Linajes en evolución, la proyección de los mejores valores posibles

Las leyes de la herencia imponen sus reglas de infinita complejidad

 

LINAJES EN EVOLUCIÓN, LA PROYECCIÓN DE LOS MEJORES VALORES POSIBLES

 

Para alcanzar buenos objetivos se necesita disponer de buenas palomas reproductoras cuyas ascendencias tengan la mayor información posible en su genealogía, con un metabolismo en buenas condiciones y una salud resplandeciente. Con amplia información y el mejor criterio es más fácil alcanzar un mayor acierto, en el que las preferencias de cada colombófilo se encaminan a distinguir a aquellos ejemplares que tiene o que desea conseguir, para ser acreedores de pasar a formar parte del cuadro reproductor. Así se fija la atención en no encontrar rasgos de degeneración visible, en cuál es su comportamiento tanto individual como en grupo, en su vitalidad manifiesta, en su mordiente y en su disposición para realizar con facilidad distancias determinadas en aquellas modalidades que se desee competir, la información de su vida deportiva como la de sus ascendientes nos facilitan tales conocimientos.

La calidad de los últimos cultivos, los pichones de la última generación, marcan así el valor de una familia o linaje teniendo en consideración lo antes expuesto, la mano del colombicultor debe actuar constantemente y fijarse en los temas de la herencia con sus espacios desconocidos y las incógnitas y complejidad que conllevan, teniendo claro que no existen fórmulas para acertar constantemente en la elección de un cuadro reproductor, tanto en su conjunto como en su individualidad.

La herencia de cada paloma mensajera se conecta mágicamente con ese árbol genealógico que sustenta sus valores más preciados.

La experimentación constante con palomas mensajeras de buen origen, de buena salud, de buena conformación y de buena información sobre su genealogía con los caracteres hereditarios visibles y de su vida deportiva contrastada, abren expectativas a las leyes de la herencia que con sus grandes misterios impondrán, en cada actuación, sus reglas de infinita complejidad. Con un buen bagaje hereditario de clase y valor, harán posible que afloren y se pongan de manifiesto la excelencia del sentido de la orientación, indispensable en una paloma mensajera y base de la colombofilia, y las demás cualidades que harán posible, de la mano del colombófilo sensato, que se convierta en un deportista de élite, en un atleta del espacio.

LOS PUNTOS DE PARTIDA, LAS COLONIAS BÁSICAS Y LA EVOLUCIÓN CONSTANTE 

Así han evolucionado los grandes nombres que sustentan el mundo de la colombofilia desde sus inicios, tales como Ulens, Grooters, Wegge, Hansenne, Beekman, Delombaerde, Benoot, Van Schingens, Vekemans, Bricoux, Stassart, Sion, Janssens, Delbar, Devriendt, VanderEspt, Stichelbauts, o Commine, entre otros tantos, colonias básicas que fueron dando paso a nuevas familias con nuevos nombres que han llegado hasta nuestros días y de las que se abastecen los colombófilos actuales. La depuración que año tras año se va ejerciendo a través de las pruebas de competición y el mejor acierto posible en la elección de los cuadros reproductores basados en sólidos criterios, hacen evolucionar a la paloma mensajera como un completo atleta del espacio.

Cada linaje definido brilla con luz propia en el firmamento colombófilo recibiendo el reconocimiento y consideración colectiva a ese patrimonio que se aporta.

Cada generación de colombófilos debe aportar nuevas páginas al progreso de la colombofilia y en consecuencia a la mejora de la paloma mensajera, que la vemos evolucionar cada día alcanzando nuevos retos y a mayor velocidad, todos estamos comprometidos con ese empuje que se precisa en el mundo de la evolución que los nuevos linajes atesoran en sus últimos descendientes y de las que los precursores estarían orgullosos.

El testimonio y la manera de proceder de cada generación, sus aciertos y errores han venido construyendo con rigor, lo que hoy atesoramos en esa síntesis de la evolución de la colombofilia que se ha extendido por todo el mundo, con un modelo organizativo que afina sus sentidos con un potencial que abre puertas cada día y hace que surjan nuevas estrellas en el firmamento colombófilo. Los medios de comunicación de los que hoy disponemos posibilitan acceder a un mayor conocimiento para compartir, una mayor información, un mayor reconocimiento y un mejor entramado social a nivel mundial que elimina fronteras y abre nuevos espacios con una mejor concepción del deporte y sus nuevos protagonistas.

LA MAGIA DE LA HERENCIA Y LA POTENCIACIÓN DE LAS CUALIDADES INNATAS DE LA PALOMA MENSAJERA 

La herencia de cada paloma mensajera se conecta mágicamente con ese árbol genealógico que sustenta sus valores más preciados y en cada estirpe bien definida, se manifiesta en el transcurso de su vida deportiva. El colombófilo responsable sabe de sus cualidades innatas, del valioso sentido de la orientación, de sus aptitudes y predisposición para desarrollar grandes carreras, de sus capacidades para sorprender en cada concurso y procura estimular y educar certeramente a los miembros de su equipo de vuelo eligiendo el método idóneo de acuerdo a su naturaleza y origen.

Cada generación de palomas mensajeras testimonian sus aciertos, confluyendo en la síntesis de la evolución del mundo de la colombofilia.

La regularidad en el trabajo, la constancia, la dedicación, la paciencia y el saber tomar decisiones, entre otras cualidades necesarias, han hecho posible que tantas familias de palomas de reconocido prestigio, hayan encontrado una definición y una personalidad que le han llevado a brillar con luz propia en el firmamento colombófilo, alcanzando para sus inspiradores y creadores, la perennidad de vincular sus apellidos a ellas, y que en consecuencia, en cada época suben por méritos propios a lo más alto de la consideración colectiva.

Abriendo horizontes, multiplicando las calidades, sumamos prosperidad dentro de esa jerarquía de valores que la colombofilia posee, distinguiendo las experiencias que merecen la pena atesorar y compartir. Arte, inspiración, especialización, audacia y talento, han venido definiendo a grosso modo el trabajo de los colombófilos históricos a los que les profesamos la mayor de las admiraciones. Sus aportaciones van vinculadas al progreso que disfrutamos y reclaman nuevas aportaciones constantemente que mantengan esa velocidad de crucero en la buena dirección.

 

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 Linajes en evolución, la proyección de los mejores valores posibles

Herencia, transmisión, vitalidad y condición general

Posibilitan acercarse a la selección con éxito

 

HERENCIA, TRANSMISIÓN, VITALIDAD Y CONDICIÓN GENERAL

  

En las familias que pueblan los palomares de los colombófilos que se van forjando con el tiempo a través de un trabajo riguroso en una estirpe reconocible, suman, para su estudio, los ciclos de transmisión de las distintas cualidades que influencian las capacidades de cada paloma mensajera que representa la identidad de ese grupo y su herencia genética y de vitalidad que se vincula a la selección que aporta mejoras a esa estirpe a través de cada generación.

Encontramos, con toda la información sobre la misma, las valoraciones que se van estudiando cuando se tienen en cuenta los datos que atesoramos de los antepasados que han forjado esa determinada saga, la anotación de sus cualidades morfológicas, sus épicas hazañas con su calidad deportiva en progreso, su estética, las señales sobre los rasgos del carácter en la transmisión de cualidades y que de manera ordenada pongamos todo ello sobre la mesa siguiendo la pista de su árbol genealógico, y de todas aquellas ramas de los ascendientes que como progenitores participantes constituyen la mejor información que se plasmará meticulosamente en la confección de la filiación de cada paloma mensajera del cultivo elegido. Toda una concentración de caracteres que sirven, reflejados, de orientación, con necesidad de revisión en cada momento, para formar con ciertas garantías los cuadros reproductores y los equipos de vuelo de cada temporada. Fijarnos continuamente en los mejores y más aptos ejemplares de los que atesoran la mejor concentración de genes que definen el conjunto de la familia, y que junto a las cualidades físicas visibles den muestra en su comportamiento de su inteligencia y su tenacidad, nos reportará ventajas en dicho cometido.

RASGOS, CONEXIONES E INFLUENCIAS

Entre los rasgos de esos caracteres existen conexiones entre aspectos amplios sobre la vitalidad, el suministro sanguíneo y la condición general, sin duda un  signo revelador de los que hay que tomar nota en cada momento, como antes señalábamos, con la mejor atención posible, por su influencia en el estado de forma y rendimiento y que abre la puerta a dimensiones vinculadas a los esfuerzos de la competición.

La herencia genética, la condición y aspecto general, aportan una visión que nos señala la calidad de la paloma mensajera como una extraordinaria atleta del espacio

El valor intrínseco de cada atleta del espacio y la experiencia del colombófilo preparador ponen de manifiesto en una temporada llena de concursos, si aflora con resolución la clase, la nobleza y el amor a su palomar junto al afecto que se les profesa y que deben de notar y que forman parte de una estrecha relación donde un trabajo bien hecho que emana desde criterios sólidos relacionados con la elección del tipo de paloma que se elige, de la especialización que se persiga, de la herencia genética que la estirpe posea, de su transmisión manifestada en cualidades diversas y de su condición general como el marco ideal para cada atleta del espacio se encuentran en el buen camino. Todas estas aportaciones de cada colombófilo que eleva al progreso y avance de la colombofilia en general, hacen posible la formación de un patrimonio colectivo de interesantes prestaciones.

ESTADOS ESPECIALES DE LA CALIDAD DEPORTIVA

La mano del colombófilo preparador sobre los ejemplares elegidos para formar el equipo de vuelo, con el estudio previo de las cualidades que posee en conjunto su estirpe, se encamina hacia ese concepto que manejamos y que hace referencia al estado de forma. Un estado especial que hay que alcanzar estudiando el plan de vuelos a desarrollar, el tiempo que duran las pruebas desde el punto de vista deportivo, los necesarios descansos que se precisan y ese objetivo irrenunciable de alcanzar la potencia que a través de un dosificado y metódico entrenamiento, lleven su dirección hacia el mejor objetivo posible.

La expresión facial nos ayuda a detectar la inteligencia y capacidades deportivas que dimensionan posibles esfuerzos

Entra en lo razonable que al ejercitarse esa actividad muscular ordenada, la sangre elimine aquello que perjudica a los músculos y su elasticidad, entendiéndose que un excelente sistema de flujo sanguíneo va vinculado a la mejor vitalidad que desemboca en la mejora de esa forma a la que hacíamos referencia, aumentando la calidad deportiva.

Todos los órganos de este atleta del espacio objeto de nuestra atención, deben tener un exquisito funcionamiento cuya orientación viene dada en la adecuada sintonía de las operaciones digestivas e intestinales, donde el organismo equilibrado necesita alimentos que se ajusten a la mejor capacidad de digerir en cantidades concretas y que se comprueban sus efectos a través de la presentación de los excrementos que señalan y aportan datos que se pueden rastrear sobre ese ideal funcionamiento que se señala y que se acerca al equilibrio que abre la puerta a un esfuerzo menor en vuelo, en definitiva de un menor desgaste en sus actuaciones con el acompañamiento de todos su órganos en perfecta armonía y con una magnífica respiración y una regulación acorde de su temperatura media.

EJEMPLARES CON ORIGEN DEFINIDO PARA CADA OCASIÓN

En la actualidad estamos en disposición de conseguir palomas mensajeras de gran calidad que se ofertan de manera razonable  y que están al alcance de los aficionados a través de subastas como las que cada año aportan los numerosos Derbis, las federaciones, los Clubes, las empresas especializadas y los colombófilos más destacados del momento, todo ese interesante escaparate constituye un importante elemento de apoyo a la hora de crear una familia propia o a mejorar la que ya se posee, donde la calidad contrastada de la paloma mensajera y la información sobre su genealogía permiten poner de manifiesto las aspiraciones de cada colombófilo sobre los fines que persigue, teniendo en cuenta los valores que definen la herencia.

La paloma mensajera lleva en su equipaje genético, los valores concentrados de sus ascendientes y los suyos propios, como un tesoro de gran rentabilidad deportiva que se manifiesta en cada momento

Todo se relaciona con la selección cuando los criterios bien formados ayudan a desentrañar aquellas cuestiones a las que hay que hacer frente y que son parte importante de los pilares que sustentan la creación, el sostenimiento y la prosperidad de una estirpe bien formada que transmita en el mayor grado posible de buenos valores donde el manejo ocasional de la consanguinidad esté avalado por razonados cruzamientos. Todo trabajo relacionado con lo expuesto, que se encuentra bien desarrollado contribuye a la mejora de esta raza excepcional como es la paloma mensajera, un verdadero atleta del espacio que precisa de la colaboración estrecha de un especializado colombófilo.

 

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 Herencia, transmisión, vitalidad y condición general

La naturaleza de la paloma mensajera y su comportamiento

Las importantes materias que precisan de constancia, dedicación y paciencia por parte del colombófilo

 

LA NATURALEZA DE LA PALOMA MENSAJERA Y SU COMPORTAMIENTO

 

Practicar la colombofilia diariamente precisa de una dedicación encaminada a adquirir conocimientos que abarcan algunos aspectos que con los ingredientes de la constancia, dedicación, observación y paciencia aplicados a la misma, permiten conocer lo mejor posible la naturaleza de la paloma mensajera y su comportamiento y abren puertas al conocimiento sobre diversas materias, tales como los criterios para realizar la selección morfológica, la mejor elección posible sobre la formación del cuadro reproductor, la confección del equipo de vuelo para participar en las competiciones y su adecuada preparación, la alimentación especializada según las épocas del año y según la disponibilidad de granos y sus principios nutritivos, la higiene en todas las instalaciones del palomar, el tratamiento de las enfermedades y su identificación, su prevención, vacunaciones y dosificación de los tratamientos vitamínicos, todo un estudio cotidiano del que se debe de tomar notas que permitan contrastar a través de las estadísticas, el mejor resultado posible en cada momento.

El tipo, la belleza y mejora se armonizan en la paloma mensajera, con una reconocida estética que contribuye a definir su personalidad e identidad

La creación de las estirpes en diferentes países, el imprimirles una identidad de acuerdo a sus aptitudes, el manejo de la consanguinidad o la fijación de caracteres por citar el gran trabajo encaminado a hacer prosperar y construir un arquetipo ideal con su bella morfología derivada de los esfuerzos a través de generaciones, la capacidad y el rendimiento en su vida deportiva, vienen dando sus frutos imprimiendo caracteres hereditarios en los más sobresalientes atletas y disponiendo de los mejores valores que alcanzan lo fisiológico, lo psicológico y lo patológico y apuntan a la contribución de la depuración de una familia en cada generación. Todo ello forma esos perfiles que definen a la paloma mensajera, la genética que atesora y su extraordinaria naturaleza.

FACTORES NECESARIOS PARA EL PROGRESO 

Los resultados que vemos cada año y los logros deportivos que se ofrecen en los países punteros en el deporte alado nos van mostrando las nuevas necesidades que demandan eficacia de gran nivel, conquistando mayores distancias en las diferentes orografías y climas, y la mejor velocidad, resistencia y solvencia para resolverlas. Todas estas importantes cuestiones y consideraciones hicieron posible en su momento la creación del estándar internacional, cuya aplicación y baremo ayudan a fijar la atención en los ejemplares que presentan la mejor constitución atlética íntimamente ligado con la selección y depuración a través de los grandes esfuerzos que exige el mundo de la competición y que refuerzan asimismo los cuadros reproductores de cada colonia alada. Tipo, belleza y mejora de las condiciones atléticas van enlazadas en completa armonía con una reconocida estética.

La buena alimentación y el ejercicio físico diseñado para cada reto, producen un reconocible bienestar y estado de ánimo adecuado que favorece el rendimiento deportivo de este atleta del espacio 

 

EQUILIBRIOS NECESARIOS Y LA MEJOR SALUD POSIBLE 

La salud es el tema de máxima importancia que hace posible todo lo referente a que la paloma mensajera alcance la mejor condición, alegría y puesta en forma para participar en cualquier competición y que está vinculada sin duda, al mejor equilibrio hormonal del que se disponga. La salud es un estado completo de bienestar físico cuya responsabilidad recae en mayor medida en el colombófilo y la metodología elegida y todo lo relacionado con cualquier aspecto que ayude a ganar salud y contribuya a elevar los niveles adecuados de eficacia funcional o metabólica de su organismo tiene que ser tratados con el rigor que se precise, investigando y aplicando en todo momento, las iniciativas razonadas y debidamente contrastas.

La higiene en las instalaciones del palomar se aplica metódicamente como un elemento imprescindible que contribuye, entre otras medidas, al mantenimiento de todo aquello que a la salud se refiere, como son los diversos factores que puedan ejercer efectos nocivos sobre tal condición. Su vigilancia y mantenimiento vienen a ser un soporte para garantizar una dinámica sin sobresaltos. Todas éstas las cuestiones, enlazadas entre sí, ayudan a ganar en definitiva la mejor salud posible.

El necesario descanso produce, tras un entrenamiento bien dirigido, una mejora en el rendimiento corporal de un atleta especializado en el vuelo como es la paloma mensajera

 

ALIMENTACIÓN, EJERCICIO FÍSICO Y DESCANSO 

La alimentación adaptada a las necesidades de la paloma mensajera es uno de los principales factores que influyen en la salud, puesto que ésta se consigue en mayor medida a través de una dieta equilibrada de sana nutrición, con idóneos complementos alimenticios y hábitos saludables que el colombófilo debe controlar en cada momento. Las vitaminas por ejemplo ayudan a cubrir alguna carencia y complementan un equilibrio en mejor armonía, con un uso acertado y riguroso, una aportación adecuada en caso de crecimiento, en el transcurso de las competencias, durante la época de cría, la muda o la salida de cualquier episodio de enfermedad. Las mezclas versátiles de fácil digestión altamente energéticas de variados granos de calidad suprema, de las que actualmente se disponen en el mercado, elaboradas por diferentes firmas comerciales con un equilibrio ideal de nutrientes para cada época, vienen cumpliendo en su composición y gracias a la continua labor de investigación e innovación científica, de unas directrices de calidad contrastada para garantizar la calidad de vida de la paloma mensajera, preservando en mejores condiciones su organismo y la obtención de un máximo rendimiento en el desarrollo de su vida deportiva en esta colombofilia en constante progreso.

El indispensable ejercicio físico, con la buena alimentación que antes se señalaba, produce un bienestar y mejora no solo en ese aspecto físico, con el mejoramiento de la capacidad atlética y en consecuencia de sus habilidades, sino en el estado de ánimo necesario en este atleta del espacio para afrontar retos deportivos con las mejores garantías, practicándose con mesura y orden y con un estudiado plan de entrenamiento, según los planes de vuelo que hay que afrontar anualmente.

Como complemento a todo ello, señalemos el necesario descanso para que se produzca en el cuerpo de esta maravillosa atleta del espacio, las diferentes adaptaciones que aporta la actividad física bien dirigida, y que produzca finalmente mejoras en el rendimiento corporal.

 

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 La naturaleza de la paloma mensajera y su comportamiento

La eficacia del vuelo de la paloma mensajera

Orientación y visión junto a la capacidad de volar con el mejor equilibrio dinámico

LA EFICACIA DEL VUELO DE LA PALOMA MENSAJERA 

El mejor equilibrio dinámico y el menor roce posible tienen mucho que ver con la eficacia del vuelo de la paloma mensajera, todo su conjunto anatómico, a excepción de los huesos, se mueve sincronizándose los movimientos alares con los respiratorios, para producir esa eficacia señalada, en un cuerpo aerodinámico adaptado al vuelo y en consecuencia para la realización de tal fin. Para conseguirlo dispone de sus extremidades anteriores en forma de alas para disfrutar de esa particularidad de volar transformando una energía suministrada por los músculos en desplazamiento que junto a otras cualidades como su gran capacidad de orientación y de visión, viene complementado con un aparato respiratorio sustentado en buenos pulmones bien conformados y unas estructuras respiratorias especiales como lo son sus nueve sacos aéreos que reducen el peso específico y que influyen en el equilibrio del vuelo, y obtienen la eficacia del mismo contribuyendo todo ello, junto a otras características, a que sea reconocida y valorada como la apreciada atleta del espacio a la que todos admiramos.

Así se señalan también sus órganos de los sentidos, los que reciben las impresiones del mundo externo y forman el aparato sensorial. De ellos, el órgano de la vista destaca por su perfección, la visión que caracteriza a la paloma mensajera es grande y aguda, destacando el importante papel que juega la misma en la orientación, con su sistema de navegación mediante las hipótesis de la brújula y el sentido cartográfico.

Convenientemente educada, la paloma mensajera, posee una gran eficacia de vuelo, una excelente visión y una demostrada cualidad de orientación

 

EL SOPORTE IDÓNEO DE UN ATLETA DEL ESPACIO CON GRAN TEMPERAMENTO 

Todo ello sobre la arquitectura de un adecuado esqueleto desde el cráneo hasta su columna vertebral, sus costillas y esternón, un rico plumaje que varía según las misiones a desempeñar o las regiones a ocupar que cubre y reviste su anatomía y le permite volar adecuadamente, formado por diferentes tipos de plumas, toda una precisión en sus combinaciones que necesitan además de un adecuado metabolismo contando con una buena circulación sanguínea, buena respiración y digestión muy eficiente con adaptación al vuelo. Junto a estas características dispone de particularidades en las que encontramos su resistencia a la fatiga, patente a lo largo de su vida deportiva, la capacidad de eliminar toxinas y su impresionante talento, como antes se señalaba, de orientarse, lo que hace posible, entre otros aspectos, que la paloma mensajera sea un ser excepcional en la naturaleza y que sea posible, con su gran colaboración y buena predisposición, practicar el deporte alado de la colombofilia en una gran armonía y convivencia.

La anatomía de la paloma mensajera está en disposición de aportar grandes resultados en las competiciones y con los métodos elegidos de celibato, natural o viudez bien conducidos por cada especialista en la materia

 

VALORES EN EVOLUCIÓN CONSTANTE

 Para ello siempre hay que aplicar, por parte de cada colombófilo, las dotes de observación que evalúen, lean y describan sus señas particulares, destacando en todo momento tantas cualidades que posee dentro de esa visión general que el examen de la paloma mensajera nos ofrece, a través de los valores que evolucionan constantemente y que en cada momento están establecidos y aceptados. Como apoyo a estas medidas se acude a la información que disponemos y desentrañamos a través del estándar que viene aportándonos a través del examen de la vista y el tacto y con la mayor precisión técnica que abarca entre otros aspectos el tipo morfológico, su tamaño, su revestimiento corporal, en definitiva, su estética general, en completa armonía y su actitud y temperamento y todas sus cualidades que permiten la eficacia en el vuelo de la paloma mensajera y de las que tenemos que aprender a reconocer, con el rigor en cada momento, de todas sus mejores cualidades al más alto nivel y su más que demostrado valor deportivo. De tales observaciones, constancia y especialización en ello, se van formando buenas experiencias que redundan en un mejor manejo de cada colonia alada, respondiendo a las necesidades que cada situación requiere. Integridad, fuerza y resistencia, son valores que adornan claras definiciones.

El conocimiento de la naturaleza de la paloma mensajera, abre la puerta a disponer de mejores conocimientos sobre aspectos fundamentales tales como la alimentación adecuada en cada momento y en consecuencia, posibilita proporcionar lo idóneo de ella en cada periodo fisiológico y deportivo

 

LA LECTURA QUE SUSTENTA EL ESFUERZO 

Como si de un pentagrama se tratara, se debe de leer constantemente las señales de tanta belleza emanada del esfuerzo, de tanta potencialidad, de tanta flexibilidad y de tantas características que le dan la mayor eficacia posible al vuelo, nos aportan siempre información para elegir las técnicas más acertadas y hacen posible la evolución de las palomas mensajeras convenientemente educadas. Cada año, con la suma de esas experiencias, concurren los colombófilos a las pruebas oficiales en todos los países donde se practica la colombofilia organizada en los vuelos de competición, encaminados a obtener un alto rendimiento deportivo en los concursos organizados con sus diferentes modalidades. Las ocasiones y las capacidades van posibilitando disfrutar de cada nueva generación en las exposiciones que con el fin de reconocer los mejores equipos de vuelo de cada región y de cada país, se celebran anualmente. La capacidad atlética, siempre entra en juego, en cualquier valoración de competición, como en el caso que nos ocupa, y suele venir acompañada de la mayor eficacia posible.

 

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 La eficacia del vuelo de la paloma mensajera

Caracteres y aptitudes de la paloma mensajera

Vitalidad, resistencia y espíritu luchador, entre otros valores, adornan su naturaleza y personalidad

 CARACTERES Y APTITUDES DE LA PALOMA MENSAJERA

Para encauzar la evolución por el derrotero del éxito, conviene fundamentarse, entre otros medios, en la paciencia, la observación y un buen criterio para depurar la colonia alada y reconocer a aquellos ejemplares idóneos para la competición y reproducción. Estas aplicaciones se derivan de la formación que los colombófilos adquieren con meticuloso esfuerzo y que marcan los niveles de rigor indispensables. Colombófilo y paloma mensajera forman, sin lugar a dudas, un equipo indivisible y comprometido que transita en la misma dirección por los caminos de la evolución constante.

La evaluación de sus cualidades y la mejora de sus capacidades, hacen de la paloma mensajera un ser cada vez más excepcional.

Esta dedicación especializada del colombófilo y preparador hacia la paloma mensajera, con el amplio compendio de variadas definiciones, forma parte las bases del progreso y su mejor evolución, dando entre otros de los aspectos que ofrece la selección, las atenciones sobre aquellos ejemplares más capacitados y dotados para desarrollar una vida deportiva plena y los resultados más favorables en cada descendencia del conjunto de la familia que puebla su palomar, sin rasgos de degeneración visible o palpable. Mejorar y fortalecer tantas observaciones y sus adecuaciones en cada momento, favorecen buenos rendimientos deportivos destinados a ser compartidos entre todos evaluándose cada aspecto, a través de coeficientes de relevante importancia para ser tenidos en cuenta.

EL ESPACIO QUE PROPORCIONA EL ESTÁNDAR INTERNACIONAL

Dentro de los aspectos que permiten el sostenimiento y prosperidad de la colombofilia se encuentra el gran espacio que proporciona el estándar, un compendio de conocimientos estructurados, avalados por un conjunto de observaciones y experiencias obtenidas que ofrecen mediante la mecánica de su aplicación constante, avances encaminados a salvaguardar los valores que posee como patrimonio de su naturaleza, la paloma mensajera.

El estándar se abre así como un espacio interesante dentro de la colombofilia, donde la perseverancia del colombófilo en su trabajo de cada día, ha hecho que se establezcan criterios, se organicen métodos, se obtengan técnicas, se recojan valoraciones y se asegure la corrección permanente de los resultados que se producen. Todo al servicio de todos y del buen razonamiento, donde experiencia e investigación se dan la mano y nos comprometen a transmitir las contribuciones de las que seamos capaces de aportar y compartir de manera consensuada añadiendo una renovada visión en la evaluación de nuestras palomas y una mejora en sus capacidades.

La paloma mensajera está dotada de una gran capacidad para moverse eficazmente con su cuerpo aerodinámico, en su necesidad de desplazamiento dentro del desempeño de su vida deportiva.

LOCOMOCIÓN Y RENDIMIENTO FÍSICO

Para desempeñar la vida deportiva de la paloma mensajera, con sus caracteres y aptitudes, está dotada con una capacidad de moverse eficazmente denominada locomoción, para poder superar la fricción y la gravedad, estando su cuerpo diseñado aerodinámicamente para cubrir la necesidad de desplazamiento que marca su vida deportiva y poseyendo un aparato respiratorio muy especializado, reflejos rápidos y un sentido de orientación innato muy agudizado con su gran cantidad de señales sensoriales.

Sobre estas aptitudes, el colombófilo debe preocuparse, con perseverancia y paciencia, por adivinar la capacidad de cada ejemplar y sus límites, para aplicar la preparación y adiestramiento que tienen como propósito el rendimiento físico adecuado, mientras planifica, dosifica y racionaliza los esfuerzos de sus palomas mensajeras e intenta alcanzar los objetivos deseados, compartiendo suerte y aventura en esa búsqueda de los méritos deportivos aceptables y los desafíos que se presentan cada anualidad y que el mundo de la colombofilia ofrece. Una buena paloma bien preparada, bien conducida y bien motivada, dentro de los parámetros de buena salud, va adquiriendo una resistencia en el desempeño de su vida deportiva y esos valores y la buena disciplina en el palomar llenan de determinación los objetivos perseguidos por cada preparador. Laboriosidad, constancia y planificación suman una buena base de manera racional y bien planteada.

CAPACIDADES Y TÉCNICAS DE APLICACIÓN

En el aspecto deportivo cabe señalar que una buena paloma bien preparada, bien conducida y bien motivada, dentro de los parámetros de buena salud, en condiciones normales de una competición como las que se programan cada año, va adquiriendo poco a poco y a medida que evolucionan las pruebas, una resistencia ante las adversidades, en ese desempeño de progresar y evolucionar convenientemente en una campaña de vuelo, con el acopio de todas sus capacidades a pleno rendimiento.

La evolución de todas las acciones bien dirigidas, conducen a velar y fijar valores en la personalidad que define a la paloma mensajera como atleta del espacio.

El éxito razonable de la aplicación de buenos métodos y cuidados específicos, tendentes a alcanzar los deseados objetivos, precisan de la laboriosidad y constancia que se aplica en la realización de un trabajo bien planificado. Sus métodos conducen razonablemente a alcanzar desafíos satisfactorios y niveles de alta calidad. Potenciar las habilidades y destrezas de la paloma mensajera y potenciar sus cualidades innatas, abren un abanico de grandes posibilidades para enfrentarse a cualquier reto que se pretenda alcanzar. El aprendizaje ordenado con aporte de materias y ejercicios bien dirigidos, nos abre caminos más esclarecedores, las estrategias de todos estos aprendizajes consolidan una mejor formación y disposición para practicar la colombofilia.

PROCESANDO CONOCIMIENTOS 

En la práctica del manejo de las palomas mensajeras, evaluándolas para adquirir un mejor razonamiento para estar en disposición de afrontar competiciones con las máximas garantías, es de gran ayuda disponer de un baremo como el que se dispone a través del estándar internacional, donde el procesamiento de esos conocimientos, facilitan aplicar unas directrices encaminadas a una más óptima evaluación de cada atleta del espacio, dentro de esos nuevos rumbos que la especialización y las acciones formativas, en este y otros temas nos conduce a establecer mejores y más claras situaciones. Velar y fijar valores por hacer evolucionar un arquetipo ideal, es una constante preocupación que conlleva aplicar con rigor todas las observaciones e interpretaciones que la evolución precisa a cada momento y en la que cada colombófilo está comprometido.

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 Caracteres y aptitudes de la paloma mensajera

Teorías y constataciones sobre palomas mensajeras

Mi intención es la exponer, de la forma más comprensible posible, las distintas teorías que se mantienen a lo largo del tiempo sobre nuestras palomas y, al mismo tiempo, analizar de forma somera, algunos hechos más o menos comprobados científicamente y que afectan o pueden afectar a nuestro deporte colombófilo.

Aunque respecto a algunos temas expongo mi punto de vista, en la mayoría tan solo me limito a hacer una exposición sin entrar en su contenido.

En relación con las palomas mensajeras existen infinidad de teorías, como también existen infinidad de pruebas científicas con mayor o menor éxito que, en algunos casos, unas son diametralmente opuestas  a otras. Algunas teorías, con mayor o menor fundamento, se basan en experiencias o análisis más o menos exhaustivos y otras en meras anécdotas elevadas a categoría.

De esta manera se ha escrito mucho sobre la TEORÍA DEL OJO, DEL ALA, DE LA COLA, DE LOS SACOS AÉREOS, DEL EQUILIBRIO, DEL SEXAJE, DE LA ORIENTACIÓN y otras muchas que, en algunos casos, tienen poca relevancia en el deporte colombófilo. Y tanto en unas como en otras, existen defensores y detractores.

Por comentarlo, dada su curiosidad,  existe una teoría singular de la que se hace constancia en UNA LEY en Canarias, en la cual se determina que existe UNA VARIEDAD DE PALOMA MENSAJERA en Canarias que, tanto en cuanto a su genética como a su morfología, es distinta de las del resto del mundo. Algo que, aunque se afirme en una Ley del Parlamento de Canarias, no deja de ser cuestionable en cuanto que en Canarias se han adquirido y se adquieren anualmente cientos de palomas extranjeras que, irremediablemente, se han venido cruzando con las existentes a lo largo de algo más de un siglo de existencia de la colombofilia en esta Comunidad.

Una teoría que podríamos considerar que han dejado de serlo, para poder afirmarlo como algo probado, al menos desde el análisis durante años, es la de la acción de viento, tanto en cuanto a la intensidad, como en cuanto a la dirección, sobre las palomas mensajeras en su camino desde un punto de suelta a su palomar. Y aunque todos los fenómenos meteorológicos pueden afectar, en mayor o menor medida, al vuelo de las palomas, me he referido al viento porque, a mi juicio, es una de los fenómenos cotidianos más relevantes.

En relación a la determinación DEL SEXO de las palomas siendo aún jóvenes, existen muchas teorías que, en algunos casos, carecen de fundamento. En la actualidad, por selección, las palomas presentan similares características entre machos y hembras, al menos cuando son jóvenes. Por ello es importante conocer el sexo de las palomas cuando antes.

Una de las teorías, es la observación de la cloaca que se puede aplicar desde que el pichón nace hasta los veinte días, aproximadamente. Así en los machos el borde superior de a cloaca es ligeramente mayor que el inferior, mientras que en la hembrea el inferior sobresale sobre el superior. De esta manera, si los extremos de la apertura de la cloaca miran hacia arriba corresponde a un macho y si miran hacia abajo sería una hembra.

Al parecer, según esta teoría, hay más aciertos cuanto más temprano se observe, es decir, antes de los cinco días.

Una teoría que, al parecer, tiene un nivel alto de aciertos, es el del péndulo.

Para esto se coge un péndulo, que se puede confeccionar con una aguja de cocer y un hilo y se sitúa sobre la paloma a una distancia prudencial, en torno a unos veinte centímetros. Si el péndulo se mueve en el sentido de la cabeza a la cola, la paloma es macho y si el péndulo gira alrededor de la paloma, se trata de una hembra. 

Otra teoría es la de la comprobación del tamaño de los dedos. Tomando como referencia el estado natural del dedo central, se colocan los dos dedos laterales junto a éste y si los dedos son de igual tamaño corresponde a una hembra y si son de diferente longitud corresponde a un macho.

Según algunos teóricos, el primer huevo que pone la paloma corresponde a un pichón macho y el segundo a la hembra.

En relación con la TEORÍA DEL OJO, defendida a ultranza por unos y rechazada con virulencia por otros, resulta curioso que no exista fotografía de paloma que no adjunte una fotografía de uno de sus ojos.  Al parecer, se crea  o no en la teoría del ojo, parece que todos los colombófilos o al menos en su mayor parte, le dan importancia al ojo. Y son muchos los colombófilos que escogen a sus palomas para una determinada suelta, según la expresión de los ojos.

Según la teoría del ojo, se pueden determinar  tanto las buenas o malas reproductoras, como las buenas o malas viajeras.

Esta teoría defiende una pupila pequeña, redonda y que reaccione ante la luz; un círculo de adaptación que puede ser parcial o total y al que se le atribuye mayor calidad en cuanto más fino y completo sea. El círculo de correlación que generalmente es de color blanco o amarillo y es más delgado en las palomas de fondo. El iris requiere que sea de intenso color, tanto para palomas reproductoras como para viajeras. Y el llamado quinto círculo que aparece en todas las palomas, se encuentra en el borde del globo ocular y debe ser delgado.

Según la teoría de LA COLA, se han de observar las dos plumas de los extremos que, de presentar marcas o pequeños puntos en los cañones, podría significar la dureza de un concurso.  Si las plumas del centro de la cola presentan manchas blancas pueden significar fiebre o estrés.

Según esta teoría, si observamos las plumas de la parte superior de la cola, cuando esta se encuentre en situación de reposo, se puede ver que algunos cañones se encuentran en el centro, otros a la izquierda y otros a la derecha de la pluma. Cuando el cañón se encuentre ligeramente desviado a la derecha  se trata de una mala paloma. La mejor paloma deberá presentar cañones rectos o ligeramente desviados hacia la pluma.

Si el cañón es recto y ligeramente desplazado hacia la derecha, determina que la paloma podría ser equilibrada pero no de mucha calidad. Y será más equilibrada cuando, reuniendo lo indicado anteriormente, en su segunda pluma presenta un cañón desviado hacia la izquierda. Y resultará ser una paloma equilibrada y de buena calidad, cuando el cañón de la primera pluma sea recto, desplazado ligeramente a la derecha y muy desviado hacia la izquierda el cañón de la segunda pluma.

Según esta teoría, una paloma de grandes distancias no debe moverse cuando se le presiona la base de la cola.

Una teoría que durante mucho tiempo ha tenido predicamento, ha sido la del ALA. Esta teoría, como la mayor parte de otras, pretende determinar si una paloma es apta para vuelos de velocidad, fondo o gran fondo. En las palomas de velocidad el ala pasiva es pequeña y las plumas primarias son más largas que en las palomas de medio fondo y de fondo.

Las palomas de media distancia presentan plumas anchas, siendo las plumas finales un poco más cortas que las primeras en la anteala y la primera remera deberá ser más grande que la primera pluma de la anteala

Las palomas para cualquier distancia deberán presentar una anteala  mayor que el ala y presentar un salto entre las plumas siete y ocho y, al mismo tiempo presentar huecos entre las últimas cuatro plumas característico en las palomas de velocidad y medio fondo.

Una paloma de fondo debe poseer una anteala completa más grande que la de una paloma de velocidad y con plumas grandes. Las palomas de fondo presentan más flexibilidad en las alas.  Y es bueno que las últimas remeras presenten una ligera curvatura hacia afuera.

Aunque la teoría de los SACOS AÉREOS no está muy extendida, creo que es importante tenerla en cuenta ya que son órganos de vital importancia en la reducción del peso de la paloma, el equilibrio, facilitan la movilidad de algunos huesos, facilitan la eliminación del calor corporal y almacenan el aire que posteriormente pasa a los pulmones..

Según esta teoría, si se presionan las clavículas, que a su vez ejercen presión sobre el  saco aéreo interclavicular, en el caso de que este saco tenga una buena contextura, la paloma permanece inmutable. Sin embargo, si el saco aéreo presentara debilidad, la paloma intentaría rehuir el dolor causado y echaría el cuello hacia atrás.

Al parecer, se ha podido observar que, en un porcentaje muy alto, las palomas que regresan desde grandes distancias no presentan signos de dolor cuando se les somete a la prueba indicada.

Tal vez uno de los temas sobre el que más se ha estudiado y se sigue estudiando y donde se mezclan teorías y experimentos científicos más o menos probados, es acerca de LA ORIENTACIÓN de las palomas mensajeras. Como logran orientarse para volar desde un punto alejado hasta su palomar.

En relación con la orientación y otros aspectos que podríamos considerar entre teorías y constatación, he de decir que en los últimos tiempos se han hecho cientos de experimentos con palomas mensajeras y no siempre con resultados concluyentes. Aunque la mayor parte de los ensayos pareen revelar que las palomas son animales inteligentes y con gran capacidad para el aprendizaje.

Uno de esos estudios ha determinado que  las palomas poseen una especie de brújula magnética, que algunos científicos determinan que se encuentra en su oído interno, mientras que otros científicos la sitúan en el pico y otros en la retina.

Aunque, según parece, estudios más recientes han determinado que, el que las palomas encuentren el camino adecuado para llegar al palomar, está en las células inmunitarias.

Como resulta más que evidente, los científicos no se ponen de acuerdo en este tema. En lo que parece ponerse de acuerdo es en que las palomas poseen magnetita en diferentes puntos del cuerpo que deben estar conectadas con el sistema nervioso. Y también parece estar demostrado científicamente que las palomas utilizan la intensidad del campo magnético de la Tierra para orientarse.

Algunos teóricos defienden que las palomas se orientan por la posición de sol y los días despejados, sin embargo esto no se sustenta cuando se ha experimentado con vuelos nocturnos, con mucho éxito, en los que las palomas no podían orientarse por el sol, volando mejor cuando más oscura era la noche y  detectándose un mejor comportamiento en las hembras que en los machos.

Por otra parte, cuando se han hecho pruebas con palomas que se han soltado desde alturas considerables, resulta que, cuando la altura es excesiva las palomas caen como piedras y, tan solo vuelan, cuando la altura no excede de los cien o doscientos metros. Con lo que parece que no necesitan un punto donde puedan otear mejor el camino de regreso al palomar.

También se han hecho pruebas tapando los ojos a las palomas y, curiosamente, se orientan bien con el ojo izquierdo tapado, pero no tan bien cuando se les tapa el ojo derecho.

Otra de las teorías científicas últimamente en el candelero, es la que defiende que las palomas se orientan por el olfato. Esta teoría se basa en pruebas con palomas a las que se le ha extirpado el sistema olfativo y otras a las que, presuntamente, se les ha extirpado el sistema de orientación magnético.

Un estudio que, si bien determina que el olfato juega algún papel en la orientación de las palomas, tampoco parece que pueda ser determinante.

Un experimento hecho con una estación transmisora en el trayecto de las palomas, desde un punto de suelta hacia el palomar, al transmitir ciertos impulsos, las palomas se mostraron desorientadas hasta que estos cesaron. Con lo que se concluye que ciertas ondas o impulsos afectan el sentido de la orientación de las palomas. Sin embargo, al observar desde el aire, a un bando de palomas que cruzaba por encima de un espacio cubierto de antenas, no se observó desviación alguna.

Un prueba científica, hecha con suficientes ensayos, si determina que las palomas tienden a volar en el sentido en el que se hayan entrenado, aunque posteriormente, en muchos casos, se reorienten en el sentido correcto de regreso al palomar.

La teoría del EQUILIBRIO es, para muchos colombófilos, fundamental para que una paloma sea de calidad. En general se entiende que una paloma tiene equilibrio cuando “cae bien en la mano” y esto es así cuando la paloma queda tranquila entre las manos sin que aparezcan desvíos en sentido alguno.

Por otra parte, para valorar si una paloma tiene equilibrio, teniéndola en las manos, se abren ligeramente las alas bajándolas  hacia abajo y se dice que la paloma es equilibrada, cuando no muestras síntomas de ladearse a lado alguno y la cola presenta una línea recta con el cuerpo o, en todo caso, desviada ligeramente hacia abajo. Y la paloma permanece inmóvil al presionar ligeramente en la base de la cola.

Muchas de estas teorías, al aplicarlas el colombófilo en su palomar, después de un período más o menos prolongado, la mayor parte de sus palomas tenderán a tener las características afines a la o las teorías con las que se hayan seleccionado.

Mi experiencia personal me dice que, en contra del criterio de muchos buenos y experimentados  colombófilos, de los grandes fondos regresan palomas bien hechas y mal hechas, feas y bonitas; grandes, medianas y pequeñas; equilibradas y desequilibradas, con alas largas y alas no tan largas, tranquilas y nerviosas  y de todos los colores posibles. Aunque a simple vista se puede observar que les diferencia pero, al menos de momento, no sabemos que les une y que ha hecho que todas hayan llegado al palomar. Y parece evidente que, aunque se trate de una excelente paloma, si tiene problemas respiratorios, tendrá muchas dificultades para llegar a su palomar.

Porque, por otra parte, en la actualidad, merced a los conocimientos, la formación e información, el intercambio y la experiencia, la mayor parte de las palomas mensajeras tienen un buen ojo, unas buenas alas, son equilibradas y reúnen las condiciones mínimas de la calidad que se les supone.

Y aunque según muchos colombófilos la buena paloma es la que llega al palomar, no es algo que yo comparta, porque en ocasiones, en determinadas condiciones meteorológicas, las mejores se suelen perder.

Y, como dicen muchos buenos colombófilos, la mejor teoría es la de la cesta y los viajes.

 

Juan Reboso.


Descargar:

 Teorías y constataciones sobre palomas mensajeras

Señas de identidad de la paloma mensajera

La constante evolución, la observación y la experiencia, abren caminos a la calidad deportiva y genética

SEÑAS DE IDENTIDAD DE LA PALOMA MENSAJERA

 

La mejora constante del desarrollo deportivo bien dirigido de la paloma mensajera, tiene entre otros objetivos el de alcanzar la eficacia y la excelencia por la alta exigencia y necesaria selectividad que demanda la alta competición, en esa búsqueda constante, verdadero motor de progreso, tendente a la marcha constante que propician mejorar las capacidades innatas que posee la paloma mensajera para competir en los concursos oficiales y pruebas internacionales homologadas y que son el soporte de la colombofilia universal como alma del deporte alado. Estas consideraciones para ser valoradas en todo momento, precisan de constantes visiones de evaluación y criterios contrastados, y cuya capacidad de respuesta se canaliza a través de los baremos que la Federación Colombófila Internacional va poniendo en valor y en mano de los jueces clasificadores, a razón de la evolución que cada día se alcanza en las competiciones.

Todas estas cuestiones se fundamentan en una combinación equilibrada donde concurren una serie de circunstancias y en las que la salud de la paloma mensajera ejerce de hilo conductor entre ellas, y uno de esos valores que aparece y desaparece, se convierte en lo que se denomina estado de forma, sin duda todo un reflejo de vitalidad manifiesta que alcanza con holgura cuando se llega al verdadero momento fisiológico, y que devuelve a través del brillo de sus ojos, de una manera gratificante para quien lo observa, una imagen de gran belleza, donde la genética ha dejado su sello de identidad y su huella indeleble y reconocible.

EL ESTABLECIMIENTO DE LAS NORMAS DE CALIDAD 

El estándar internacional, basándose en todas estas cuestiones, tiene por objeto, establecer las adecuadas normas de calidad que ofrece la morfología de la paloma mensajera, con la importancia de basarse en la experiencia que la historia de la colombofilia ofrece a través de las pruebas de alto rendimiento deportivo y selección de los ejemplares de contrastada valía, que en todas partes del mundo se vienen fraguando  como actividad deportiva. En esa selección para producir con los más aptos ejemplares se aplican las observaciones que tanto a la vista como a la mano, nos ofrece con carácter global esa unidad que representa la paloma mensajera, en primer lugar, la proporción de todas sus partes, que configuran su tamaño, las proporciones del mismo, la armonía que se desprende de sus estructuras anatómicas y su simetría, en definitiva la mayor perfección posible que se desprende de su contemplación y que se acompaña de su personalidad, su forma de ser y su vitalidad. En segundo lugar y ya leyendo la anatomía con las manos, la atención se fija en su solidez en conjunto, sus dimensiones, su peso, su plumaje y su necesario equilibrio, junto a las observaciones analíticas que con mayor detalle se recogen en el baremo vigente de clasificación de la paloma mensajera que aplican los jueces clasificadores. Todas las Comisiones nacionales de jueces de cada país actúan como órganos especialistas, con sus reglamentos y sus normas, estando siempre ligadas a las indicaciones sobre el tema que nos ocupa, a la Federación Colombófila Internacional, que marca en consecuencia, la forma de proceder en las citas que a los efectos se organizan en cualquier lugar de mundo.

Hay que ser constante en la búsqueda de nuevos cauces que nos permitan evolucionar de manera ordenada y científica poniendo al servicio de la paloma mensajera las mejores condiciones para desarrollar una vida plena de atleta del espacio.

 

Este acercamiento a la biología y morfología fenotípica que se hace desde el estudio constante especializado que el estándar posibilita, se revela como fundamental para la mejora de la colombofilia, por los acertados conocimientos y criterios que de ellos se desprende, por sus aplicaciones, sus evoluciones y sus resultados. El fomento de las exposiciones de palomas mensajeras ayuda a reunir y reconocer a los mejores ejemplares de cada momento, tal como viene siendo habitual en cada anualidad, aplicando tales criterios y difundiéndolos para conocimiento de todo aficionado, para proponerle constantemente una mejor preparación y especialización y que con su concurso, entusiasmo y conocimiento de la genética ayude a impulsar el progreso y prosperidad de la colombofilia universal.

ÁMBITOS DE MEJORAMIENTO GENÉTICO Y SU POTENCIACIÓN ADECUADA 

Entre la información visual que ofrece la contemplación de una exposición de palomas mensajeras, donde concurren los más bellos y mejor conformados ejemplares, con su palmarés de vuelo según las categorías representadas, está la de contemplar la síntesis de un buen trabajo, donde los mejoramientos generacionales que cada colombófilo va alcanzando y poniendo en valor un trabajo que favorece, con las normas antes señaladas, a que el arquetipo de la paloma mensajera evolucione adecuadamente y pueda ser velado y cuidado con el esmero que se pone en ello.

La paloma mensajera debe poseer un perfecto equilibrio hormonal para tener una adecuada carrera deportiva en este denominado deporte alado, con ese nivel fisiológico que así se lo permite

 

Las técnicas de mejoramiento genético, que cada colombófilo aplica, favorecen potenciar, el mordiente, la inteligencia, la velocidad, la vitalidad, la resistencia y la habilidad de ponerse en forma en los momentos adecuados. Sin ese trabajo constante y especializado no es posible prosperar en un deporte alado de alta competición. Cada colonia alada se esmera en fijar valores con las mejores aptitudes de estos valiosos atletas del espacio, potenciar sus apreciados genes que garanticen la evolución de tantas estirpes reconocibles que hacen felices a los colombófilos, garantizando con ello, como el tesoro que es, la transmisión de sus rasgos, su identidad y sus nobles caracteres. El progreso de todo ello, se sustenta en la práctica de cada día, todos estamos inmersos en alcanzar y disfrutar de la mejor colombofilia posible, y todos los ámbitos que la configuran, llevados con el rigor necesario, y que contribuyan a ello, necesitando de un soporte de descripción de características físicas externas e internas de amplia significación como hemos venido comentando. La constante evolución de todos los aspectos que definen a la paloma mensajera, aconsejan además la revisión periódica de los criterios de valoración, adecuándolos en cada momento, para así evitar  que ninguna recomendación se convierta en algo exclusivo porque está fuera de la lógica de toda evolución.

Carácter e inteligencia, determinan sin duda las mejores características que deben poseer las palomas mensajeras de calidad suprema, y todas sus cualidades se trabajan para potenciar sus capacidades y que sean propensas a superar sus propias limitaciones de la mano del preparador que las conoce y conoce además sus antecedentes familiares. Estas cuestiones deben despertar en el colombófilo inquietudes por adquirir el mejor conocimiento posible, no solo de selección en el aspecto morfológico sino que debemos añadir a ello, el de la mejora de su evolución, con ese caudal de patrimonio genético que cada familia de palomas posee y que sus historiales deportivos refrendan.

Las exigencias actuales de la moderna colombofilia van encaminadas a aumentar el radio de acción, y en ese empeño entran en juego todos los aspectos a los que nos hemos venido refiriendo y que permiten entrar en escena factores morfológicos, fisiológicos, psicológicos, patológicos, de rendimiento, de producción y genéticos.

El arquetipo ideal de la paloma mensajera va prosperando a medida que sus éxitos deportivos, bien dirigidos, alcanzan nuevas metas cada año.

 

ESTADO DE FORMA Y RENDIMIENTO 

En el estado de la salud primordial para toda paloma mensajera como atleta del espacio, hay un factor fundamental que hay que tener en cuenta relacionado con el mundo de la competición, y es la capacidad de alcanzar de manera rápida y adecuada el denominado estado de forma, factor principal para afrontar las pruebas programadas, teniendo en cuenta su variabilidad en cuanto a que aparece y desaparece de manera arbitraria y fluctuante. Con todo ello y sus variantes se desemboca en el rendimiento, que viene dado en gran parte por esa relación existente entre el esfuerzo realizado, la velocidad empleada y el desgaste energético producido por la realización de cada prueba.

La paloma mensajera universal, con la constante participación a través de las campañas deportivas y con su rigurosa selección sustentada en sus cualidades anatómicas, viene alcanzando un alto nivel de evolución y como valedor de estos ejemplares que definen lo mejor de la raza de la paloma mensajera, está la figura del juez clasificador que permanece atento a velar por la conservación y evolución del arquetipo ideal; anatomía adecuada, porte elegante, inteligencia, talento, mordiente, habilidad, vitalidad, velocidad, resistencia y poder de transmisión, entre otras características y cualidades, todas convertidas en marcas de calidad que llenan nuestras vidas de sana felicidad, y que contribuyen a configurar las señas de identidad de la paloma mensajera.

 

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 La constante evolución

Fundamentos en los protocolos de enjuiciamiento

Con los que se facilitan las valoraciones de acuerdo a las capacidades para desenvolverse en su vida deportiva

 

FUNDAMENTOS EN LOS PROTOCOLOS DE ENJUICIAMIENTO DE LA PALOMA MENSAJERA

 

La búsqueda del arquetipo ideal siempre ha ido ligada en relación a aspectos inseparables como el que existe entre la correcta constitución, las cualidades físicas y la calidad deportiva y esas inquietudes en su búsqueda, han hecho posible las normas de las que disponemos hoy en día y que nos permite relacionarnos con una serie de valores aceptados por todos, que se regulan desde los órganos competentes para tales fines en la Federación Colombófila Internacional y que establecen parámetros para poder evaluar de la manera más ecuánime posible a cada paloma mensajera.

Estos criterios de los que hoy disponemos son el fruto de acuerdos producidos a lo largo de muchos años entre entusiastas y especialistas de diferentes países para alcanzar a implantar una serie de normas elementales y obligatorias que permiten, con su previo consenso, el relacionarse entre todos los que practicamos la colombofilia organizada y homologada en el mundo.

El estándar internacional nos ayuda a describir los caracteres fenotípicos y establecer unos parámetros para poder evaluar de la manera más ecuánime posible a la paloma mensajera.

 

LAS NORMAS NECESARIAS PARA COMPARTIR VALORES RECONOCIBLES

 

 El estándar internacional sobre la paloma mensajera está regulado por las normas que emanan desde la Federación Colombófila Internacional para su cumplimiento por todas las Federaciones nacionales de los países afiliados a la misma, a partir de las experiencias disponibles que se han venido aportando desde cada país y que han evolucionado hacia el modelo de evaluación actual, contemplando las reglas que definen sus cualidades y las clasificaciones que proporcionan mediante su aplicación.

Con tales parámetros la evaluación de la paloma en su conjunto, nos conduce a fijarnos en primer lugar a sus caracteres generales en cuanto a su unidad a través de la vista en primera instancia donde podremos intuir aspectos tales como el tamaño del ejemplar, su estética y porte, con la relación existente entre el ancho, el largo y el alto en relación a la armonía general y la vitalidad y temperamento que se desprenda de esa primera impresión visual, su revestimiento del plumaje general, carúnculas, sus ojos y cualquier otra observación de interés que aporte la paloma para su valoración, y en la mano ya con posterioridad a ese primer análisis, donde ya entra el baremo con las clasificaciones que se proponen y que alcanzan los siguientes apartados:

En el primer apartado se hace referencia a la impresión general, cabeza, ojo y expresión, y hacen fijar la atención a los caracteres generales que antes se señalaban, referentes a la proporcionalidad en su aspecto físico, señalando entre ellos el tamaño y forma de la cabeza desde la punta del pico para pasar sin interrupciones y armoniosamente por sus carúnculas y ojos, la perfección de su simetría, su apariencia de ligereza y tipo morfológico, así como su carácter, su aparente estado de salud y esa sensación de inteligencia y personalidad que desprende su posición. A este apartado se le asignan las siguientes clasificaciones: 8, 8,25, 8,50, 8,75 y 9.

En el segundo apartado se hace referencia a la osamenta general, estructura y horquilla posterior, donde la estructura ósea lógicamente debe ser sólida y fuerte sobre patas bien formadas que sustentan su porte general y firmeza. Referente a la horquilla se señala su buen cerramiento, con solidez y debidamente bien cubierta de plumas. A este apartado se le asignan las siguientes clasificaciones; 8, 8,25, 8,50, 8,75 y 9.

En el tercer apartado se hace referencia a la espalda y rabadilla, donde debe estar en proporcionalidad al conjunto anatómico general toda su espalda, reduciéndose gradualmente desde su parte más ancha hacia la rabadilla y la unión con la cola. A este apartado se le asignan las siguientes clasificaciones; 17, 17,25, 17,50, 17,75, 18, 18,25, 18,50, 18,75 y 19. 

En el cuarto apartado se hace referencia al equilibrio y musculatura, todo ello como en los apartados anteriores, de acuerdo a la valoración del conjunto y su construcción equilibrada y sobre ella el músculo debe estar bien desarrollado, elástico, flexible y laxo, diferenciándose en su tacto con el tejido adiposo. Su aspecto general además de firmeza debe ostentar un claro porte aerodinámico, independientemente del tamaño y envergadura, estando en consecuencia de tal tamaño que presente, la proporcionalidad del peso adecuado al mismo. A este apartado se le asignan las siguientes clasificaciones; 27, 27,25, 27,50, 27,75, 28, 28,25, 28,50, 28,75 y 29.

La belleza en un atleta del espacio como la paloma mensajera tiene mucho que ver con su capacidad innata de orientación, con su potencia, con la resistencia y esas características de las que goza y que se hacen necesarias para desarrollar una vida deportiva adecuada.

 

En el quinto y último apartado se hace referencia al ala, cola y calidad del plumaje, donde el tamaño del ala, como cualquiera de sus partes, debe ser proporcional al tamaño de la paloma, y dotada ésta, de gran flexibilidad, con el borde grueso y con riqueza de plumaje en ambas caras, tanto en densidad como en sedosidad. El plumaje tanto del ala como de todo el cuerpo en general, tiene entre otros aspectos el de aportar función térmica, como contacto con el ambiente externo y el de conciliar el roce en el vuelo, poseyendo además la flexibilidad necesaria que potencie su adecuado funcionamiento. En cuanto a la tras ala conviene que sea recta en lo posible, hasta su unión con el cuerpo, donde se va curvando ligeramente. Las alas deben de tener diez plumas y la cola debe estar bien cerrada, presentándose como si sus doce plumas solapadas fueran una sola. En otro aspecto y siguiendo el tema de las plumas, no deben tener presencia en las patas ni presentarse en otras zonas en forma de rizos. A este apartado se le asignan las siguientes clasificaciones; 27, 27,25, 27,50, 27,75, 28, 28,25, 28,75 y 29. 

 

EL ESPACIO DE EVALUACIÓN DE LAS CUALIDADES RESEÑADAS

 

La regulación del deporte alado, se ve asistida en este aspecto por unas reglas de evaluación consensuadas como antes se señalaba, con sus caracteres fenotípicos considerados adecuados y óptimos para satisfacer ese deseo de conocerlas y las consideraciones al respecto que se desprenden de las experiencias que se disponen en el mundo colombófilo. Todo ello después de ir avanzando entre todos en cuanto al conjunto de los caracteres que definen a la paloma mensajera en su unidad y tipo morfológico y que se señalan desde la Federación Colombófila Internacional para permitirnos crear un espacio común donde competir en igualdad de condiciones en un examen que recoja sus mejores cualidades y nos posibilite disfrutar y contemplar las mejores palomas mensajeras en cada momento con sus mejores niveles de definición para realizar el vuelo competitivo en su vida deportiva y las proporciones que se precisan para ello, con su equilibrio necesario y peso adecuado.

Conocer la anatomía de la paloma mensajera nos permite con ciertas garantías evaluar en su conjunto tanto perfiles en su totalidad como en su unidad.

 

Además de estas consideraciones aplicables a grupos definidos dentro de las normativas que se emiten para la celebración de las exposiciones tanto nacionales como internacionales, como son el Grupo A y B existen el C para el estándar internacional y el D para el Sport, donde se deben aportar el palmarés deportivo y la clasificación general en los concursos. Tales normativas van detallando cada año el modo de participación de acuerdo a la cita prevista y el obligado cumplimiento de las mismas para conducir los equipos representativos y que cumplimentan para ello, el reglamento establecido en vigor.

A medida que evolucionamos en las pruebas que se celebran en todas partes del mundo, con diferentes kilometrajes, orografía y climatología, vamos descubriendo aspectos por desentrañar que comprobados y contrastados estadísticamente, nos ayudarán a perfeccionar cualquier consideración que mejore nuestra visión sobre las cualidades de este gran atleta del espacio que es la paloma mensajera y en consecuencia mejorar los protocolos de enjuiciamiento de la misma, considerando su armonía, proporción y simetría. Todo permanece en constante evolución y la experiencia nos enseña como aumenta cada día la calidad deportiva y nos proporciona coeficientes de utilidad en su apreciación con el mayor rigor posible.

 

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 Fundamentos en los protocolos de enjuiciamiento

La consanguinidad

Muchas veces hemos oído hablar que para triunfar o mantener un buen cuadro reproductor, es imprescindible emplear la consanguinidad.

A groso modo podremos considerar como consanguinidad el cruce entre familiares para tratar de mantener las buenas cualidades que esos animales han manifestado en su carrera deportiva y en ocasiones como reproductores ya.

Mediante estos cruces endogámicos (consanguíneos), tratamos de concentrar esos “buenos genes”, para que su transmisión a las nuevas generaciones tengan más probabilidades de que así se transmitan.

Cariotipo: conjunto de genes.

Como dato a tener en cuenta, debemos saber que la paloma es uno de los animales que mejor soporta la consanguinidad, se dice en términos genéticos que tiene una carga genética muy adecuada para tolerar esos cruces consanguíneos.

Todo esto es lo ideal, pero al igual que tratamos de concentrar esas buenas cualidades, podemos estar transmitiendo otro tipo de genes que no se manifiestan (hasta que se concentran, son recesivos) y que son totalmente indeseables.

En ocasiones estos genes indeseados, incluso originan la muerte de los animales que los tienen y que no llegan ni a nacer o mueren al poco tiempo de hacerlo.

En cierta manera, esto sería el fin de la transmisión de estos genes indeseados y por tanto sería el fin de este problema.
Puede haber otro tipo de genes que no son tan drásticos en cuanto a su fin de transmisión.

En algunas ocasiones hemos escuchado que alguien que practicaba la consanguinidad, tiene palomas que producen animales con alteraciones (esterilidad, alteraciones en las plumas, patas,….).

Algunos de esos caracteres no supondrán problemas muy graves, mientras que otros si.

Así mismo, un exceso de consanguinidad produce de forma clara una disminución en el funcionamiento del sistema inmunitario (en una ocasión un palomar afectado de una enfermedad vírica, observaba con preocupación cómo prácticamente todos sus ejemplares consanguíneos de una misma familia de palomas estaban afectados y en muchas ocasiones fallecían, mientras que otros no consanguíneos toleraban mucho mejor la enfermedad).

También se observa con una consanguinidad elevada, que los individuos disminuyen su tamaño corporal.

Se ha estudiado y documentado, que cuando se cruzan dos animales consanguíneos de distintas líneas o familias que no tienen parentesco, se recupera la fortaleza del sistema inmunitario y así mismo se recupera mayor tamaño corporal. Este fenómeno se denomina HETEROSIS o Vigor Híbrido.

Para tratar de controlar  en la medida de lo posible estos efectos adversos, debemos  utilizar animales con un probado historial deportivo, en buenas condiciones sanitarias y sin precedentes en su descendencia o de su familia en animales con alteraciones.
De esta forma evitaremos la posible transmisión de estas características indeseadas.

Los individuos con los que vayamos a hacer consanguinidad deben ser  merecedores de que sus genes continúen (gracias a su concentración).

Janssen-Sion (12 hijos de 12 criados volados a 700 km en 3 años)

Existen algunas pruebas genéticas (mediante retrocruces y otro tipo de pruebas para manifestar cualidades recesivas negativas), pero que no se emplean en colombofilia (si en ganadería productiva).

Por tanto: CONSANGUINIDAD, es una gran herramienta pero bien empleada, utilizada en condiciones inadecuadas, supone potenciar en gran medida características totalmente inadecuadas.


Descargar:

 La consanguinidad

Experiencias y observaciones

Consideraciones en la evolución del estándar Internacional.

A través de las normas y recomendaciones que emanan desde la Federación Colombófila Internacional (FCI) a las Federaciones Nacionales de cada país vinculadas a la misma, en el tema que engloba el ámbito del estándar internacional, el modo de enjuiciar a las palomas mensajeras va evolucionando con el tiempo al igual que las palomas hacen lo propio alcanzando con notable destreza retos que antaño parecían imposible y que nos demuestra que todo sigue una constante evolución y progreso deportivo cuando las pruebas se diseñan con rigor y atendiendo a una serie de valores que favorecen cada día pasos adelante en el mundo de la competición en cualquier parte del mundo donde se practique la colombofilia organizada.

Por esa constante evolución y las enseñanzas que las palomas con un esfuerzo bien dirigido aportan, los especialistas en velar por preservar el arquetipo ideal constatan, reflexionan y comparten observaciones razonadas que influyen en los baremos con los que se miden tales valores en la paloma mensajera.

Con esas inquietudes por compartir experiencias, mejorar los puntos de vista e intentar ofrecer nuevas observaciones que puedan ser útiles a la colectividad, nace con voluntad de ser una herramienta de trabajo, la organización de congresos propiciados en nuestro país, por la Real Federación Colombófila Española, donde se aportan, debaten, comparten y se llega a conclusiones temas de interés general en la materia que nos ocupa.

Aplicar los criterios del estándar, es la labor de los jueces en el enjuiciamiento de cada ejemplar

Así, con esa vocación de servicio que aporta esta iniciativa, con actividades similares realizadas hasta la fecha, como jornadas de adecuación al estándar, seminarios, cursos de jueces o encuentros de jueces clasificadores españoles y portugueses en diferentes lugares de Portugal, nacen los congresos nacionales colombófilos, de los que hasta la fecha se han realizado dos en Madrid y estamos ante las puertas de celebración del tercero en Santa Cruz de Tenerife, de entre los que encontramos en sus conclusiones algunas consideraciones como las que vamos a señalar, tales como que el acercamiento a la biología y morfología fenotípica de la paloma mensajera es fundamental para la adecuada práctica de la colombofilia, al posibilitar un mejor conocimiento y criterio a la hora de seleccionar tanto un equipo de reproducción como a un equipo de vuelo en sintonía con las posibilidades reales de cada colombófilo en cuanto a espacios disponibles para las instalaciones y recursos adecuados en la práctica del deporte alado.

La especialización de los colombófilos en esta materia, el fomento de las exposiciones y la difusión de las mismas, favorece el acercamiento de la ciudadanía a la colombofilia y posibilita la incorporación de nuevos aficionados que garanticen los relevos generacionales. Con esa preocupación la Real Federación Colombófila Española se esfuerza en impulsar iniciativas en todas las regiones de España, considerando de interés cualquier vía válida para proponer constantemente una mejor preparación y especialización colombófila en aras del progreso que cada actividad humana requiere para su engrandecimiento y prosperidad y entre esos preocupaciones se encuentran los deseos de la Española de seguir estrechando lazos de colaboración en esta materia con todos los países que practican la colombofilia y abrir nuevas vías de comunicación en este sentido, que fomenten el intercambio de experiencias y nos enriquezcan colectivamente en interés de una mejor especialización y valoración de la colombofilia en general.

Anatomía y resultados deportivos van íntimamente unidos en la paloma mensajera

Así, la divulgación de las particularidades anatómicas y fisiológicas, la genética bien dirigida, los cruzamientos idóneos y la aspiración de perseguir siempre el más y mejor adecuado arquetipo de la paloma mensajera, crea, renueva y fomenta constantemente el compromiso de avanzar en la mejora de esta raza excepcional dotada de un gran y demostrado valor deportivo. Estos fines, que se constatan cada año en las pruebas programadas que se suceden en todo el mundo colombófilo, reflejan, de manera progresiva, un trabajo en la adecuada dirección, si comparamos la relación entre la aplicación del estándar y su beneficiosa influencia en los equipos de competición y las bondades de sus resultados en las pruebas exigidas.

Tal relación, anatómica por un lado y de resultados deportivos por otro, íntimamente ligados por la mejor sintonía posible, requiere constantemente una conveniente reglamentación actualizada de cara a las diferentes citas de las exposiciones que garanticen y convergen en la formación del más idóneo equipo nacional de cada anualidad. Además de ello, se ha comprendido la conveniencia de tener en el equipo organizador de las exposiciones, un veterinario que vele por el bienestar de las palomas recepcionadas, suministrando a las mismas, en el agua y comida cualquier solución que atenúe el estrés que produce en ellas el verse en las jaulas de exposiciones y en consecuencia, comparta precisas recomendaciones a los participantes, en su regreso a casa en los primeros días de llegada de nuevo de los ejemplares al palomar de origen.

Anatomía y resultados deportivos van íntimamente unidos en la paloma mensajera

Para todas estas cuestiones mencionadas y otras de igual importancia, se considera de interés aplicar siempre los criterios del estándar, tal como se recomienda desde las instancias internacionales (FCI), desechando en todo momento los criterios personales, unificando además las palomas estándar con las palomas deportivas, según las normas de clasificación de cada Grupo.

Compartiendo todo tipo de criterios contrastados en los encuentros que se proponen como en este caso los congresos, se tiende, en cada uno de ellos, a hacer observaciones contrastadas en diferentes experiencias, encaminadas a engrandecer, compartir y promover el conocimiento especializado sobre la paloma mensajera.

José Antonio Montesdeoca.


Descargar:

 Experiencias y observaciones
wink.pink

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies