividad practicada en todo el mundo de manera organizada que proporciona grandes satisfacciones a quienes eligen a través de un sólido compromiso, la interesante relación que paloma mensajera y colombófilo establecen en busca de una armónica asociación, donde cada parte pone y ofrece lo mejor de su participación para conseguir objetivos de progreso y mejora de mutuo beneficio, tanto de carácter deportivo como de avance genético.

La paloma mensajera, un ser excepcional, un atleta del espacio de demostrada valía y magníficas cualidades.

La utilidad de este atleta del espacio está contrastada científicamente a partir sobre todo del siglo XIX, cuando finalmente se abre camino para fines deportivos en el mundo de la colombofilia y evolucionando técnicamente desde entonces, al mismo tiempo que extendiéndose su práctica por muchos lugares del mundo que han venido descubriendo y valorando positivamente sus épicas hazañas, igual sobre tierra como sobre mar, a partir tanto del aprendizaje que el aquerenciamiento, como el de la educación gradual, reciben convenientemente en el palomar desde su nacimiento.

COMPLEMENTACIÓN DE MANERA COORDINADA Y CON METAS COMUNES

 

La paloma mensajera interactúa con el colombófilo, ambos sintonizan con precisión en medio de una colaboración gratificante.

Complementados, paloma mensajera y colombófilo especializado, practican una actividad común, una colaboración desarrollada de manera coordinada, cooperativa y provista de objetivos comunes, con aspiraciones de alcanzar metas en las pruebas programadas de cada temporada, una relación donde la paloma mensajera, un ser excepcional, un atleta del espacio de grandes cualidades que aporta su talento, su esfuerzo y todas sus mejores capacidades para alcanzar cotas de excepcionalidad en los campeonatos en los que participa,pone en valor,y el colombófilo, paciente y motivado,ofrece a su disposición el conjunto de medios necesarios para aspirar a conseguir los objetivos marcados, todo un proceso de coordinación y sintonización de diversos recursos a disposición de objetivos comunes canalizados a través de una colaboración gratificante desarrollada en un continuo proceso de cooperación y sensibilidad con un fin deportivo determinado por mutuos y apreciados beneficios.

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 El tándem paloma mensajera y colombófilo especializado

La representación estética y sus proporciones armoniosas, en la paloma mensajera

 La proporcionalidad y la relación de las diferentes partes de su cuerpo entre sí y de éstas con el todo y su ponderación

 LA REPRESENTACIÓN ESTÉTICA Y SUS PROPORCIONES ARMONIOSAS, EN LA PALOMA MENSAJERA

Las proporciones armoniosas de la paloma mensajera, su representación estética, sus formas, sus posiciones, tanto en acción como en reposo determinan aquellos fundamentos que sustentan las valoraciones del arquetipo ideal en las que se posiciona el estándar internacional.

La ligereza de los movimientos en el vuelo, transmite al colombófilo expresiones sobre las formas armoniosas entre las que se desenvuelve en sus desplazamientos, con la mayor naturalidad y espontaneidad donde esa construcción anatómica, sostén de los órganos esenciales, cubierta de un sedoso plumaje y dirigida por una inteligencia que satisface la necesidad de una buena orientación va activando su talento para interrelacionar el deporte alado y la naturaleza en la que se puede desarrollar adecuadamente.

Ahí está así, el colombófilo preparador poniendo a prueba, pulsando su capacidad de análisis y estudiando los ajustes necesarios para alcanzar en conjunto la escenificación de una compenetrada relación en tándem con su paloma mensajera y cuyo propósito señala claramente los fundamentos de la colombofilia como una de las actividades más placenteras que se puedan practicar.

Si miramos las diferentes partes de su cuerpo entre sí, y de éstas con el todo, vemos como toda esa proporción nos ayuda a ponderar con mejor información, la unidad y la armonía de líneas sobre la que se contribuye a potenciar y hacer florecer los rasgos de ese canon de la belleza que la paloma mensajera posee.

ALGUNAS CARACTERÍSTICAS SOBRE LA ANATOMÍA DE LA PALOMA MENSAJERA A TENER EN CUENTA A LA HORA DE APLICAR EL BAREMO DEL ESTÁNDAR INTERNACIONAL

 Los estudios y acuerdos que regularmente han hecho evolucionar el estándar internacional, y que nos permiten disponer del baremo que manejamos en la actualidad, son el fruto de la mejora constante que a través de las diferentes Comisiones especializadas de la Federación Colombófila Internacional, han venido mejorando con sus acuerdos y normas, el espíritu de progreso de la colombofilia como deporte alado regulado a través tanto del sport como del estándar que potencian sus capacidades y mejoran permanentemente sus condiciones y en consecuencia, su eficacia.

Sobre ese baremo establecido, cabe señalar algunas observaciones y características en la que nos vamos fijando con la práctica y la observación sobre la anatomía de la paloma mensajera, basado siempre en ese baremo señalado de evaluación establecido y aceptado que antes se señalaba, donde se distinguen algunos aspectos que se exponen a continuación como parte de ese criterio que se va formando respecto a la naturaleza de la paloma mensajera y sus estructuras funcionales, y que nos ayudan a fijarnos en todas las cualidades de la misma, facilitándonos alcanzar un mejor criterio a la hora de obtener esa técnica que nos lleva a aplicar una mejor evaluación.

Las proporciones armoniosas y su representación estética, determinan aquellos fundamentos que sustentan las valoraciones del arquetipo ideal de la paloma mensajera.

1.- Impresión general, cabeza, ojo y expresión

8 / 8,25 / 8,50 / 8,75 / 9

 -La observación de la paloma mensajera debe hacerse de manera global, como una unidad en su conjunto, primero se hace a la vista y seguidamente con la lectura a través de las manos. Su tamaño, su porte, su actitud, su temperamento y su armonía en conjunto dan paso a la apreciación de la calidad de su plumaje, su peso, la solidez de su cuerpo en conjunto, su tamaño y tipo, su armonía anatómica entre todas sus estructuras y su equilibrio, simetría y flexibilidad.  

-La inteligencia y el espíritu luchador o mordiente como cualidades solo se pueden adivinar o detectar a través de la expresión facial, signos prometedores que además alcanzan la vitalidad y la condición general y que reclama toda la concentración en su examen.

-La paloma mensajera, lleva en su equipaje genético los valores concentrados de sus ascendientes y los suyos propios, como un tesoro de gran rentabilidad deportiva. Su porte y estética aportan señales de ello que debemos recoger en las primeras impresiones de su análisis.

-La paloma mensajera posee un esqueleto vertebrado con cráneo que se mantiene en posición sobre las extremidades posteriores, las anteriores están adaptadas en alas para realizar la función del vuelo sobre el que se sustenta su rendimiento como atleta del espacio, junto a otras cualidades. Las alas presentan una estructura similar. Toda la estética que desprende ese conjunto como unidad, con su cuerpo recubierto de plumas, sus carúnculas y su pico entran en este apartado de impresión general, cabeza, ojo y expresión.

-Los ojos deben estar bien centrados, situados en la parte media y más alta del cuello. Están contorneados por una piel no demasiado desarrollada, de color blanco o algo rosado.

-Tiene un sistema locomotor, que comprende la parte ósea y muscular.

-Tiene longitud y flexibilidad del cuello y en su conjunto su cuerpo aerodinámico con una clara adaptación al vuelo y su piel, como antes se señalaba, recubierta de diferentes modelos de plumas, asimismo posee una gran capacidad visual.

La potenciación de las capacidades de la paloma mensajera fortalece su eficacia deportiva.

2.- Osamenta general, estructura y horquilla posterior

8 / 8,25 / 8,50 / 8,75 / 9

 -Al coger la paloma de la jaula, ella tiene que sentir que se hace con afecto y delicadeza, para obtener su colaboración mientras se evalúan sus cualidades a través del baremo establecido.

-Tiene modificación en los miembros para realizar el vuelo y la locomoción.

-Los hombros deben presentarse fuertes y prominentes.

-El brazo comprende al húmero y el antebrazo al cúbito y al radio, en el recubrimiento de músculos sobre el radio se asientan las plumas remeras secundarias.

-Tiene ligereza en los huesos y presencia de cavidades.

-Tiene la columna conectada con la pelvis.

-Tiene el esternón o hueso del pecho grande y sobresale hacia atrás sobre las costillas, el mismo protege el abdomen y proporciona una gran superficie para la sujeción de los músculos de las alas. La base anatómica de la quilla es el esternón, siendo la distancia mínima desde su extremo posterior a la horquilla posterior o cinturón pelviano, este cinturón pelviano es la base anatómica  de la horquilla posterior.

-Tiene las costillas limitando el cuerpo y consisten en dos piezas de hueso que se reúnen en ángulo en la mitad de su longitud. 

-La cintura escapular abarca la escápula, coracoides y clavícula.

-El muslo comprende al fémur, en la pata se encuentra la tibia y el peroné y en el pie concurren los tarsos, metatarsos y cuatro dedos con uñas.

-Tiene un aparato respiratorio muy bien diseñado para sostener su sistema pulmonar bien desarrollado y unas estructuras respiratorias de sacos aéreos o sacos de aire.

-Los sacos aéreos o sacos de aire, de gran tamaño y formados por paredes delicadas, están colocados entre las vísceras y los huesos internos formando una prolongación del sistema bronquio-pulmonar.  Son grandes y delgados y se extienden por la parte superior de la cavidad torácica, comunicando con los pulmones y auxiliando así la respiración, son nueve en total, cuatro parejas y uno aislado.El saco aislado está colocado entre dos huecos del cuello, de la pechuga a clavículas y por eso se llama de aire inter clavicular (1). El resto son; sacos de aire abdominales(2), sacos torácicos posteriores(2), sacos torácicos anteriores(2) y sacos cervicales(2), los más pequeños, los sacos aéreos son independientes unos de otros.

 -Tiene la cola o vertebra caudal con huesos que terminan en el pigostilo, el mismo es la base de inserción de las plumas rectrices.

La proporción del conjunto ayuda a ponderar la unidad y la armonía del cuerpo de la paloma mensajera.

 3.- Espalda y rabadilla

17 / 17,25 / 17,50 / 17,75 / 18 / 18,25 / 18,50 / 18,75 / 19

 -La espalda alcanza en su superficie con firmeza desde los hombros hasta la dirección que le lleva hacia la cola, contando con los riñones y la rabadilla.

-La firmeza del hombro nos da impresiones sobre la característica indispensable de la solidez de la cintura torácica.

4.- Equilibrio y musculatura

27 / 27,25 / 27,50 / 27,75 / 28 / 28,25 / 28,50 / 28,75 / 29

 -El equilibrio de la paloma mensajera es la consecuencia de varios factores en completa sintonía; de su esqueleto bien construido con una buena arquitectura, de sus patas bien plantadas para sustentar ese sólido edificio y de la flexibilidad de su musculatura que mueve todo ese entramado con firmeza y armonía de manera aerodinámica. Ya la paloma sostenida en las manos, debe aportar sensaciones de equilibrio como consecuencia de la proporcionalidad que aporta todas las partes del cuerpo aerodinámico en su conjunto.

-Los músculos deben de ser dóciles y flexibles permitiendo revelar algunas cualidades deportivas.

-Las puntas de los dedos, mientras leen la anatomía de la paloma en contacto con la piel y el espesor de la carne de su cuerpo, van descubriendo y rastreando  sus músculos y las posiciones que éstos ocupan.

-Parece razonable pensar, a la luz de los resultados, que la calidad de los músculos en las hembras suele ser mejor que en los machos, debido a la elasticidad de los mismos que les permite poseer un extra en la competición.

La técnica de aplicación del estándar internacional nos posibilita alcanzar con mejor criterio para aplicar una mejor evaluación de las cualidades físicas de la paloma mensajera.

5.- Ala, cola y calidad de pluma

27 / 27,25 / 27,50 / 27,75 / 28 / 28,25 / 28,50 / 28,75 / 29

 -En su imagen de conjunto, la paloma mensajera debe tener en primer lugar su envergadura proporcional en todas sus partes, a su tamaño. Su plumaje debe ser sedoso al tacto, abundante, de sólidas características y estéticamente compacto.

-El plumaje tiene las funciones de protección mecánica y térmica del cuerpo para relacionarse entre el medio ambiente externo, la acción de volar y la reducción de fricción en ese tránsito. Las tectrices o plumas de cobertura, se superponen con suavidad en unas sobre otras. Las rectrices como se señalaba más arriba, se sitúan en la última vértebra de la cola, tienen su base de inserción en el pigostilo.

La paloma mensajera tiene su envergadura proporcional en todas sus partes, relacionada a su tamaño total, a su conjunto como unidad.

-La elasticidad y el brillo de las alas se presentan invariables, el ala debe presentar sus músculos flexibles.

-Las remigias primarias son las más fuertes del ala. Las dos alas deben tener un número igual de diez de ellas.

-La tras ala se presentará bien cerrada.

-La cola tiene la función de timón estabilizador, debiendo ser lo más firme posible, además de tener gran movilidad, que posibiliten con armonía tanto el despegue como el aterrizaje. Debe estar plegada sobre sí misma, dando la impresión de estar formado por una sola pluma, sobresaliendo un poco sobre la punta de las alas.

-En la pluma, el cálamo o cañón es el asta hueca que se inserta en la piel. El mismo da paso al raquis del que salen las barbas laterales. Tiene las plumas diferentes tipos; de revestimientos, rémiges que sirven para el vuelo, rectrices o timoneras que se encuentran situadas en la cola y ayudan a regular la dirección del vuelo, las cobertoras, tanto las que recubren el cuerpo como las que cubren las zonas del oído y el plumón cuya textura es más espesa.

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 La representación estética y sus proporciones armoniosas, en la paloma mensajera

Linajes en evolución, la proyección de los mejores valores posibles

Las leyes de la herencia imponen sus reglas de infinita complejidad

LINAJES EN EVOLUCIÓN, LA PROYECCIÓN DE LOS MEJORES VALORES POSIBLES

Para alcanzar buenos objetivos se necesita disponer de buenas palomas reproductoras cuyas ascendencias tengan la mayor información posible en su genealogía, con un metabolismo en buenas condiciones y una salud resplandeciente. Con amplia información y el mejor criterio es más fácil alcanzar un mayor acierto, en el que las preferencias de cada colombófilo se encaminan a distinguir a aquellos ejemplares que tiene o que desea conseguir, para ser acreedores de pasar a formar parte del cuadro reproductor. Así se fija la atención en no encontrar rasgos de degeneración visible, en cuál es su comportamiento tanto individual como en grupo, en su vitalidad manifiesta, en su mordiente y en su disposición para realizar con facilidad distancias determinadas en aquellas modalidades que se desee competir, la información de su vida deportiva como la de sus ascendientes nos facilitan tales conocimientos.

La calidad de los últimos cultivos, los pichones de la última generación, marcan así el valor de una familia o linaje teniendo en consideración lo antes expuesto, la mano del colombicultor debe actuar constantemente y fijarse en los temas de la herencia con sus espacios desconocidos y las incógnitas y complejidad que conllevan, teniendo claro que no existen fórmulas para acertar constantemente en la elección de un cuadro reproductor, tanto en su conjunto como en su individualidad.

La herencia de cada paloma mensajera se conecta mágicamente con ese árbol genealógico que sustenta sus valores más preciados.

La experimentación constante con palomas mensajeras de buen origen, de buena salud, de buena conformación y de buena información sobre su genealogía con los caracteres hereditarios visibles y de su vida deportiva contrastada, abren expectativas a las leyes de la herencia que con sus grandes misterios impondrán, en cada actuación, sus reglas de infinita complejidad. Con un buen bagaje hereditario de clase y valor, harán posible que afloren y se pongan de manifiesto la excelencia del sentido de la orientación, indispensable en una paloma mensajera y base de la colombofilia, y las demás cualidades que harán posible, de la mano del colombófilo sensato, que se convierta en un deportista de élite, en un atleta del espacio.

LOS PUNTOS DE PARTIDA, LAS COLONIAS BÁSICAS Y LA EVOLUCIÓN CONSTANTE

 Así han evolucionado los grandes nombres que sustentan el mundo de la colombofilia desde sus inicios, tales como Ulens, Grooters, Wegge, Hansenne, Beekman, Delombaerde, Benoot, Van Schingens, Vekemans, Bricoux, Stassart, Sion, Janssens, Delbar, Devriendt, VanderEspt, Stichelbauts, o Commine, entre otros tantos, colonias básicas que fueron dando paso a nuevas familias con nuevos nombres que han llegado hasta nuestros días y de las que se abastecen los colombófilos actuales. La depuración que año tras año se va ejerciendo a través de las pruebas de competición y el mejor acierto posible en la elección de los cuadros reproductores basados en sólidos criterios, hacen evolucionar a la paloma mensajera como un completo atleta del espacio.

Cada linaje definido brilla con luz propia en el firmamento colombófilo recibiendo el reconocimiento y consideración colectiva a ese patrimonio que se aporta.

Cada generación de colombófilos debe aportar nuevas páginas al progreso de la colombofilia y en consecuencia a la mejora de la paloma mensajera, que la vemos evolucionar cada día alcanzando nuevos retos y a mayor velocidad, todos estamos comprometidos con ese empuje que se precisa en el mundo de la evolución que los nuevos linajes atesoran en sus últimos descendientes y de las que los precursores estarían orgullosos.

El testimonio y la manera de proceder de cada generación, sus aciertos y errores han venido construyendo con rigor, lo que hoy atesoramos en esa síntesis de la evolución de la colombofilia que se ha extendido por todo el mundo, con un modelo organizativo que afina sus sentidos con un potencial que abre puertas cada día y hace que surjan nuevas estrellas en el firmamento colombófilo. Los medios de comunicación de los que hoy disponemos posibilitan acceder a un mayor conocimiento para compartir, una mayor información, un mayor reconocimiento y un mejor entramado social a nivel mundial que elimina fronteras y abre nuevos espacios con una mejor concepción del deporte y sus nuevos protagonistas.

LA MAGIA DE LA HERENCIA Y LA POTENCIACIÓN DE LAS CUALIDADES INNATAS DE LA PALOMA MENSAJERA

 La herencia de cada paloma mensajera se conecta mágicamente con ese árbol genealógico que sustenta sus valores más preciados y en cada estirpe bien definida, se manifiesta en el transcurso de su vida deportiva. El colombófilo responsable sabe de sus cualidades innatas, del valioso sentido de la orientación, de sus aptitudes y predisposición para desarrollar grandes carreras, de sus capacidades para sorprender en cada concurso y procura estimular y educar certeramente a los miembros de su equipo de vuelo eligiendo el método idóneo de acuerdo a su naturaleza y origen.

Cada generación de palomas mensajeras testimonian sus aciertos, confluyendo en la síntesis de la evolución del mundo de la colombofilia.

La regularidad en el trabajo, la constancia, la dedicación, la paciencia y el saber tomar decisiones, entre otras cualidades necesarias, han hecho posible que tantas familias de palomas de reconocido prestigio, hayan encontrado una definición y una personalidad que le han llevado a brillar con luz propia en el firmamento colombófilo, alcanzando para sus inspiradores y creadores, la perennidad de vincular sus apellidos a ellas, y que en consecuencia, en cada época suben por méritos propios a lo más alto de la consideración colectiva.

Abriendo horizontes, multiplicando las calidades, sumamos prosperidad dentro de esa jerarquía de valores que la colombofilia posee, distinguiendo las experiencias que merecen la pena atesorar y compartir. Arte, inspiración, especialización, audacia y talento, han venido definiendo a grosso modo el trabajo de los colombófilos históricos a los que les profesamos la mayor de las admiraciones. Sus aportaciones van vinculadas al progreso que disfrutamos y reclaman nuevas aportaciones constantemente que mantengan esa velocidad de crucero en la buena dirección.

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 Linajes en evolución, la proyección de los mejores valores posibles

Herencia, transmisión, vitalidad y condición general

 Posibilitan acercarse a la selección con éxito 

HERENCIA, TRANSMISIÓN, VITALIDAD Y CONDICIÓN GENERAL 

En las familias que pueblan los palomares de los colombófilos que se van forjando con el tiempo a través de un trabajo riguroso en una estirpe reconocible, suman, para su estudio, los ciclos de transmisión de las distintas cualidades que influencian las capacidades de cada paloma mensajera que representa la identidad de ese grupo y su herencia genética y de vitalidad que se vincula a la selección que aporta mejoras a esa estirpe a través de cada generación.

Encontramos, con toda la información sobre la misma, las valoraciones que se van estudiando cuando se tienen en cuenta los datos que atesoramos de los antepasados que han forjado esa determinada saga, la anotación de sus cualidades morfológicas, sus épicas hazañas con su calidad deportiva en progreso, su estética, las señales sobre los rasgos del carácter en la transmisión de cualidades y que de manera ordenada pongamos todo ello sobre la mesa siguiendo la pista de su árbol genealógico, y de todas aquellas ramas de los ascendientes que como progenitores participantes constituyen la mejor información que se plasmará meticulosamente en la confección de la filiación de cada paloma mensajera del cultivo elegido. Toda una concentración de caracteres que sirven, reflejados, de orientación, con necesidad de revisión en cada momento, para formar con ciertas garantías los cuadros reproductores y los equipos de vuelo de cada temporada. Fijarnos continuamente en los mejores y más aptos ejemplares de los que atesoran la mejor concentración de genes que definen el conjunto de la familia, y que junto a las cualidades físicas visibles den muestra en su comportamiento de su inteligencia y su tenacidad, nos reportará ventajas en dicho cometido.

RASGOS, CONEXIONES E INFLUENCIAS

Entre los rasgos de esos caracteres existen conexiones entre aspectos amplios sobre la vitalidad, el suministro sanguíneo y la condición general, sin duda un  signo revelador de los que hay que tomar nota en cada momento, como antes señalábamos, con la mejor atención posible, por su influencia en el estado de forma y rendimiento y que abre la puerta a dimensiones vinculadas a los esfuerzos de la competición.

La herencia genética, la condición y aspecto general, aportan una visión que nos señala la calidad de la paloma mensajera como una extraordinaria atleta del espacio

El valor intrínseco de cada atleta del espacio y la experiencia del colombófilo preparador ponen de manifiesto en una temporada llena de concursos, si aflora con resolución la clase, la nobleza y el amor a su palomar junto al afecto que se les profesa y que deben de notar y que forman parte de una estrecha relación donde un trabajo bien hecho que emana desde criterios sólidos relacionados con la elección del tipo de paloma que se elige, de la especialización que se persiga, de la herencia genética que la estirpe posea, de su transmisión manifestada en cualidades diversas y de su condición general como el marco ideal para cada atleta del espacio se encuentran en el buen camino. Todas estas aportaciones de cada colombófilo que eleva al progreso y avance de la colombofilia en general, hacen posible la formación de un patrimonio colectivo de interesantes prestaciones.

ESTADOS ESPECIALES DE LA CALIDAD DEPORTIVA

La mano del colombófilo preparador sobre los ejemplares elegidos para formar el equipo de vuelo, con el estudio previo de las cualidades que posee en conjunto su estirpe, se encamina hacia ese concepto que manejamos y que hace referencia al estado de forma. Un estado especial que hay que alcanzar estudiando el plan de vuelos a desarrollar, el tiempo que duran las pruebas desde el punto de vista deportivo, los necesarios descansos que se precisan y ese objetivo irrenunciable de alcanzar la potencia que a través de un dosificado y metódico entrenamiento, lleven su dirección hacia el mejor objetivo posible.

La expresión facial nos ayuda a detectar la inteligencia y capacidades deportivas que dimensionan posibles esfuerzos

Entra en lo razonable que al ejercitarse esa actividad muscular ordenada, la sangre elimine aquello que perjudica a los músculos y su elasticidad, entendiéndose que un excelente sistema de flujo sanguíneo va vinculado a la mejor vitalidad que desemboca en la mejora de esa forma a la que hacíamos referencia, aumentando la calidad deportiva.

Todos los órganos de este atleta del espacio objeto de nuestra atención, deben tener un exquisito funcionamiento cuya orientación viene dada en la adecuada sintonía de las operaciones digestivas e intestinales, donde el organismo equilibrado necesita alimentos que se ajusten a la mejor capacidad de digerir en cantidades concretas y que se comprueban sus efectos a través de la presentación de los excrementos que señalan y aportan datos que se pueden rastrear sobre ese ideal funcionamiento que se señala y que se acerca al equilibrio que abre la puerta a un esfuerzo menor en vuelo, en definitiva de un menor desgaste en sus actuaciones con el acompañamiento de todos su órganos en perfecta armonía y con una magnífica respiración y una regulación acorde de su temperatura media.

EJEMPLARES CON ORIGEN DEFINIDO PARA CADA OCASIÓN

En la actualidad estamos en disposición de conseguir palomas mensajeras de gran calidad que se ofertan de manera razonable  y que están al alcance de los aficionados a través de subastas como las que cada año aportan los numerosos Derbis, las federaciones, los Clubes, las empresas especializadas y los colombófilos más destacados del momento, todo ese interesante escaparate constituye un importante elemento de apoyo a la hora de crear una familia propia o a mejorar la que ya se posee, donde la calidad contrastada de la paloma mensajera y la información sobre su genealogía permiten poner de manifiesto las aspiraciones de cada colombófilo sobre los fines que persigue, teniendo en cuenta los valores que definen la herencia.

La paloma mensajera lleva en su equipaje genético, los valores concentrados de sus ascendientes y los suyos propios, como un tesoro de gran rentabilidad deportiva que se manifiesta en cada momento

Todo se relaciona con la selección cuando los criterios bien formados ayudan a desentrañar aquellas cuestiones a las que hay que hacer frente y que son parte importante de los pilares que sustentan la creación, el sostenimiento y la prosperidad de una estirpe bien formada que transmita en el mayor grado posible de buenos valores donde el manejo ocasional de la consanguinidad esté avalado por razonados cruzamientos. Todo trabajo relacionado con lo expuesto, que se encuentra bien desarrollado contribuye a la mejora de esta raza excepcional como es la paloma mensajera, un verdadero atleta del espacio que precisa de la colaboración estrecha de un especializado colombófilo.

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 Herencia, transmisión, vitalidad y condición general

La naturaleza de la paloma mensajera y su comportamiento

Las importantes materias que precisan de constancia, dedicación y paciencia por parte del colombófilo

 LA NATURALEZA DE LA PALOMA MENSAJERA Y SU COMPORTAMIENTO

Practicar la colombofilia diariamente precisa de una dedicación encaminada a adquirir conocimientos que abarcan algunos aspectos que con los ingredientes de la constancia, dedicación, observación y paciencia aplicados a la misma, permiten conocer lo mejor posible la naturaleza de la paloma mensajera y su comportamiento y abren puertas al conocimiento sobre diversas materias, tales como los criterios para realizar la selección morfológica, la mejor elección posible sobre la formación del cuadro reproductor, la confección del equipo de vuelo para participar en las competiciones y su adecuada preparación, la alimentación especializada según las épocas del año y según la disponibilidad de granos y sus principios nutritivos, la higiene en todas las instalaciones del palomar, el tratamiento de las enfermedades y su identificación, su prevención, vacunaciones y dosificación de los tratamientos vitamínicos, todo un estudio cotidiano del que se debe de tomar notas que permitan contrastar a través de las estadísticas, el mejor resultado posible en cada momento.

El tipo, la belleza y mejora se armonizan en la paloma mensajera, con una reconocida estética que contribuye a definir su personalidad e identidad

La creación de las estirpes en diferentes países, el imprimirles una identidad de acuerdo a sus aptitudes, el manejo de la consanguinidad o la fijación de caracteres por citar el gran trabajo encaminado a hacer prosperar y construir un arquetipo ideal con su bella morfología derivada de los esfuerzos a través de generaciones, la capacidad y el rendimiento en su vida deportiva, vienen dando sus frutos imprimiendo caracteres hereditarios en los más sobresalientes atletas y disponiendo de los mejores valores que alcanzan lo fisiológico, lo psicológico y lo patológico y apuntan a la contribución de la depuración de una familia en cada generación. Todo ello forma esos perfiles que definen a la paloma mensajera, la genética que atesora y su extraordinaria naturaleza.

FACTORES NECESARIOS PARA EL PROGRESO

 Los resultados que vemos cada año y los logros deportivos que se ofrecen en los países punteros en el deporte alado nos van mostrando las nuevas necesidades que demandan eficacia de gran nivel, conquistando mayores distancias en las diferentes orografías y climas, y la mejor velocidad, resistencia y solvencia para resolverlas. Todas estas importantes cuestiones y consideraciones hicieron posible en su momento la creación del estándar internacional, cuya aplicación y baremo ayudan a fijar la atención en los ejemplares que presentan la mejor constitución atlética íntimamente ligado con la selección y depuración a través de los grandes esfuerzos que exige el mundo de la competición y que refuerzan asimismo los cuadros reproductores de cada colonia alada. Tipo, belleza y mejora de las condiciones atléticas van enlazadas en completa armonía con una reconocida estética.

La buena alimentación y el ejercicio físico diseñado para cada reto, producen un reconocible bienestar y estado de ánimo adecuado que favorece el rendimiento deportivo de este atleta del espacio

 EQUILIBRIOS NECESARIOS Y LA MEJOR SALUD POSIBLE

 La salud es el tema de máxima importancia que hace posible todo lo referente a que la paloma mensajera alcance la mejor condición, alegría y puesta en forma para participar en cualquier competición y que está vinculada sin duda, al mejor equilibrio hormonal del que se disponga. La salud es un estado completo de bienestar físico cuya responsabilidad recae en mayor medida en el colombófilo y la metodología elegida y todo lo relacionado con cualquier aspecto que ayude a ganar salud y contribuya a elevar los niveles adecuados de eficacia funcional o metabólica de su organismo tiene que ser tratados con el rigor que se precise, investigando y aplicando en todo momento, las iniciativas razonadas y debidamente contrastas.

La higiene en las instalaciones del palomar se aplica metódicamente como un elemento imprescindible que contribuye, entre otras medidas, al mantenimiento de todo aquello que a la salud se refiere, como son los diversos factores que puedan ejercer efectos nocivos sobre tal condición. Su vigilancia y mantenimiento vienen a ser un soporte para garantizar una dinámica sin sobresaltos. Todas éstas las cuestiones, enlazadas entre sí, ayudan a ganar en definitiva la mejor salud posible.

El necesario descanso produce, tras un entrenamiento bien dirigido, una mejora en el rendimiento corporal de un atleta especializado en el vuelo como es la paloma mensajera

ALIMENTACIÓN, EJERCICIO FÍSICO Y DESCANSO

 La alimentación adaptada a las necesidades de la paloma mensajera es uno de los principales factores que influyen en la salud, puesto que ésta se consigue en mayor medida a través de una dieta equilibrada de sana nutrición, con idóneos complementos alimenticios y hábitos saludables que el colombófilo debe controlar en cada momento. Las vitaminas por ejemplo ayudan a cubrir alguna carencia y complementan un equilibrio en mejor armonía, con un uso acertado y riguroso, una aportación adecuada en caso de crecimiento, en el transcurso de las competencias, durante la época de cría, la muda o la salida de cualquier episodio de enfermedad. Las mezclas versátiles de fácil digestión altamente energéticas de variados granos de calidad suprema, de las que actualmente se disponen en el mercado, elaboradas por diferentes firmas comerciales con un equilibrio ideal de nutrientes para cada época, vienen cumpliendo en su composición y gracias a la continua labor de investigación e innovación científica, de unas directrices de calidad contrastada para garantizar la calidad de vida de la paloma mensajera, preservando en mejores condiciones su organismo y la obtención de un máximo rendimiento en el desarrollo de su vida deportiva en esta colombofilia en constante progreso.

El indispensable ejercicio físico, con la buena alimentación que antes se señalaba, produce un bienestar y mejora no solo en ese aspecto físico, con el mejoramiento de la capacidad atlética y en consecuencia de sus habilidades, sino en el estado de ánimo necesario en este atleta del espacio para afrontar retos deportivos con las mejores garantías, practicándose con mesura y orden y con un estudiado plan de entrenamiento, según los planes de vuelo que hay que afrontar anualmente.

Como complemento a todo ello, señalemos el necesario descanso para que se produzca en el cuerpo de esta maravillosa atleta del espacio, las diferentes adaptaciones que aporta la actividad física bien dirigida, y que produzca finalmente mejoras en el rendimiento corporal.

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 La naturaleza de la paloma mensajera y su comportamiento

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies