La Palma, en plena actividad del volcán de Cumbre Vieja, su delicada situación y su valiosa colombofilia

Sus características climatológicas, geográficas y geológicas

LA PALMA, EN PLENA ACTIVIDAD DEL VOLCÁN DE CUMBRE VIEJA, SU DELICADA SITUACIÓN Y SU VALIOSA COLOMBOFILIA

Conocida como la zona de la Macaronesia, de la que formamos parte geográficamente, donde se encuentran los archipiélagos atlánticos de las Azores, Madeira, Salvajes, Canarias y Cabo Verde, así como desde el punto de vista biogeográfico de una pequeña franja de la costa continental de África occidental situada frente a Canarias, nos muestran un tipo determinado de naturaleza, donde la cantidad de erupciones volcánicas sucedidas a través de los tiempos, vienen a señalar una explicación del proceso por el que la isla de La Palma atraviesa en estos momentos una delicada situación, debido precisamente a ese origen volcánico que hizo posible gradualmente su nacimiento como Isla.

El volcán aparecido en la zona de Cumbre Vieja, en la isla de La Palma, nos recuerda que la naturaleza tiene sus determinados comportamientos, como en este caso, en zonas nacidas con estas características geológicas.

En el caso de Canarias los geólogos parecen aceptar que la edad de nuestras islas, de origen exclusivamente volcánico, se encuentra entre los valores de 35 a 40 millones de años. Poseemos en consecuencia, distintas características climatológicas, geográficas y geológicas que han influido en los capítulos de la flora y la fauna de los archipiélagos y en la historia, población y economía de los diferentes conjuntos insulares y en el intercambio de sus relaciones insulares y continentales.

Nuestro clima se relaciona con la influencia de varios factores, tales como la latitud geográfica y las características de los vientos y corrientes oceánicas que nos rodean. La consecuencia de la privilegiada situación de éstos archipiélagos y sobre todo del nuestro, es que han sido a través del tiempo escala obligada de las rutas comerciales entre Europa y América y aquí cabe señalar el paso, en su día, de Cristóbal Colón hacia las tierras americanas.

Sede actual del Centro Colombófilo de Santa Cruz de La Palma, en su domicilio social de la Avenida del Puente, nº 56 de la capital palmera, entidad fundada el 8 de agosto de 1932

LA ISLA DE LA PALMA 

La isla de la Palma, la antigua Benahoare, es como el resto de las Islas Canarias; Tenerife, La Gomera, El Hierro, Gran Canaria, Fuerteventura, Lanzarote y La Graciosa, una isla singular de gran belleza, su génesis fue independiente de los continentes, formándose desde las profundidades del Océano Atlántico y así, volcán tras volcán logró aflorar desde los más profundos fondos marinos, hasta el nivel del mar y superar y alcanzar las dimensiones de altura que hoy forman su fisonomía e identidad paisajística.

Como consecuencia y tal como señalé anteriormente, la mayor parte de su vegetación es singular guardando características que la hacen poseedora de endemismos propios. Bosques de pinares, Monteverde y Laurisilva dan fe de ello. En medio de esa naturaleza volcánica contrastada, se encuadra la actividad que en éstos días concentra la atención mundial sobre el volcán activo, nacido en la zona de la Isla conocida como Cumbre Vieja y que ha desatado, por la situación de su nacimiento, unas consecuencias imprevisibles particularmente para la población de la zona, afectando gravemente a viviendas, infraestructuras, plantaciones y ganados en medio de una intensa capa de cenizas que sobre la geografía insular recuerda a todos, cada momento, que no se sabe con certeza el final de este fenómeno de la naturaleza y como se afrontarán, con posterioridad, el impacto de sus consecuencias.

Antigua sede social del Grupo Colombófilo de Santa Cruz de La Palma, en la calle Doctor Santos Abreu, nº 15 de Santa Cruz de La Palma, entidad fundada el 8 de octubre de 1962. Hoy trasladado a otra zona de la capital con otra denominación.

LA COLOMBOFILIA EN LA ISLA 

En medio de ésta situación que ha provocado la solidaridad de todo el mundo para ayudar a tantas familias afectadas, se encuentran los colombófilos que ven con preocupación lo que este fenómeno volcánico viene ocasionando con su comportamiento y del que nadie está libre. A ellos, al igual que al resto de los palmeros que forman un pueblo de gran personalidad  y que vienen dejando su profunda huella allí por donde han pasado en cualquier parte del mundo, les va mucho en juego.

En esta maravillosa Isla, los antecedentes de la práctica de la colombofilia se remontan a principios del siglo XX, donde ya aparecían por ese entonces, algunos colombófilos que estaban vinculados a la Sociedad Colombófila de Gran Canaria, la única Sociedad existente entonces desde el año 1900 en Canarias.

Sede social del Club Colombófilo Valle de Aridane, en la calle Pedro Miguel Hernández Camacho, nº 45 de Los Llanos de Aridane, iniciando sus actividades en el mes de diciembre de 1982. En ésta zona de la isla, con anterioridad se había fundado en 1946, la Sociedad Colombófila de Tazacorte, hoy ya desaparecida.

Los datos sobre tales inicios que figuran registrados en los archivos de la Real Federación Colombófila Española, señalan la primera entidad formada en la isla para la práctica de la colombofilia, la Sociedad Colombófila de La Palma, que fue fundada en Santa Cruz de La Palma en 1904 y cuyo primer presidente fue Enrique Escudero. A partir de esa fecha y a medida que la población crecía y prosperaba aparecían nuevas Sociedades en diferentes localidades, unas se extinguían y otras surgían dando como consecuencia la actual afición con la que cuenta la isla, poseedora de una sólida tradición y formación especializada que les confiere un lugar destacado en el universo de la colombofilia española.

El interesante libro de Francisco J. Antequera Amor publicado en abril de 2003 por el Cabildo Insular de La Palma y el Centro de la Cultura Popular Canaria, donde narra escenas históricas de la colombofilia en La Palma y abundante documentación fotográfica.

Por los momentos por los que estamos pasando, vaya este abrazo para toda la población de la isla de La Palma en general y a los colombófilos de la misma en particular. Hoy, mañana y siempre, todos con La Palma. 

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 La Palma, en plena actividad del volcán de cumbre vieja, su delicada situación y su valiosa colombofilia

 

El plumaje, los colores y el vestido para volar

 La genética de los colores y sus atractivos dibujos

EL PLUMAJE, LOS COLORES Y EL VESTIDO PARA VOLAR

Una gran mayoría de los colombófilos de cualquier parte del mundo tiene entre sus gustos, en referencia al vestido que portan nuestras atletas del espacio, una opinión sobre los colores que el plumaje, tanto de manera individual o colectiva de cada linaje, vienen a darle algunos factores de imagen que derivan asimismo de la genética y que según los estudios disponibles tienen su origen en tres colores cuyos pigmentos indicadores establecen una base donde se sustentan el negro, el rojo y el marrón y que se vinculan también al sexo.

Como materia científica, el estudio del plumaje, sus diferentes colores, las plumas que los componen y la función de protección térmica y mecánica, constituye una materia de gran interés que nos acerca a una parte de ese conjunto de conocimientos necesarios para interesarnos por nuestro atleta del espacio.

Dentro de los colores el más frecuente es el grupo del pigmento negro, sin duda el más común y clásico, con un gran porcentaje sobre los otros ya citados, como el rojo y el marrón, todos ampliados en presentaciones ligados al sexo como recesivos o dominantes, entre otros factores descriptivos que se presentan en este escenario. Sobre esta base descrita de las pigmentaciones navegan los dibujos a los que se le han dotado de claras definiciones para entendernos en un lenguaje aceptado por todos. Sus alas los portan como marcas reconocibles y también entran en escena a través de dos genes responsables de los mismos, así en las diferentes generaciones de una familia se puede observar además que en una pareja, tanto en el macho como en la hembra, ambos poseedores de unos determinados dibujos, traen en su bagaje genético, el ser portadores de otros diferentes.

Los colores, cuyos pigmentos indicadores establecen una base donde se sustenta el negro, el rojo y el marrón se vinculan también al sexo, el blanco se presenta con ausencia absoluta de esa pigmentación.

EL PLUMAJE Y SUS FUNCIONES PRINCIPALES

En el plumaje general que lo forman plumas de diferentes diseños y funciones como de revestimiento de la piel superponiéndose unas a otras, encontramos las rémiges o remeras que permiten el vuelo y que se instalan sobre el antebrazo y mano, rectrices o timoneras situadas en la cola para cumplir la misión de regular la dirección del vuelo, las cobertoras que se distribuyen por la cartografía del cuerpo, las coberteras auriculares instaladas en las zonas del oído y el plumón que se encuentra en la parte inferior del cuerpo, teniendo la mayor densidad y suavidad posible cumpliendo misiones diversas entre las que se encuentran la conservación del color y la capacidad de flotar en el agua aumentando el volumen sin aumentar el peso y esto se observa cuando se le ve bañarse alegremente. Sobre este plumaje descrito que viste la paloma mensajera, formando una consistente malla sin huecos, con una elasticidad propia de cada pluma, se reflejan los colores que son depositarios en esos tipos diferentes de plumas.

Los colores también representan factores hereditarios en la paloma mensajera, combinaciones de zonas pigmentadas y zonas sin pigmentar, dibujos con diferentes presentaciones, depositarios todos en diferentes tipos de plumas y sus estructuras.

ACTUALIZAR PERMANENTEMENTE ASPECTOS TÉCNICOS E INVESTIGADORES

Entre los objetivos que se precisan para manejar tantos factores que los colombófilos contemplan como favorables para el desarrollo de sus capacidades, en cuanto a aspectos técnicos e investigadores que deben estar permanentemente revisados y actualizados, entran los relacionados con el plumaje, los colores y el vestido para volar, dentro de ese sistema tegumentario que alcanzan a la piel y a las plumas fundamentalmente y que nos señala además, como función importante, la conservación del calor, como ya señalamos anteriormente, dentro de esas funciones de protección térmica y mecánica, en su exposición al medio ambiente por donde transita y ya en la función del vuelo, teniendo la menor fricción posible.

Los pigmentos negros con su fuente de coloración de melanina y los rojos con su pigmento llamado isabelino, intervienen en la producción de determinados colores, tonos y matices que constituyen la riqueza pigmentaria dentro de la constitución biológica. 

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 El plumaje, los colores y el vestido para volar

Las nuevas generaciones, las esperadas promesas y la síntesis de su evolución

Abriéndose camino con claridad hacia la maravillosa vida 

LAS NUEVAS GENERACIONES, LAS ESPERADAS PROMESAS Y LA SÍNTESIS DE SU EVOLUCIÓN 

Para crear el futuro de manera realista en el palomar, se valoran aspectos en una serie de palomas de la familia que se posee, sustentados en los conocimientos que de ellas se tienen, de su adecuada idoneidad donde machos y hembras posean valía contrastada y constitución armónica y además en esos fundamentos biológicos que circunscriben el ámbito de la reproducción, creando el mejor escenario posible donde las células germinales que las leyes de la naturaleza determinan en cada momento, se abran paso con claridad y contundencia hacia la maravillosa vida que perpetua continuamente el linaje que ocupa nuestra atención.

La postura, una vez formado el huevo y eclosionado en el nidal, trae consigo el mejor de los equipajes con la herencia y vitalidad que la naturaleza concede

El apareamiento a partir de una familia en la que se deposita toda la confianza, se diseña para cumplir determinados objetivos, basándose entre otros aspectos tanto en los gustos personales como en aquellos valores y habilidades que hemos ido anotando durante cada temporada, de acuerdo a resultados deportivos y comportamientos individuales en las temporadas de vuelo, datos y observaciones que se acercan a ese horizonte que el futuro va modelando con posterioridad, de forma más realista.

LA HERENCIA BIOLÓGICA, EL MEJOR EQUIPAJE 

La formación del huevo, las fases de la cría y el nacimiento de los pichones, trae como equipaje aquellos caracteres que la naturaleza otorga a cada uno de manera individual, como herencia biológica para enfrentarse bien preparados a cuantas situaciones se vean involucrados en las diferentes etapas de la vida, la fuerza dominante lo envuelve así todo, en la estela de su más profundo y claro origen.

Los pichones, traen sus personalidades, sus colores, sus identidades y sus promesas deportivas por realizar. La vida se abre así paso a raudales.

En ese equipaje además de otras consideraciones trae sustanciales atavismos, esos que relacionan sus aspectos, sus colores y sus personalidades con sus ascendientes y sus diferentes lazos de consanguinidad, aquellos que el linaje posee en distintos grados y garantizan en alianzas impresionantes, la pureza de su sangre familiar, la genealogía nos orienta con sus señales, junto al comportamiento deportivo contrastado cuando las oportunidades lo vayan chequeando.

EL PROYECTO DE VIDA DE CADA GENERACIÓN 

Cada proyecto se encamina hacia metas concretas, ya el final de la temporada nos enseñará los aciertos y desaciertos en ese cumplimiento de la estrategia elegida. Una vez nacidos los pichones que formarán el futuro equipo de vuelo, nos reclaman toda la atención posible desde su destete, aquerenciamiento, educación y su posterior adiestramiento de forma gradual en la disciplina que les permitirá adquirir herramientas adecuadas para concurrir a un calendario deportivo perfectamente diseñado.

El linaje tiene como tal, su marcada personalidad, el adiestramiento y cuidado de cada generación es responsabilidad de un colombófilo preparado que no escatimará en los cuidados adecuados que todo atleta del espacio precisa para el mejor desarrollo y plenitud de su vida deportiva.

Ese transitar por la evolución cotidiana va acompañado de aspectos como la alimentación, el grit, las sales minerales, las vitaminas, las vacunas y tantas y tantas atenciones y cuidados que hagan de la vida por la que van creciendo y descubriendo, sea la adecuada para un atleta del espacio, donde las nuevas generaciones y las esperadas promesas, nos traigan cada año, con las mayores garantías, la síntesis de la evolución de un linaje de valores reconocibles.

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 Las nuevas generaciones, las esperadas promesas y la síntesis de su evolución

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Eficiencia, eficacia y rendimiento en la búsqueda del bienestar de un equipo de vuelo

Resistencia, dinamismo y temperamento como parte de las cualidades de la paloma mensajera 

EFICIENCIA, EFICACIA Y RENDIMIENTO EN LA BÚSQUEDA DEL BIENESTAR DE UN EQUIPO DE VUELO 

La capacidad para cumplir adecuadamente las virtudes y funciones que cada colombófilo posee, responde a esos puntos esenciales que sostienen los fundamentos de la colombofilia con esas cualidades naturales y esa intensidad demostrada para lograr el efecto que se desea y que se traduce en la eficacia y la utilidad del manejo de las palomas mensajeras como equipo y que permiten, con la dedicación adecuada, en perdurar con una presencia que produce una tónica acorde a una apreciada regularidad. Todo se alcanza con buen trabajo, constancia y observación para conseguir progresos en el cultivo de éste atleta del espacio y acercarse a acrecentar el tesoro de su temperamento y de su dinamismo en el desenvolvimiento de las pruebas en las que participa.

Con las combinaciones de éstas y otras cuestiones, abren expectativas y reconfortan en ocasiones con resultados satisfactorios que nos motivan a perseverar en la dosificación razonada de los recursos energéticos que la paloma mensajera posee una vez preparada y entrenada convenientemente en un orden general, toda mejora que aporta la experiencia consolida una forma de actuar adecuada en cada momento.

La búsqueda del bienestar, de una acertada preparación, confiere la confianza necesaria para afrontar los retos a superar en un calendario de pruebas.

APTITUD Y CAPACIDAD PARA SUPERAR DIFICULTADES

El temperamento que manifiesta con soltura la paloma mensajera que manejamos, sin duda, está ligado de alguna manera a la genética de la familia que se posee y eso lo manifiesta en su carácter, en su manera de ser y en su manera de reaccionar y comportarse como parte de un grupo cohesionado y cuando las circunstancias lo propongan, en su apuesta individual una vez decidida a culminar la consecución de una etapa de vuelo sustentada en sus capacidades contrastadas.

El temperamento que aflora en cada atleta del espacio, está íntimamente ligado a la genética de la familia a la que se pertenece.

A ello contribuye también la energía activa y propulsora como parte de su dinamismo, de su aptitud y capacidad para superar dificultades, de su estado de forma y de su bienestar alcanzado con una buena dirección y mejor criterio, que el colombófilo preparador manifiesta, a través de su oficio y perseverancia.

LA VERSATILIDAD QUE AVALA CUALIDADES INNATAS Y ADECUADA PREPARACIÓN 

Esta atleta del espacio que llena nuestras vidas y colma nuestras ilusiones, con su comportamiento, con sus hazañas, con el amor a su grupo familiar, al palomar y al mismo colombófilo, es capaz de adaptarse, bajo una buena dirección, con facilidad y cierta rapidez a esas diversas situaciones que un calendario deportivo encierra y al que tiene que concurrir anualmente, una vez que alcanza una formidable preparación que le confiere la confianza necesaria para cubrir las diferentes distancias con el mejor resultado posible.

El dinamismo en la dosificación de los recursos energéticos que la paloma mensajera posee, llega en un orden general, al alcanzar ésta, una buena y adecuada preparación.

Con algunas de estas razones y otras tantas adicionales y necesarias, desde el mismo momento de su aquerenciamiento al palomar, de su aprendizaje posterior, experimentamos y vemos que eficiencia, eficacia y rendimiento deportivo nos ponen en la búsqueda del bienestar atlético de un equipo de vuelo que aspira a alcanzar los mejores objetivos posibles en cada temporada.

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 Eficiencia, eficacia y rendimiento en la búsqueda del bienestar de un equipo de vuelo

La colombofilia cubana y su sello de identidad

Con una gran tradición afianzada desde el año 1900 

La colombofilia cubana y su sello de identidad 

De los trece países integrantes de la Asociación Ibero Latinoamericana, AILAC, que fue fundada en 1992 a través de sus Federaciones Nacionales, se encuentra Cuba, con la buena representación de la Federación Colombófila de Cuba, siendo además la misma, miembro del Comité Olímpico Cubano y miembro de la Federación Colombófila Internacional. La colombofilia en Cuba tiene una gran tradición que se organiza de manera formal al inicio del siglo XX, con la fundación de la Sociedad Colombófila de La Habana en 1900, y desde entonces su crecimiento ha sido imparable con la creación de nuevas Sociedades y la incorporación de muchos colombófilos en diferentes lugares del país, que han consolidado convenientemente una afición especializada y con clara vocación de esfuerzo y superación que viene a sumar a la práctica de la colombofilia mundial su sello de identidad.

La ciudad de San Cristóbal de La Habana, fundada en 1519, tiene su Centro Histórico declarado Patrimonio de La Humanidad por la Unesco desde 1982. El Capitolio Nacional de La Habana, como ejemplo de uno de sus edificios históricos fue construido en 1929, bajo la dirección del arquitecto Eugenio Raynieri Piedra, por encargo del entonces presidente cubano Garardo Machado y Morales (1869-1939), siendo su ubicación geográfica el origen kilométrico de la red de carreteras cubanas.

La sede social de la Federación Colombófila de Cuba se encuentra ubicada en la calle Escobar, 104, entre Ánimas y Lagunas, en Centro Habana, justo y casi enfrente, en el número 111, se encuentra la Sociedad Colombófila de la Habana, decana de las entidades colombófilas de todo el país. Tanto la Federación Nacional como la veterana entidad colombófila, he tenido la oportunidad de visitarlas en varias ocasiones. Preside actualmente la Institución Nacional, fundada el 13 de julio de 1966, Aldo Anselmo González Pérez.

ANTECEDENTES E INICIO DE LA ORGANIZACIÓN COLOMBÓFILA 

Cuba, la más occidental de las Grandes Antillas, con una geografía de gran belleza, con una gran variedad de especies botánicas y con un clima tropical, se encuentra situada entre el Golfo de México y el mar Caribe y su capital, la Ciudad de San Cristóbal de la Habana, Patrimonio de la Humanidad desde 1982, fue el escenario donde comenzó la colombofilia organizada en el país, una colombofilia de calidad y solvencia, que tiene sus inicios en la fundación de la Sociedad Colombófila de la Habana, el día 15 de septiembre de 1900.

Logotipo ubicado en el suelo del piso de terrazo del interior de la Sociedad Colombófila de La Habana, su diseño recuerda al de un sello de los que se utilizan para estampar en documentos, y fue realizado por Nicolás Álvarez Suárez en 1946, colocándose en el piso en 1949, tal como se recoge en sus fechas señaladas, el dibujo se inspira en la tarja que se encuentra en el exterior del inmueble, colocada en 1932 y que fue realizada por Mario Corrieri Galli, quien fue el contratista del decorado interior del Capitolio de La Habana.

Surge la idea de aglutinar a todos los colombófilos existentes en ese entonces en la ciudad y la iniciativa parte del joven Ricardo Óscar Sánchez Víctores, quien con apenas quince años y una contrastada afición y visión organizativa, propicia que se reúnan en su domicilio de la calle Campanario nº 40, los primeros aficionados que marcaron con su interés, el inicio de la colombofilia organizada.

Gracias al Doctor Félix Suárez Garro que recoge en su libro Compendio de Colombicultura y Sport Colombófilo editado en 1925 en la Editorial “Hermes”, en Compostela, 78, en La Habana, en un apartado bajo el título de “Apuntes para la historia de la colombofilia cubana”, nos da noticias de los comienzos colombófilos en la Isla, a través de una entrevista que le hace al Sr. Ramón del Río, nacido en la Habana el 30 de agosto de 1876, y nombra como iniciadores del deporte alado a los doctores Chaguaceda y Robelín, a los Señores Ramón González de Mendoza y Francisco Sierra, así como el periodista C. Varela Zequeira, a los que considera como precursores del Sport Colombófilo en Cuba. Antes de este inicio organizado se produjeron muchos ensayos previos practicados, entre otros, por el Sr. Aquiles Solano, enviando mensajeras en vapores costeros que hacían la travesía por la costa norte de Cuba, desconociéndose la mayor distancia recorrida y los detalles de tales experiencias.

Ya dentro del inicio de la organización de la veterana entidad colombófila habanera se constata el primer concurso desde Pinar del Río, celebrándose el mismo el día 15 de abril de 1901.

EVOLUCIÓN EXPERIMENTADA DURANTE MÁS DE UN SIGLO DE FECUNDA ACTIVIDAD 

Desde esos primeros inicios la colombofilia en Cuba no ha parado de experimentar una fecunda actividad, alcanzando sus palomas una gran consideración allí donde han tenido oportunidad de participar y un grado de madurez contrastado, estando por esos méritos propios de dedicación y especialización en un lugar reconocible tanto dentro de la Federación Colombófila Internacional como de la Asociación Ibero Latinoamericana AILAC.

Sede de la Federación Colombófila de Cuba, situada en la Calle Escobar 104, entre Ánimas y Lagunas, en Centro Habana, Ciudad de La Habana, en sus inmediaciones y en la misma calle, en el número 111, se encuentra también la sede social de la Sociedad Colombófila de La Habana.

Nombres de relevancia y prestigio se han venido sumando a lo largo del siglo XX y lo que va del XXI, a los ya señalados anteriormente cabe citar, entre otros, a Enrique Aldabó, Emilio Tovar, Juan B. Fuentes, los hermanos Parajón, Jorge de la Torre, Mario López, Luis Marcos, Óscar Contreras, Juan Ferrer, Miguel Ángel Reyes, Marcial Hernández, Carlos López Céspedes, Gustavo García Montes, Francisco Gómez Díaz, Carlos A. Saladrigas, Armando de los Santos y La Fuente, los hermanos Pérez Lerena, Ramón Villarnovo Echegoyen, Roque Duque Rodríguez, Omelio García Pila, Vito M. Candia de la Torre, César Pérez Soriano, José Fernández Villoria, Bernardo Montes de Oca, Alberto Costales Otero, José J. Martínez, Raúl del Pino Méndez, Manuel Viera y Montes de Oca, José Emilio Díaz, José A. Pérez Noriega, Jorge López Doménech, los hermanos Sotolongo, Inocente Espínola, Orestes Altuve Legón, Carlos A. Puyol Moya, Rolando Pérez y Vega, Francisco Alonso, Heliodoro Martínez Junco, Juan Pulido Ledesma, Lourdes Clemente Morales, José Ramón Betancourt Méndez, Delfín Salomón Gil Pérez, Alfredo Zapinet Pérez, Fernando Ordaz Hernández, Guillermo García Hernández, Armando de los Santos Trueba, Domingo Medina Moya, Ignacio González Mesa, Emilio Bethencourt Delgado, Héctor Armando Roselló Silva, Francisco Fernández Blanco, Rolando Hernández González, Jorge Luis Camacho Rodríguez, Mario Lemagne Domínguez, Vladimir Perdomo Aguilera, Roberto Rivera Ravelo, Fernando Mújica Figueroa, Fidel Admetler Díaz, Carlos Ramos Andrade, Pablo Martínez, Elio Pérez, Rogelio de la Rosa, Wilfredo Álvarez, Mario León Navarro, Carlos Peña, Manuel Janes, Manuel M. Moreno, Pedro R. Velázquez, José Luna, Eduardo Collero, Jesús de la Torre, Vicente García, Lázaro Rivero Miró, Sergio Luzardo, Armado y Octavio de los Santos, Eduardo Hernández, Pascual Alonso, Lázaro Castillo, Noel Simón Rodríguez, Diego Molina, Fermín Hernández, Oswaldo Concepción, Mario Otón y muchísimos más de todas las Sociedades de Cuba. Todo un potencial que ha venido garantizando y garantiza la continuidad del deporte alado y su adecuado compromiso, especialización, desarrollo y prosperidad.

LOS NUEVOS RETOS EN LOS NUEVOS TIEMPOS 

A través de las publicaciones de la Asociación Iberoamericana de colombofilia AILAC, a través de su página web y a través de la página web de la propia Federación Colombófila de Cuba, encontraremos noticias sobre las actividades de la colombofilia cubana en el contexto en el que nos encontramos en este primer cuarto del siglo XXI, junto a la de los países de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, España, México, Nicaragua, Perú, Portugal Trinidad y Tobago y Uruguay.

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 La colombofilia cubana y su sello de identidad

 

La Asociación Ibero Latinoamericana de Colombofilia

Con una interesante aportación y proyección en el ámbito internacional

La Asociación Ibero Latinoamericana de Colombofilia 

La Asociación Ibero Latinoamericana de Colombofilia, conocida con las siglas AILAC, fundada en 1992, canaliza sus actividades a través de una publicación institucional de distribución gratuita, de nombre Colombolatina, que aspira a acrecentar el conocimiento sobre las actividades que le ocupan, ofreciendo información sobre lugares del territorio ibérico y latinoamericano, destinada a llegar a colombófilos de habla hispana y portuguesa pertenecientes a Federaciones y Asociaciones que integran a la misma.

Ejemplar nº 2 de la publicación institucional, Colombolatina, correspondiente a diciembre de 2020, de la Asociación Ibero Latino Americana de Colombofilia, AILAC.

Tal como se recoge en su Estatuto, la Asociación Ibero Latinoamericana de Colombofilia, AILAC, es una organización sin fines de lucro con sede administrativa en Buenos Aires, República Argentina y la integran con carácter voluntario las Federaciones o Asociaciones que asumen la representación ante la Federación Colombófila Internacional, FCI, de países ubicados en la Península Ibérica del Continente Europeo y en América Latina. Tiene por misión fundamental el fortalecimiento de los lazos institucionales entre las entidades afiliadas, afianzando los conceptos de amistad, solidaridad y sana competencia entre todos los colombófilos iberolatinoamericanos, así como la promoción y desarrollo del deporte colombófilo en el ámbito antes señalado. Entre capítulos y artículos se aglutina todo lo concerniente para llevar a cabo tan importante labor con dinamismo y eficacia, dentro de un estatuto adecuado a los fines expuestos y que cuenta además con un eficiente Comité Director que vela en cada momento por su correcto desarrollo.

Revista Columbus Nostrum, de enero de 1994, publicación colombófila Ibero-Latino-Americana, editada por la Real Federación Colombófila Española

EL POTENCIAL DE LA ASOCIACIÓN

El pasado año, se cumplieron 28 años de fecunda actividad en el periodo 1992-2020, y los países con Federaciones y Asociaciones que la forman son los siguientes; Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, España, México, Nicaragua, Perú, Portugal, Trinidad & Tobago y Uruguay, si bien se encuentran otros que están en trámites de afiliación como Bolivia, Ecuador y Paraguay. A estas 13 Federaciones nacionales que componen la Asociación Ibero Latino Americana de Colombofilia hay que señalar su potencial donde cuentan con 1.000 Clubes colombófilos, 30.000 colombófilos y 1.500.000 pichones nacidos anualmente.

PRESIDENTES EN EL PERÍODO 1992-2020

La presidencia de la AILAC, ha venido estando ocupada de la siguiente manera; 1992-1994, Gaspar Vila Nova, de Portugal, 1994-1995, José María Corona Fayos, de España, 1996, Andrés Gibezzi, de Argentina, 1997-1998, Lucitano Da Silva, de Portugal, 1999, José Tereso, de Portugal, 2000-2001, Ricardo Mandil, de Chile, 2002-2005, César Pini Achávat, de Argentina, 2012-2015, Pedro Goldenberg, de Argentina y finalmente 2016-2020, Federico Arias, de Argentina.

LOS ANTECEDENTES E INICIATIVAS QUE PROPICIARON SU CREACIÓN

Fue en enero de 1992 que por iniciativa de los entonces presidentes de la Real Federación Colombófila Española y de la Federación Colombófila Portuguesa, Carlos Márquez Prats y Gaspar Vila Nova respectivamente, que promocionaron en Aveiro, Portugal, la celebración del I Congreso y Exposición Ibero Latinoamericana, donde acudieron representantes de los países de la Península Ibérica así como Delegados de México, Colombia, Perú, Rumanía y Brasil, quienes dieron, con sus impulsos, al nacimiento de la AILAC, por entonces AILA, eligiendo en ese Congreso a su primer presidente, el colombófilo portugués Gaspar Vila Nova.

Se concretó entonces un especial deseo de Carlos Márquez Prats expresado ante los representantes de Cuba, México y Portugal, en ocasión  tanto de la celebración de la I Exposición Iberoamericana de Colombofilia como del Encuentro Iberoamericano de Colombofilia, celebrados en las fechas comprendidas entre el 16 y 23 de septiembre de 1989, en el Palacio de los Capitanes Generales de la Habana Vieja, en Cuba, siendo éste el antecedente más relevante de lo que luego sería la AILAC. Aunar criterios y opinar sobre el estado entonces de la colombofilia en el área iberoamericana abrió el camino que propició con posterioridad la creación de la Asociación Ibero Latinoamericana de Colombofilia.

En 1994, durante el mes de enero, tuvo lugar en Mataró, España, el II Congreso y Exposición, ya por entonces con la incorporación de representantes de Argentina, Chile, Ecuador, Uruguay y Antillas Holandesas, ocasión donde los vínculos entre los países miembros se afianzaron al mismo tiempo que se definían los objetivos de la Institución e instrumentos para lograr su desarrollo, eligiéndose al mismo tiempo el primer Comité Director, donde accedió a la presidencia el representante de España, José María Corona Fayos, acompañado por los entonces presidentes de las Federaciones Nacionales de Argentina y México como vicepresidentes primero y segundo respectivamente. En diciembre de 1995, se celebró en Villa Carlos Paz, en Argentina, la III Exposición Ibero Latino Americana, creciendo desde entonces de manera imparable diversas actividades que vienen enriqueciendo el mundo de la colombofilia a ambos lados del Atlántico.

Programa oficial de diversas actividades nacionales e internacionales organizadas por la Real Federación Colombófila Española y el Club Colombófilo Mataró en su Centenario, donde se recoge además la programación de la II Exposición Ibero-Latino-Americana, celebrada en Mataró, España, en 1994

POTENCIANDO VALORES AL PROGRESO DE LA COLOMBOFILIA MUNDIAL

El siglo XXI y las nuevas tecnologías en constante progreso, nos permiten acceder a una mejor comunicación, a aspirar a organizar y dar continuidad a actividades colectivas, a estrechar mayores lazos de amistad, a potenciar el valor de colombófilos y palomas mensajeras, conociendo más de cerca su desenvolvimiento en distintos países, orografías y climas y a seguir creciendo y aportando talentos al avance de la colombofilia mundial y la oportunidad de canalizar tantas acciones coordinadas a través de la Asociación Ibero Latinoamericana de Colombofilia, viene siendo fundamental con su labor y dedicación al servicio de los países miembros.

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 La Asociación Ibero Latinoamericana de Colombofilia

 

 

 

 

 

 

 

Dosificación, reposo y recuperación como parte de una buena preparación

El estado de forma debe alcanzar la duración del calendario programado

 DOSIFICACIÓN, REPOSO Y RECUPERACIÓN COMO PARTE DE UNA BUENA PREPARACIÓN

Todo proceso de entrenamiento bien dirigido de manera racional, posibilita el mejor rendimiento posible, mejor aprovechamiento de los recursos deportivos, y en el caso de la paloma mensajera, como de cualquier otro atleta, el reposo es  parte fundamental de este proceso, pues sus efectos hacen posible la recuperación. En los concursos semanales se regresa de diferentes maneras y estados, según la calidad y confort del transporte, las dificultades atmosféricas en el trayecto de la prueba y cualquier otro aspecto que incide en el estado de forma que debe mantenerse adecuadamente en el tiempo destinado a desarrollar un calendario deportivo determinado, siempre teniendo en cuenta las características de la paloma mensajera, sus capacidades, las que le conducen a su apogeo como atleta.

La adecuada preparación trae consigo ámbitos de dosificación, reposo y recuperación cuya combinación muestra resultados razonables en su desarrollo deportivo.

Así la dosificación aplicada por el preparador a su equipo de vuelo, permite prosperar el mayor tiempo posible al máximo nivel de una condición física indispensable para presentarse en una competición, adecuando el esfuerzo y las capacidades que ya de manera individual presente cada paloma mensajera. Rendimiento colectivo y rendimiento individual no deben escapar a las dotes de observación del responsable de un equipo de vuelo que se toma muy en serio y con gran responsabilidad ese papel en el tándem que forma paloma mensajera y colombófilo, para alcanzar cada temporada los mejores resultados posibles.

EL REPOSO COMO PARTE DEL ENTRENAMIENTO

Graduar el tiempo estimado para el entrenamiento, empezando por el vuelo forzado, determinar el efecto de esa porción de tiempo que dosifica el mismo y combinarlo con la consecuencia de reposar de manera relativa, determina la administración de un protocolo de entrenamiento razonado, metódico, encaminado a obtener resultados adecuados para la paloma mensajera y su capacidad, en la consecución de alcanzar su forma atlética para presentarse en una competición y transitar con éxito en las pruebas que componen un plan de vuelo anual. En consecuencia, el procedimiento elegido en cada momento, teniendo en cuenta tales consideraciones, debe responder a la finalidad previa que se espera después de estudiar la competición que se va a acometer.

La consecuencia de reposar alcanza estados de quietud como complemento y parte del entrenamiento bien dirigido.

Cada lugar, de cada país, con su orografía, con sus condiciones climáticas, con el método elegido para competir, conducen hacia una especialización para evolucionar convenientemente durante toda la temporada y proporcionar el aumento del esfuerzo físico y ello exige, con el mejor criterio, el tope máximo de entrenamiento, conociendo las cualidades de un equipo de vuelo y el indispensable reposo que le corresponde a los esfuerzos realizados tanto como grupo, como de manera individual. Las buenas prácticas ayudan a alcanzar el aumento a la resistencia física, al esfuerzo, con un lógico mayor y mejor rendimiento encaminado a durar el máximo de tiempo de las competencias.

Las bondades del ejercicio metódico bien dirigido, van íntimamente ligadas al bienestar, al vigor y a la salud ejerciendo su buena influencia sobre la saludable condición física, cualquiera que practica el deporte o lo ha practicado de manera racional, sabe de estos beneficios en el organismo, la paloma mensajera como atleta del espacio requiere de los mismos cuidados y atenciones atendiendo a sus cualidades, su peso adecuado y sus particularidades.

En la conformación corporal adecuada y con la salud en su mejor expresión, se sustenta, bien combinado, gran parte del valor deportivo que posee la paloma mensajera.

CRITERIOS SOBRE LA EXPERIENCIA DE LAS OBSERVACIONES

El progreso de las técnicas de preparación, incluye, entre el perfeccionamiento de los métodos de entrenamiento, espacios como la dosificación, el reposo, la recuperación y la buena preparación, para tenerlos en cuenta. La aptitud biológica demostrada para el tipo de competencia oficial a la que concurren anualmente las palomas mensajeras, viene a confirmar lo amplio de sus capacidades de orientación y su extraordinario y demostrado valor deportivo, sustentado todo ello, en una conformación corporal convenientemente adecuada y en una salud extraordinaria que permita alcanzar las mejores expectativas posibles.

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 Dosificación, reposo y recuperación como parte de una buena preparación

Límites, distancias y protocolo de entrenamiento

La búsqueda por etapas de la mejor proyección posible 

LÍMITES, DISTANCIAS Y PROTOCOLO DE ENTRENAMIENTO 

En esa relación entre colombófilo y paloma mensajera, existen muchos aspectos en los que el preparador pone a prueba sus conocimientos, preparación técnica y sensibilidad al mismo tiempo que va conociendo a su colonia alada, su equipo de vuelo, sus individualidades y con esa información irá perfilando y elaborando un protocolo de entrenamiento adecuado para obtener un sistema suficiente y eficaz para satisfacer las capacidades de cada paloma mensajera de la que es responsable.

La dirección encaminada a evolucionar y alcanzar la excelencia de la forma física, va acompañada de esa experiencia cargada de intuición, de observación y de buenos recursos, así como la de la ponderación de la elección del método de vuelo aplicable a la familia a la que se le reconoce su identidad y comportamiento como grupo, ésta experimentación que suma conocimientos para prosperar, viene a dar una buena imagen, estímulos, gran precisión y tarjeta de presentación en el mundo de la colombofilia a los preparadores responsables y comprometidos.

El preparador capacitado sabe leer las señales que aportan sus palomas mensajeras, donde dan muestras de sus condiciones atléticas y sus estados de forma, en el momento de presentarse a una competición con aspiraciones de alcanzar objetivos concretos.

VITALIDAD, PREPARACIÓN, PROGRESIÓN POR ETAPAS Y TRATO ADECUADO 

Por su parte, la paloma mensajera dosifica los esfuerzos en los recorridos, en ese proceso evolutivo de la preparación atlética, permitiéndole superar una campaña plagada de pruebas de todo tipo desde la velocidad, medio fondo, fondo y gran fondo. Alcanzar el estado de forma le da una gran seguridad, mantenerlo con vitalidad, con fundamentos básicos y ponerlo al servicio del instinto de orientación, posibilita descubrir el valor deportivo que cada ejemplar posee y conocer así sus límites concurriendo a las pruebas adecuadas a sus capacidades reales. El preparador va acumulando datos sobre el rendimiento y la potencia motriz del individuo y de la familia elegida, la biología facilita en ese sentido conocimientos, mientras sus pupilas se deslizan, bajo su dirección, sobre el azul del cielo con la menor resistencia posible. Con todo ello va confeccionando su protocolo de entrenamiento con armonía, una de sus más valiosas herramientas para concurrir a la convocatoria de una competición con unos parámetros y expectativas de garantía.

La vitalidad, indispensable para la actividad deportiva, viene junto a los dones que la naturaleza trae consigo a través de las leyes de la herencia, para evolucionarla y de la que es necesario potenciar convenientemente, ayudando a su buen desarrollo y asegurando, con el trato adecuado, su continuidad durante toda la vida de la paloma mensajera.

Junto a la identidad del equipo de vuelo, donde hay numerosos ejemplares que se manejan colectivamente, los valores de cada individualidad puede alcanzar cotas de excepcionalidad que reflejan aquellos que alcanzan hasta la herencia genética.

TÉCNICA, DOSIFICACIÓN Y SENSIBILIDAD 

Dentro de ese amplio espacio de toma de decisiones donde con técnica y destreza, participa el colombófilo, para obtener mayores y mejores rendimientos deportivos de los individuos que componen su equipo de vuelo, entra en escena algo tan importante como es el reposo, íntimamente ligado a la recuperación del atleta del espacio. Junto al entrenamiento bien dirigido, lleno de esfuerzos con diversos grados de intensificación, según se desarrollan, como antes señalábamos en el desempeño de las diferentes modalidades a las que se destinan los integrantes del equipo de vuelo y se dosifican adecuadamente los mecanismos de recuperación que sintonizan entre sí, rendimiento, potencia y necesario reposo metódico.

Señalar metas deportivas y establecer estrategias convenientes para alcanzarlas en cada temporada, aconsejan fijarse objetivos realizables, conociendo lo mejor posible, las capacidades de cada paloma mensajera.

Es por ello necesario fijarse en ese conjunto de señales que emiten tanto como grupo, como de forma individual, que nos aportan datos relevantes donde describen las condiciones físicas, tanto si evolucionan en sentido ascendente como descendente, que hacen posible nivelar, con soluciones a tiempo, el máximo de condición óptima deseada para afrontar una competición, mediante un proceso racional de preparación. Todas estas consideraciones adecuadas a los esfuerzos como equipo y como individuo, se mueven en los límites, las distancias y el protocolo de entrenamiento que paloma mensajera y colombófilo responsable, establecen entre sí, en su cotidiana relación.

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 Límites, distancias y protocolo de entrenamiento

El tándem paloma mensajera y colombófilo especializado

Abriendo constantemente nuevas vías de progreso y mejoramiento

 EL TÁNDEM PALOMA MENSAJERA Y COLOMBÓFILO ESPECIALIZADO

Interpretar adecuadamente las particularidades que definen la biología de las palomas mensajeras y su cuerpo aerodinámico adaptado al vuelo, con su gran capacidad visual, su extraordinario sistema locomotor y su demostrado valor deportivo, garantizan y convergen en el desarrollo del conocimiento del colombófilo y su criterio personal, en el manejo adecuado de una colonia alada; su cuadro reproductor y su equipo de vuelo, fomentando el compromiso de avanzar en la mejora del grupo familiar elegido, a través del conocimiento especializado sobre la misma, adquirido a través de un proceso de aprendizaje que sin duda, dura toda la vida.

Paloma mensajera y colombófilo unidos en un proceso de coordinación, para llevar a cabo la consecución de objetivos comunes.

Esa interpretación antes señalada, producida por el continuo acercamiento a la biología y morfología fenotípica de la paloma mensajera y todas sus fuentes de emisión, van aportando conocimientos y criterios fundamentales para ayudar a tomar decisiones con un alto grado de buenas posibilidades de acierto, que van aportando experiencias que se generan y derivan de las mismas, aumentando los aciertos a los más altos niveles y al mismo tiempo, abriendo nuevas vías de progreso sobre las técnicas de mejoramiento y definiciones evolutivas en las que se sustentan muchos de los fundamentos de la colombofilia, donde la dedicación sin fisuras abre la puerta a dimensiones gratificantes.

EXCELENTES CUALIDADES Y FIDELIDAD DEMOSTRADA

La paloma mensajera, con su capacidad innata para orientarse y su fidelidad por volver a su casa a partir de las diferentes sueltas y kilometrajes que componen un planificado calendario deportivo, sustenta una actividad practicada en todo el mundo de manera organizada que proporciona grandes satisfacciones a quienes eligen a través de un sólido compromiso, la interesante relación que paloma mensajera y colombófilo establecen en busca de una armónica asociación, donde cada parte pone y ofrece lo mejor de su participación para conseguir objetivos de progreso y mejora de mutuo beneficio, tanto de carácter deportivo como de avance genético.

La paloma mensajera, un ser excepcional, un atleta del espacio de demostrada valía y magníficas cualidades.

La utilidad de este atleta del espacio está contrastada científicamente a partir sobre todo del siglo XIX, cuando finalmente se abre camino para fines deportivos en el mundo de la colombofilia y evolucionando técnicamente desde entonces, al mismo tiempo que extendiéndose su práctica por muchos lugares del mundo que han venido descubriendo y valorando positivamente sus épicas hazañas, igual sobre tierra como sobre mar, a partir tanto del aprendizaje que el aquerenciamiento, como el de la educación gradual, reciben convenientemente en el palomar desde su nacimiento.

COMPLEMENTACIÓN DE MANERA COORDINADA Y CON METAS COMUNES

 

La paloma mensajera interactúa con el colombófilo, ambos sintonizan con precisión en medio de una colaboración gratificante.

Complementados, paloma mensajera y colombófilo especializado, practican una actividad común, una colaboración desarrollada de manera coordinada, cooperativa y provista de objetivos comunes, con aspiraciones de alcanzar metas en las pruebas programadas de cada temporada, una relación donde la paloma mensajera, un ser excepcional, un atleta del espacio de grandes cualidades que aporta su talento, su esfuerzo y todas sus mejores capacidades para alcanzar cotas de excepcionalidad en los campeonatos en los que participa,pone en valor,y el colombófilo, paciente y motivado,ofrece a su disposición el conjunto de medios necesarios para aspirar a conseguir los objetivos marcados, todo un proceso de coordinación y sintonización de diversos recursos a disposición de objetivos comunes canalizados a través de una colaboración gratificante desarrollada en un continuo proceso de cooperación y sensibilidad con un fin deportivo determinado por mutuos y apreciados beneficios.

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 El tándem paloma mensajera y colombófilo especializado

Lorenzo Olarte Cullen y su compromiso con la colombofilia en Canarias

Vinculado a la figura de su abuelo, Santiago Cullen y Verdugo (1862-1935)

LORENZO OLARTE CULLEN Y SU COMPROMISO CON LA COLOMBOFILIA EN CANARIAS

Para hablar de la colombofilia en Canarias es indispensable hacer referencia a dos personas vinculadas a ella, cuyas labores, en las que a cada uno le ha tocado desarrollar en su tiempo y su contrastada afición incondicional, han dejado una huella profunda que no pasa desapercibida cuando se estudia el desarrollo de la colombofilia organizada desde su entrada en escena en nuestras Islas, Santiago Cullen y Verdugo y su nieto Lorenzo Olarte Cullen, han demostrado con creses el merecido reconocimiento del que gozan y del que señalaremos algunos aspectos.

Lorenzo Olarte Cullen, destacado valedor de la colombofilia

SANTIAGO CULLEN Y VERDUGO

El día 4 de junio de 1900, nace formalmente la primera entidad colombófila en Canarias, la Sociedad Colombófila de Gran Canaria, en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, siendo su presidente fundador el brillante y emprendedor Santiago Cullen y Verdugo, nacido en la misma ciudad en 1862, se sabe además que en su propio domicilio se reunían los pioneros de ese entonces para elaborar los Estatutos de la futura Sociedad Colombófila de Gran Canaria.

Constituida formalmente la Sociedad, la primera junta directiva se formó de la siguiente manera; presidente Santiago Cullen y Verdugo, vicepresidente, vacante, tesorero, Juan Peñate Hernández, secretario José Negrín y Bravo de Laguna, secretario segundo Francisco Manrique de Lara y Massieu y vocales; Zoilo Padrón de la Torre, Domingo Pérez Díaz, Antonio Grondona,  Francisco López Brito, y José M. B. Santana. Administrador del local social José Negrín, Delegación Local de Tenerife, presidente, vacante, Delegación Local de La Palma presidente Miguel Sotomayor y F. de la Peña, Delegación Local de Fuerteventura, presidente Agustín Pérez Medina y Delegación Local de Lanzarote, presidente Antonio Sastre. La Comisión de Concursos estaba presidida por Carlos Pañuelas Calvo y la formaban además, Antonio Grondona, Domingo Díaz Pérez, Presentación Suárez de Vega, José M. B. Santana y Francisco Waldo. Finalmente en Directrices de Vuelos y recorridos a pie, dependían de Carlos Pañuelas Calvo, Juan Peñate Hernández, Presentación Suárez de Vega y José Rodrigo Vallabriga.

Sería en 1902, cuando El Rey Alfonso XIII, aceptaba la presidencia de las Sociedades Colombófilas y otorgaba para todas ellas, el título de Real a todas las creadas hasta la finalización de ese año y a la Federación Colombófila Española, pasando todas ellas a disfrutar de esta distinción, así que la primera entidad fundada formalmente en Canarias pasa a denominarse Real Sociedad Colombófila de Gran Canaria. El Rey concede al mismo tiempo el alto honor de figurar como primer suscriptor de la revista especializada La PalomaMensajera, el escenario de estas iniciativas transcurrieron en el marco de la celebración de la Exposición Internacional de Avifauna y Colombofilia, que se celebró en Madrid en 1902. La citada revista se comenzó a editar por la Sociedad Colombófila catalana a partir del día 1 de febrero de 1891.

Santiago Cullen y Verdugo con la primera junta directiva de la Real Sociedad Colombófila de Gran Canaria, en su primer mandato a partir de 1900. Las Palmas de Gran Canaria.

Santiago Cullen y Verdugo fue militar de profesión, teniendo una dilatada y bien valorada trayectoria profesional y en su aspecto colombófilo también destacó por sus inquietudes, las cuales le llevaron a escribir un magnífico libro titulado Nociones de colombofilia y estudio de telegrafía alada aplicada a las Islas Canarias, siendo comandante de Infantería, presidente de la Sociedad Colombófila de Gran Canaria y socio correspondiente de la colombófila de Cataluña, fue realizada esta publicación en la imprenta de Martínez y Franchy, en la prolongación de  la calle del Cano, en Las Palmas de Gran Canaria. La obra literaria estaba dedicada al Excmo. Sr. General de División D. Leandro Delgado y Fernández, Subinspector de Ingenieros del Distrito de Castilla la Nueva, y dice lo siguiente: -Excmo. Sr.; Cuando me hallaba en los albores de mi vida, V. E., disfundió en mi inteligencia los conocimientos necesarios para penetrar en la carrera de las Armas poseído de ferviente entusiasmo. Más tarde aquí, en época reciente, protegió mi pasión favorita, la Colombofilia, con valiosa donación de mensajeras, y no menos valiosos consejos. ¿A quien pues mejor que a V. E., puedo dedicar este modestísimo trabajo?

Dispénseme V. E., el honor de aceptarlo, y se verán satisfechas las aspiraciones de su respetuoso y afectísimo subordinado, El autor. Las Palmas de Gran Canaria, 1 de Agosto de 1900-. 

Cabe aquí señalar que con motivo de la celebración de la XXIII Olimpiada Colombófila y del I Campeonato Mundial Marítimo en 1993, por la Federación Colombófila Internacional y la Real Federación Colombófila Española, en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, en las instalaciones de la Institución Ferial de Canarias, fue la ocasión idónea y acertada para que el Cabildo Insular de Gran Canaria a través de su Servicio de Publicaciones realizara en 1992, una edición facsímil que constaba de un total de tres mil ejemplares numerados, realizados en la imprenta Taravilla de Madrid. Era presidente del Cabildo Pedro Lezcano Montalvo y Consejero de Cultura y Deportes, Gonzalo Angulo González.

Se debe también a Santiago Cullen y Verdugo la publicación de la revista especializada Mensajeras del Océano, cuyo primer número lleva fecha de febrero de 1901, editándose en la imprenta Martínez y Franchy de Las Palmas de Gran Canaria, costando por ese entonces la suscripción con la cantidad de 0,35 pesetas al mes y cinco pesetas al año, distribuyéndose para Canarias, Península y Extranjero.

La labor de Santiago Cullen y Verdugo es reconocida en la colombofilia española ya que por aquel entonces empezaban a formarse las primeras sociedades en España y en Canarias abrió las puertas a la colombofilia organizada, siendo sus nietos Lorenzo y Gonzalo Olarte Cullen los continuadores de la tradición colombófila familiar.

SEMBLANZA DE ALGUNOS DE LOS COMPROMISOS ADQUIRIDOS POR LORENZO OLARTE CULLEN

Lorenzo Olarte Cullen nació en Puenteareas, en Pontevedra, el 8 de diciembre de 1932, y es un jurista y político de reconocido prestigio y proyección nacional. Licenciado en Derecho por la Universidad de Madrid en 1955, desplegó numerosos compromisos que cumplió con impecable dedicación, entre ellos, por citar algunos, fue Secretario de la Administración de Justicia, abogado en ejercicio por el Ilustre Colegio de Abogados de Las Palmas de Gran Canaria, presidente de la Caja  Insular de Ahorros de Gran Canaria, iniciándose en la andadura política a partir de 1973, fue presidente del Cabildo Insular de Gran Canaria (30 de marzo de 1974 – julio de 1979) y de la Mancomunidad Interinsular de Cabildos de la provincia de Las Palmas, así como procurador en las Cortes entre 1974 y 1977, asesor del presidente del Gobierno de España, Adolfo Suárez González, en el período de julio de 1977 a enero de 1979, Parlamentario en el Congreso de los Diputados desde 1979 a 1982, presidente del Gobierno de Canarias desde el 28 de diciembre de 1988 al 11 de julio de 1991, Parlamentario en el Congreso de los Diputados desde 1993 a 1995, posteriormente vicepresidente del Gobierno de Canarias y Consejero de Turismo y Transportes desde 1995 a 1999, y un sinfín de más responsabilidades, que le fueron encomendadas por su demostrado talento y capacidad de trabajo.

Lorenzo Olarte Cullen, presidente del Gobierno de Canarias, con Carlos Márquez Prats presidente de la Real Federación Colombófila Española, a su derecha y Juan José Santos Díaz, presidente de la Federación Territorial de Santa Cruz de Tenerife, a su izquierda, en el I Congreso Regional de Colombofilia de las Islas Canarias. Santa Cruz de La Palma, 24 de febrero de 1991.

 Desde esa posición de responsabilidad que ocupó sobre todo en su etapa de presidente del Gobierno de Canarias y como Consejero de Turismo y Transportes posteriormente, con la sensibilidad que siempre le ha caracterizado hacia la cultura colombófila, con la que siempre ha mantenido vínculos e implicación de lleno, como lo demuestran sus repetidas actuaciones, ha demostrado su incondicional apoyo a la colombofilia en Canarias.

ALGUNOS ASPECTOS DE SU RECONOCIDA RELACIÓN COLOMBÓFILA

 En 1990 y solicitado por la Federación Territorial de Santa Cruz de Tenerife, siendo entonces presidente Juan José Santos Díaz, hizo posible la creación del Trofeo Día de Canarias, puesto en juego en todas las Islas y dotado económicamente. La primera noticia tuve la oportunidad de publicarla en el periódico El Día, de Santa Cruz de Tenerife de fecha 5 de mayo de 1990 y posteriormente en el mismo periódico de fecha 16 de mayo de ese mismo mes y año, donde ya se daban a conocer sus bases. El Trofeo Día de Canarias se celebraba el 30 de mayo de cada año y estaba dotado económicamente.

Visitó como presidente del Gobierno de Canarias la sede de la veterana Real Sociedad Colombófila de Tenerife, el 28 de noviembre de 1990, firmando en el Libro de Honor, era su presidente entonces el inolvidable José Cecilio Rodríguez Canino, todo un acontecimiento social en su momento, que tuvo eco en la prensa local de las Islas.

Aportó importantes subvenciones al transporte de los contingentes de palomas mensajeras por los territorios insulares en el desarrollo del cumplimiento de sus planes de vuelo, promocionó publicaciones especializadas como La colombofilia en Gran Canaria 1882-1989, que recibieron de manera gratuita, en 1990, todos los colombófilos de Canarias en sus domicilios, la publicación se abría con un prólogo de Lorenzo Olarte Cullen, presidente del Gobierno de Canarias, donde aparecían firmas de Santiago Cullen y Verdugo, José Rivero Gómez y Francisco Sánchez Ramírez.

Plano del Stand para la presentación de la XXIII Olimpiada Colombófila, que se presentó, con el patrocinio del Gobierno de Canarias, presidido por Lorenzo Olarte Cullen, en la XXII Olimpiada Colombófila celebrada en Verona, Italia, del 23 al 27 de enero de 1991

Apoyó institucionalmente e hizo posible la celebración del I Congreso Regional de Colombofilia de las Islas Canarias celebrado en la Isla de La Palma los días; 22, 23 y 24 de febrero de 1991, donde tuvo una importante participación junto a los ponentes y a Carlos Márquez Prats, presidente de la Real Federación Colombófila Española e hizo posible la celebración del Derby Ibérico en 1992 y del I Campeonato Mundial Marítimo y de la XXIII Olimpiada Colombófila Internacional en 1993, como antes señalaba. Cabe aquí indicar que en la cuarta reunión del Comité Organizador de la XXIII Olimpiada Colombófila Internacional, celebrada en la Institución Ferial de Canarias, en Las Palmas de Gran Canaria, el día 8 de diciembre de 1990, se trató el tema de la presentación de esta Olimpiada, -La del Sol-, ya con su logotipo y cartel en un Stand a colocar en la Olimpiada de Verona, Italia, que se celebraría en las fechas del 23 al 27 de enero de 1991. El Stand fue patrocinado y promocionado por el Gobierno de Canarias.

En la década de los noventa se crea en Gran Canaria Fundeco, una Fundación para el desarrollo de la Colombofilia, y entre sus colaboraciones aparece en 1999, el primer Derby Internacional Gran Canaria Classic que lo organizan el Grupo Colombófilo de Gran Canaria y el Club Colombófilo Fondo Guanarteme en colaboración con Fundeco, tal como se recoge en su programa oficial, en su segunda edición, el programa recoge que la organización es ya a cargo de Fundeco, se le denomina Derby del Milenio al ser la edición del año 2000, el domicilio de las instalaciones se señala en la carretera del Madroñal en Santa Brígida, en Gran Canaria, Derby al que Lorenzo Olarte Cullen estuvo vinculado durante tiempo.

Una de las reuniones del Comité Organizador de la XXIII Olimpiada Colombófila celebrada en la Institución Ferial de Canarias, en Las Palmas de Gran Canaria, en los días comprendidos entre el 23 al 31 de enero de 1993, de izquierda a derecha; Carlos Márquez Prats, presidente de la Real Federación Colombófila Española, Lorenzo Olarte Cullen, presidente del Gobierno de Canarias e Ignacio Aguiar Morales, Director de la Institución Ferial.

En este primer Derby de Gran Canaria participaron figuras europeas de la colombofilia entre las que se encontraban André Lietaer, Jos Thoné, Yves Van de Poel-Buckley, Martha Van Geel, Emilie Matterne, Van de Wegen, etc., un total de 63 colombófilos de diferentes países europeos, así como grandes colombófilos de Cuba y Argentina y de todos los lugares de España, peninsulares e insulares. Precisamente en el número 1 de la publicación de Fundeco del 1998, se recogen la relación de todos los participantes de esta ocasión.

En la edición de la Gala del Deporte celebrada en 2008 y organizada por el Club Colombófilo Gran Fondo y la revista especializada La Voz de Gran Fondo, dirigida por Tomás Montiel Luis, se le distinguió por su trayectoria desde que se iniciara a los 7 años, con una pareja de palomas que le regalaron sus padres, por su activo, demostrado y honroso comportamiento y compromiso con la colombofilia canaria y por la actitud generosa que le avala en todo ello y en cada momento.

El libro -Nociones de la colombofilia y estudio de la telegrafía alada aplicada a las Islas Canarias-,escrito por Santiago Cullen y Verdugo, del que se hizo una segunda edición Facsímil de 3.000 ejemplares, que fue editado con motivo de la XXIII Olimpiada Colombófila, por el Cabildo Insular de Gran Canaria.

En el año 2011, el día 25 de mayo a las 12,30 horas, Lorenzo Olarte Cullen impartió una conferencia en el Aula Magna de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, abordando la evolución de la colombofilia a lo largo del siglo XX y su importancia en Canarias como parte del acervo socio cultural de las Islas.

De izquierda a derecha; José Antonio Montesdeoca de la Cruz y Lorenzo Olarte Cullen, en Gran Canaria. 22 de enero de 2011

Formó parte del mandato 1997-2000, de la Real Federación Colombófila Española junto a su hermano Gonzalo Olarte Cullen, cuando la Institución nacional estuvo presidida en uno de los mandatos de Carlos Márquez Prats.

La junta directiva estuvo formada de la siguiente manera; presidente, Carlos Márquez Prats, Vicepresidente 1º, José Lladó Bonet, Vicepresidente 2º, para Relaciones Institucionales, Lorenzo Olarte Cullen, Vicepresidente 3º y presidente de la Comisión Nacional de Jueces, Mateo Monserrat Pujol, Vicepresidente 4º y Presidente del Comité Nacional Deportivo, José María Corona Fayos, Vicepresidente 5º para Relaciones Internacionales, José A. Fernández Iglesias, Tesorero, Tomás Benítez Fajardo y como Vocales; Gonzalo Olarte Cullen, Francisco Borges López, Antonio Rillo Llacher, Juan A. López Fernández, José Hernández Conesa, José Antonio Montesdeoca de la Cruz, Vicente Roca Montanari, José Ramón Caro Samoano, Vicente Lozano Montemayor y Juan José Puerto Montes.

En el aspecto competitivo, concursó sus palomas en el Grupo Colombófilo de Gran Canaria, donde fue presidente y participó en numerosos Derbys. Es Socio de Honor del Club Colombófilo Gran Fondo de Tenerife y goza del aprecio y reconocimiento, al igual que su abuelo, de toda la colombofilia canaria.

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 Lorenzo Olarte Cullen y su compromiso con la colombofilia en Canarias

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies