La naturaleza de la paloma mensajera y su comportamiento

Las importantes materias que precisan de constancia, dedicación y paciencia por parte del colombófilo

 

LA NATURALEZA DE LA PALOMA MENSAJERA Y SU COMPORTAMIENTO

 

Practicar la colombofilia diariamente precisa de una dedicación encaminada a adquirir conocimientos que abarcan algunos aspectos que con los ingredientes de la constancia, dedicación, observación y paciencia aplicados a la misma, permiten conocer lo mejor posible la naturaleza de la paloma mensajera y su comportamiento y abren puertas al conocimiento sobre diversas materias, tales como los criterios para realizar la selección morfológica, la mejor elección posible sobre la formación del cuadro reproductor, la confección del equipo de vuelo para participar en las competiciones y su adecuada preparación, la alimentación especializada según las épocas del año y según la disponibilidad de granos y sus principios nutritivos, la higiene en todas las instalaciones del palomar, el tratamiento de las enfermedades y su identificación, su prevención, vacunaciones y dosificación de los tratamientos vitamínicos, todo un estudio cotidiano del que se debe de tomar notas que permitan contrastar a través de las estadísticas, el mejor resultado posible en cada momento.

El tipo, la belleza y mejora se armonizan en la paloma mensajera, con una reconocida estética que contribuye a definir su personalidad e identidad

La creación de las estirpes en diferentes países, el imprimirles una identidad de acuerdo a sus aptitudes, el manejo de la consanguinidad o la fijación de caracteres por citar el gran trabajo encaminado a hacer prosperar y construir un arquetipo ideal con su bella morfología derivada de los esfuerzos a través de generaciones, la capacidad y el rendimiento en su vida deportiva, vienen dando sus frutos imprimiendo caracteres hereditarios en los más sobresalientes atletas y disponiendo de los mejores valores que alcanzan lo fisiológico, lo psicológico y lo patológico y apuntan a la contribución de la depuración de una familia en cada generación. Todo ello forma esos perfiles que definen a la paloma mensajera, la genética que atesora y su extraordinaria naturaleza.

FACTORES NECESARIOS PARA EL PROGRESO 

Los resultados que vemos cada año y los logros deportivos que se ofrecen en los países punteros en el deporte alado nos van mostrando las nuevas necesidades que demandan eficacia de gran nivel, conquistando mayores distancias en las diferentes orografías y climas, y la mejor velocidad, resistencia y solvencia para resolverlas. Todas estas importantes cuestiones y consideraciones hicieron posible en su momento la creación del estándar internacional, cuya aplicación y baremo ayudan a fijar la atención en los ejemplares que presentan la mejor constitución atlética íntimamente ligado con la selección y depuración a través de los grandes esfuerzos que exige el mundo de la competición y que refuerzan asimismo los cuadros reproductores de cada colonia alada. Tipo, belleza y mejora de las condiciones atléticas van enlazadas en completa armonía con una reconocida estética.

La buena alimentación y el ejercicio físico diseñado para cada reto, producen un reconocible bienestar y estado de ánimo adecuado que favorece el rendimiento deportivo de este atleta del espacio 

 

EQUILIBRIOS NECESARIOS Y LA MEJOR SALUD POSIBLE 

La salud es el tema de máxima importancia que hace posible todo lo referente a que la paloma mensajera alcance la mejor condición, alegría y puesta en forma para participar en cualquier competición y que está vinculada sin duda, al mejor equilibrio hormonal del que se disponga. La salud es un estado completo de bienestar físico cuya responsabilidad recae en mayor medida en el colombófilo y la metodología elegida y todo lo relacionado con cualquier aspecto que ayude a ganar salud y contribuya a elevar los niveles adecuados de eficacia funcional o metabólica de su organismo tiene que ser tratados con el rigor que se precise, investigando y aplicando en todo momento, las iniciativas razonadas y debidamente contrastas.

La higiene en las instalaciones del palomar se aplica metódicamente como un elemento imprescindible que contribuye, entre otras medidas, al mantenimiento de todo aquello que a la salud se refiere, como son los diversos factores que puedan ejercer efectos nocivos sobre tal condición. Su vigilancia y mantenimiento vienen a ser un soporte para garantizar una dinámica sin sobresaltos. Todas éstas las cuestiones, enlazadas entre sí, ayudan a ganar en definitiva la mejor salud posible.

El necesario descanso produce, tras un entrenamiento bien dirigido, una mejora en el rendimiento corporal de un atleta especializado en el vuelo como es la paloma mensajera

 

ALIMENTACIÓN, EJERCICIO FÍSICO Y DESCANSO 

La alimentación adaptada a las necesidades de la paloma mensajera es uno de los principales factores que influyen en la salud, puesto que ésta se consigue en mayor medida a través de una dieta equilibrada de sana nutrición, con idóneos complementos alimenticios y hábitos saludables que el colombófilo debe controlar en cada momento. Las vitaminas por ejemplo ayudan a cubrir alguna carencia y complementan un equilibrio en mejor armonía, con un uso acertado y riguroso, una aportación adecuada en caso de crecimiento, en el transcurso de las competencias, durante la época de cría, la muda o la salida de cualquier episodio de enfermedad. Las mezclas versátiles de fácil digestión altamente energéticas de variados granos de calidad suprema, de las que actualmente se disponen en el mercado, elaboradas por diferentes firmas comerciales con un equilibrio ideal de nutrientes para cada época, vienen cumpliendo en su composición y gracias a la continua labor de investigación e innovación científica, de unas directrices de calidad contrastada para garantizar la calidad de vida de la paloma mensajera, preservando en mejores condiciones su organismo y la obtención de un máximo rendimiento en el desarrollo de su vida deportiva en esta colombofilia en constante progreso.

El indispensable ejercicio físico, con la buena alimentación que antes se señalaba, produce un bienestar y mejora no solo en ese aspecto físico, con el mejoramiento de la capacidad atlética y en consecuencia de sus habilidades, sino en el estado de ánimo necesario en este atleta del espacio para afrontar retos deportivos con las mejores garantías, practicándose con mesura y orden y con un estudiado plan de entrenamiento, según los planes de vuelo que hay que afrontar anualmente.

Como complemento a todo ello, señalemos el necesario descanso para que se produzca en el cuerpo de esta maravillosa atleta del espacio, las diferentes adaptaciones que aporta la actividad física bien dirigida, y que produzca finalmente mejoras en el rendimiento corporal.

 

José Antonio Montesdeoca


 La naturaleza de la paloma mensajera y su comportamiento

Teorías y constataciones sobre palomas mensajeras

Mi intención es la exponer, de la forma más comprensible posible, las distintas teorías que se mantienen a lo largo del tiempo sobre nuestras palomas y, al mismo tiempo, analizar de forma somera, algunos hechos más o menos comprobados científicamente y que afectan o pueden afectar a nuestro deporte colombófilo.

Aunque respecto a algunos temas expongo mi punto de vista, en la mayoría tan solo me limito a hacer una exposición sin entrar en su contenido.

En relación con las palomas mensajeras existen infinidad de teorías, como también existen infinidad de pruebas científicas con mayor o menor éxito que, en algunos casos, unas son diametralmente opuestas  a otras. Algunas teorías, con mayor o menor fundamento, se basan en experiencias o análisis más o menos exhaustivos y otras en meras anécdotas elevadas a categoría.

De esta manera se ha escrito mucho sobre la TEORÍA DEL OJO, DEL ALA, DE LA COLA, DE LOS SACOS AÉREOS, DEL EQUILIBRIO, DEL SEXAJE, DE LA ORIENTACIÓN y otras muchas que, en algunos casos, tienen poca relevancia en el deporte colombófilo. Y tanto en unas como en otras, existen defensores y detractores.

Por comentarlo, dada su curiosidad,  existe una teoría singular de la que se hace constancia en UNA LEY en Canarias, en la cual se determina que existe UNA VARIEDAD DE PALOMA MENSAJERA en Canarias que, tanto en cuanto a su genética como a su morfología, es distinta de las del resto del mundo. Algo que, aunque se afirme en una Ley del Parlamento de Canarias, no deja de ser cuestionable en cuanto que en Canarias se han adquirido y se adquieren anualmente cientos de palomas extranjeras que, irremediablemente, se han venido cruzando con las existentes a lo largo de algo más de un siglo de existencia de la colombofilia en esta Comunidad.

Una teoría que podríamos considerar que han dejado de serlo, para poder afirmarlo como algo probado, al menos desde el análisis durante años, es la de la acción de viento, tanto en cuanto a la intensidad, como en cuanto a la dirección, sobre las palomas mensajeras en su camino desde un punto de suelta a su palomar. Y aunque todos los fenómenos meteorológicos pueden afectar, en mayor o menor medida, al vuelo de las palomas, me he referido al viento porque, a mi juicio, es una de los fenómenos cotidianos más relevantes.

En relación a la determinación DEL SEXO de las palomas siendo aún jóvenes, existen muchas teorías que, en algunos casos, carecen de fundamento. En la actualidad, por selección, las palomas presentan similares características entre machos y hembras, al menos cuando son jóvenes. Por ello es importante conocer el sexo de las palomas cuando antes.

Una de las teorías, es la observación de la cloaca que se puede aplicar desde que el pichón nace hasta los veinte días, aproximadamente. Así en los machos el borde superior de a cloaca es ligeramente mayor que el inferior, mientras que en la hembrea el inferior sobresale sobre el superior. De esta manera, si los extremos de la apertura de la cloaca miran hacia arriba corresponde a un macho y si miran hacia abajo sería una hembra.

Al parecer, según esta teoría, hay más aciertos cuanto más temprano se observe, es decir, antes de los cinco días.

Una teoría que, al parecer, tiene un nivel alto de aciertos, es el del péndulo.

Para esto se coge un péndulo, que se puede confeccionar con una aguja de cocer y un hilo y se sitúa sobre la paloma a una distancia prudencial, en torno a unos veinte centímetros. Si el péndulo se mueve en el sentido de la cabeza a la cola, la paloma es macho y si el péndulo gira alrededor de la paloma, se trata de una hembra. 

Otra teoría es la de la comprobación del tamaño de los dedos. Tomando como referencia el estado natural del dedo central, se colocan los dos dedos laterales junto a éste y si los dedos son de igual tamaño corresponde a una hembra y si son de diferente longitud corresponde a un macho.

Según algunos teóricos, el primer huevo que pone la paloma corresponde a un pichón macho y el segundo a la hembra.

En relación con la TEORÍA DEL OJO, defendida a ultranza por unos y rechazada con virulencia por otros, resulta curioso que no exista fotografía de paloma que no adjunte una fotografía de uno de sus ojos.  Al parecer, se crea  o no en la teoría del ojo, parece que todos los colombófilos o al menos en su mayor parte, le dan importancia al ojo. Y son muchos los colombófilos que escogen a sus palomas para una determinada suelta, según la expresión de los ojos.

Según la teoría del ojo, se pueden determinar  tanto las buenas o malas reproductoras, como las buenas o malas viajeras.

Esta teoría defiende una pupila pequeña, redonda y que reaccione ante la luz; un círculo de adaptación que puede ser parcial o total y al que se le atribuye mayor calidad en cuanto más fino y completo sea. El círculo de correlación que generalmente es de color blanco o amarillo y es más delgado en las palomas de fondo. El iris requiere que sea de intenso color, tanto para palomas reproductoras como para viajeras. Y el llamado quinto círculo que aparece en todas las palomas, se encuentra en el borde del globo ocular y debe ser delgado.

Según la teoría de LA COLA, se han de observar las dos plumas de los extremos que, de presentar marcas o pequeños puntos en los cañones, podría significar la dureza de un concurso.  Si las plumas del centro de la cola presentan manchas blancas pueden significar fiebre o estrés.

Según esta teoría, si observamos las plumas de la parte superior de la cola, cuando esta se encuentre en situación de reposo, se puede ver que algunos cañones se encuentran en el centro, otros a la izquierda y otros a la derecha de la pluma. Cuando el cañón se encuentre ligeramente desviado a la derecha  se trata de una mala paloma. La mejor paloma deberá presentar cañones rectos o ligeramente desviados hacia la pluma.

Si el cañón es recto y ligeramente desplazado hacia la derecha, determina que la paloma podría ser equilibrada pero no de mucha calidad. Y será más equilibrada cuando, reuniendo lo indicado anteriormente, en su segunda pluma presenta un cañón desviado hacia la izquierda. Y resultará ser una paloma equilibrada y de buena calidad, cuando el cañón de la primera pluma sea recto, desplazado ligeramente a la derecha y muy desviado hacia la izquierda el cañón de la segunda pluma.

Según esta teoría, una paloma de grandes distancias no debe moverse cuando se le presiona la base de la cola.

Una teoría que durante mucho tiempo ha tenido predicamento, ha sido la del ALA. Esta teoría, como la mayor parte de otras, pretende determinar si una paloma es apta para vuelos de velocidad, fondo o gran fondo. En las palomas de velocidad el ala pasiva es pequeña y las plumas primarias son más largas que en las palomas de medio fondo y de fondo.

Las palomas de media distancia presentan plumas anchas, siendo las plumas finales un poco más cortas que las primeras en la anteala y la primera remera deberá ser más grande que la primera pluma de la anteala

Las palomas para cualquier distancia deberán presentar una anteala  mayor que el ala y presentar un salto entre las plumas siete y ocho y, al mismo tiempo presentar huecos entre las últimas cuatro plumas característico en las palomas de velocidad y medio fondo.

Una paloma de fondo debe poseer una anteala completa más grande que la de una paloma de velocidad y con plumas grandes. Las palomas de fondo presentan más flexibilidad en las alas.  Y es bueno que las últimas remeras presenten una ligera curvatura hacia afuera.

Aunque la teoría de los SACOS AÉREOS no está muy extendida, creo que es importante tenerla en cuenta ya que son órganos de vital importancia en la reducción del peso de la paloma, el equilibrio, facilitan la movilidad de algunos huesos, facilitan la eliminación del calor corporal y almacenan el aire que posteriormente pasa a los pulmones..

Según esta teoría, si se presionan las clavículas, que a su vez ejercen presión sobre el  saco aéreo interclavicular, en el caso de que este saco tenga una buena contextura, la paloma permanece inmutable. Sin embargo, si el saco aéreo presentara debilidad, la paloma intentaría rehuir el dolor causado y echaría el cuello hacia atrás.

Al parecer, se ha podido observar que, en un porcentaje muy alto, las palomas que regresan desde grandes distancias no presentan signos de dolor cuando se les somete a la prueba indicada.

Tal vez uno de los temas sobre el que más se ha estudiado y se sigue estudiando y donde se mezclan teorías y experimentos científicos más o menos probados, es acerca de LA ORIENTACIÓN de las palomas mensajeras. Como logran orientarse para volar desde un punto alejado hasta su palomar.

En relación con la orientación y otros aspectos que podríamos considerar entre teorías y constatación, he de decir que en los últimos tiempos se han hecho cientos de experimentos con palomas mensajeras y no siempre con resultados concluyentes. Aunque la mayor parte de los ensayos pareen revelar que las palomas son animales inteligentes y con gran capacidad para el aprendizaje.

Uno de esos estudios ha determinado que  las palomas poseen una especie de brújula magnética, que algunos científicos determinan que se encuentra en su oído interno, mientras que otros científicos la sitúan en el pico y otros en la retina.

Aunque, según parece, estudios más recientes han determinado que, el que las palomas encuentren el camino adecuado para llegar al palomar, está en las células inmunitarias.

Como resulta más que evidente, los científicos no se ponen de acuerdo en este tema. En lo que parece ponerse de acuerdo es en que las palomas poseen magnetita en diferentes puntos del cuerpo que deben estar conectadas con el sistema nervioso. Y también parece estar demostrado científicamente que las palomas utilizan la intensidad del campo magnético de la Tierra para orientarse.

Algunos teóricos defienden que las palomas se orientan por la posición de sol y los días despejados, sin embargo esto no se sustenta cuando se ha experimentado con vuelos nocturnos, con mucho éxito, en los que las palomas no podían orientarse por el sol, volando mejor cuando más oscura era la noche y  detectándose un mejor comportamiento en las hembras que en los machos.

Por otra parte, cuando se han hecho pruebas con palomas que se han soltado desde alturas considerables, resulta que, cuando la altura es excesiva las palomas caen como piedras y, tan solo vuelan, cuando la altura no excede de los cien o doscientos metros. Con lo que parece que no necesitan un punto donde puedan otear mejor el camino de regreso al palomar.

También se han hecho pruebas tapando los ojos a las palomas y, curiosamente, se orientan bien con el ojo izquierdo tapado, pero no tan bien cuando se les tapa el ojo derecho.

Otra de las teorías científicas últimamente en el candelero, es la que defiende que las palomas se orientan por el olfato. Esta teoría se basa en pruebas con palomas a las que se le ha extirpado el sistema olfativo y otras a las que, presuntamente, se les ha extirpado el sistema de orientación magnético.

Un estudio que, si bien determina que el olfato juega algún papel en la orientación de las palomas, tampoco parece que pueda ser determinante.

Un experimento hecho con una estación transmisora en el trayecto de las palomas, desde un punto de suelta hacia el palomar, al transmitir ciertos impulsos, las palomas se mostraron desorientadas hasta que estos cesaron. Con lo que se concluye que ciertas ondas o impulsos afectan el sentido de la orientación de las palomas. Sin embargo, al observar desde el aire, a un bando de palomas que cruzaba por encima de un espacio cubierto de antenas, no se observó desviación alguna.

Un prueba científica, hecha con suficientes ensayos, si determina que las palomas tienden a volar en el sentido en el que se hayan entrenado, aunque posteriormente, en muchos casos, se reorienten en el sentido correcto de regreso al palomar.

La teoría del EQUILIBRIO es, para muchos colombófilos, fundamental para que una paloma sea de calidad. En general se entiende que una paloma tiene equilibrio cuando “cae bien en la mano” y esto es así cuando la paloma queda tranquila entre las manos sin que aparezcan desvíos en sentido alguno.

Por otra parte, para valorar si una paloma tiene equilibrio, teniéndola en las manos, se abren ligeramente las alas bajándolas  hacia abajo y se dice que la paloma es equilibrada, cuando no muestras síntomas de ladearse a lado alguno y la cola presenta una línea recta con el cuerpo o, en todo caso, desviada ligeramente hacia abajo. Y la paloma permanece inmóvil al presionar ligeramente en la base de la cola.

Muchas de estas teorías, al aplicarlas el colombófilo en su palomar, después de un período más o menos prolongado, la mayor parte de sus palomas tenderán a tener las características afines a la o las teorías con las que se hayan seleccionado.

Mi experiencia personal me dice que, en contra del criterio de muchos buenos y experimentados  colombófilos, de los grandes fondos regresan palomas bien hechas y mal hechas, feas y bonitas; grandes, medianas y pequeñas; equilibradas y desequilibradas, con alas largas y alas no tan largas, tranquilas y nerviosas  y de todos los colores posibles. Aunque a simple vista se puede observar que les diferencia pero, al menos de momento, no sabemos que les une y que ha hecho que todas hayan llegado al palomar. Y parece evidente que, aunque se trate de una excelente paloma, si tiene problemas respiratorios, tendrá muchas dificultades para llegar a su palomar.

Porque, por otra parte, en la actualidad, merced a los conocimientos, la formación e información, el intercambio y la experiencia, la mayor parte de las palomas mensajeras tienen un buen ojo, unas buenas alas, son equilibradas y reúnen las condiciones mínimas de la calidad que se les supone.

Y aunque según muchos colombófilos la buena paloma es la que llega al palomar, no es algo que yo comparta, porque en ocasiones, en determinadas condiciones meteorológicas, las mejores se suelen perder.

Y, como dicen muchos buenos colombófilos, la mejor teoría es la de la cesta y los viajes.

 

Juan Reboso.


Descargar:

 Teorías y constataciones sobre palomas mensajeras

Tomás Benítez Fajardo

Prestando grandes servicios a la Real Federación Colombófila Española

TOMÁS BENÍTEZ FAJARDO, UNA VIDA  DEDICADA A LA INSTITUCIÓN COLOMBÓFILA Y SU PROGRESO

En todo tipo de organización deportiva de cualquier disciplina, y en el caso de la Real Federación Colombófila Española también, existen personas que dedican una gran cantidad de tiempo a su adecuado funcionamiento, especializándose en áreas en las que poseen contrastados conocimientos que hacen posible el desenvolvimiento de cada día de la Institución nacional y que permiten a las sucesivas Juntas Directivas llevar con cierta holgura los temas propios encomendados a su condición de gobierno. Con este perfil de persona de gran dedicación a la organización colombófila encontramos al Sr. D. Tomás Benítez Fajardo, nacido en Tegueste, en la isla de Tenerife, el día 23 de septiembre de 1931. Militar de profesión, del Cuerpo de Ingenieros y Oficinas Militares por oposición se traslada a vivir a la Península definitivamente desde los años sesenta. Hoy se encuentra viviendo en Madrid, ya jubilado como Comandante, y durante los años de dedicación a la Real Federación Colombófila Española, ha visto y experimentado la evolución del deporte español, a través de sus diferentes cometidos.

Tomás Benítez Fajardo, habla de su dilatada trayectoria en la Real Federación Colombófila Española

Como antecedentes de sus servicios, encontramos publicado en la revista Colombofilia Mensajera, órgano oficial de la Real Federación Colombófila Española, en la década de los años setenta del pasado siglo, que en el año 1977, desde el 1 de febrero del año señalado, fue nombrado formalmente, como nuevo Jefe de Operaciones y Estudios y como información oficial anexa, se da cuenta además de que la Delegación Nacional de Educación Física y Deportes, a propuesta de la Real Federación Colombófila Española, ha nombrado Jefe de Operaciones y Estudios a don Tomás Benítez Fajardo, al que desde esas páginas le desean los mayores éxitos en el desempeño de dicho cargo. Asimismo se da cuenta de que el anterior Jefe de Operaciones y Estudios, don Gregorio Pechero Garrote cesó en dicho cometido a petición propia, ya que por motivos profesionales reside fuera de la Capital y al que se le agradecen los servicios que con entusiasmo y acierto prestó. Éste cargo, según apunta Tomás Benítez Fajardo, sería el equivalente a lo que hoy sería el Comité de Competición, y estuvo en él, y con otras responsabilidades que fue asumiendo con posterioridad, hasta el último mandato de Carlos Márquez Prats.

Así, comenzó a aparecer su nombre en los encuentros de interés, y vemos, por citar algunos de ellos, como en el Consejo Nacional de la Real Federación Colombófila Española celebrado en la ciudad de Vinaroz, Castellón, recogido en la revista Colombofilia Mensajera correspondiente a los meses de Octubre, Noviembre y Diciembre y a los números 292, 293 y 294, de 1978, ya aparece en dicho Consejo en su cargo de Jefe de Operaciones y Estudios. Este Consejo se celebró en el Salón de Sesiones del Ayuntamiento de dicha ciudad.

También se recogía en la misma revista Colombofilia Mensajera correspondiente a los meses de enero, febrero y marzo y a los números 307, 308 y 309 de 1980, que en la celebración del Consejo Nacional de la Real Federación Colombófila Española, que tuvo lugar en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, en la Sala de Juntas de la Federación Provincial de Fútbol, bajo la presidencia de don Juan Manuel Sancho-Sopranis y Favraud (XVI Presidente, 1964-1980) se adoptaron entre otros acuerdos y en el capítulo de nombramientos nacionales, el de don Tomás Benítez Fajardo como tesorero accidental. Citas como las señaladas hay muchas junto con numerosas actas de reuniones que dan fe de las líneas de actuaciones de la R.F.C.E.

De izquierda a derecha; Tomás Benítez Fajardo y José Antonio Montesdeoca de la Cruz, entrevistado y entrevistador junto a la galería de fotografías de todos los presidentes de la Real Federación Colombófila Española, a las que contribuyó a completar.

Sus labores y trabajos se inician en las etapas que van desde el mandato del presidente Juan Manuel Sancho-Sopranis y Favraud hasta las de Carlos Márquez Prats (XVIII Presidente, 1984-2005), quien estuvo varios mandatos, con este último estuvo además de vocal de la Mesa Electoral y Presidente del Comité de Apelación. Ya al jubilarse a los 65 años, espacio de tiempo en el que estuvo vinculado como funcionario, cumplió también el compromiso de tesorero en los dos últimos mandatos de Carlos Márquez Prats.

Hablando con Tomás Benítez Fajardo en la sede de la Real Federación Colombófila Española, en la calle Eloy Gonzalo, nº 34, en el 7º Piso, para conocer de su labor en la R.F.C.E., se vislumbra en su conversación, una emoción y orgullo, que se adivinan, al contar numerosas anécdotas sucedidas en tantos años vividos en esta Institución, y así, entre ellas, recuerda que la primera auditoría y planificación de estos temas se hizo en el mandato de Juan Manuel Sancho-Sopranis y Favraud después de constituirse el Consejo Superior de Deportes, continuándolo el siguiente presidente entrante.

También recuerda que durante el mandato de don Carlos Vento Jiménez-Carles (XVII Presidente, 1981-1983), se empezó a utilizar ya la informática, aplicada a la contabilidad por programas y actividades, encargándose a una empresa esos inicios necesarios. Recuerda además, como recogía los planes de vuelo de todas las Delegaciones, para elaborase posteriormente, un plan general de vuelo para una vez puesto en marcha hacerle el correspondiente seguimiento a través de toda la Campaña, inspeccionando todas las sueltas de los Concursos Nacionales.

Tomás Benítez Fajardo se implicó también en las actividades de Conmemoración del I Centenario de la Real Federación Colombófila Española (1894-1994), así se recoge en la introducción realizada por Carlos Márquez Prats, presidente del Centenario al señalar su agradecimiento a varias personas el interés y desvelo puesto para que saliera el libro editado con motivo de la efemérides citada, señalando a varias personas por su esfuerzo, entre las que él se encontraba. Recopiló muchas de las fotografías de los presidentes de la Institución y señala que se fue de la Real Federación con el pesar de no conseguir las actas fundacionales que se encuentran en Málaga y una fotografía de los tres fundadores de la R.F.C.E., refiriéndose al presidente de la Sociedad Colombófila la Paloma Mensajera de Valencia, el Sr. D. Domingo Greus. Su dedicación sobre estos temas se vio recompensada al recibir tanto la Insignia de Oro como el Diploma del Centenario.

De izquierda a derecha; Felipe Benítez Bostán, Tomás Benítez Fajardo y Jesús Benítez Bostán, en la sede de la Real Federación Colombófila Española.

En la actualidad, Tomás Benítez Fajardo, muestra su orgullo por la labor impecable y profesional que desempeñan en la Institución dos de sus hijos, en el caso de Felipe Benítez Bostán, comenzó en 1984, a raíz de empezar los programas informáticos de contabilidad, que son los que se utilizan en la actualidad en todas las Federaciones Deportivas y de la que es responsable, cabe aquí señalar que fue además tesorero en el segundo mandato del presidente Francisco Vázquez Loureiro (XIX Presidente, 2005-2012), en el caso de Jesús Benítez Bostán comienza su andadura en 1992, mostrando sus buenas cualidades en los temas administrativos y organizativos, así como una gran sensibilidad para custodiar y tratar con cariño los archivos que son la historia de cada día de la Real Federación Colombófila Española, una Institución deportiva de las más antiguas de España, concretamente la decana de las federaciones deportivas españolas.

José Antonio Montesdeoca


Descargar:

 Tomás Benítez Fajardo

VII Congreso Nacional de Jueces

El día 10 de Noviembre en el salón de actos del Hotel Trafalgar de Madrid se celebró el VII Congreso Nacional de Jueces.

A las 10 de la mañana el Presidente de la RFCE D. Tomas Montiel inauguró el acto dando la bienvenida a todos los asistentes, presentando a continuación al representante de La Liga 4Sport D. Pipe Gómez,  que pronunció unas palabras  y declaró que dicha Asociación seguiría ofreciendo apoyo a nuestro deporte.

Seguidamente D. Carlos Soler procedió a presentar a los ponentes del Congreso Sres. D. Claudio Debernardi, Juez Internacional de la Federación Colombófila Italiana, D. Giambattista Moreti, Juez de la Federación Colombófila Italiana, D. Joan Montmani I Joan y D. Jaime Ameller Pons Jueces Internacional y Nacional respectivamente y a D. Mateo Grappa Presidente del Comité Deportivo de Italia y miembro de la FCI.

 

A continuación el Sr. Debernardi y según el programa, comenzó su disertación sobre Repaso de los principales conceptos teóricos en el “Sistema de Puntuar el Estándar”, enfocando dichos conceptos a lo necesario para puntuar correctamente en las Olimpiadas, dada su dificultad por la alta calidad de las palomas que concurren a ellas.

Fue diseccionando cada uno de los 5 apartados que se necesitan para evaluar la correcta morfología de la paloma y, dado lo interesante de sus explicaciones, la ponencia pasó a convertirse en una interactiva en la que los jueces asistentes formulaban sus dudas en el instante que surgían y el Sr. Debernardi aclaraba sin dilación, alargándose este punto hasta entrada la tarde.

Seguidamente el Sr. Montmani disertó sobre Manejo y Puntuación del Grupo S (Show), dando lugar a un nuevo debate que puso fin a la jornada.

El domingo comenzó con la ponencia a cargo del Sr. Ameller Clasificación electrónica en Exposiciones quien expuso a los asistentes las nuevas formas digitales de puntuación a través de software integrado en tablets y que deja obsoletas las hojas en papel.

A este respecto, D. Mateo Grappa ofreció donar a la RFCE el programa de clasificaciones que utiliza su Federación. Así mismo los representantes de la Federación Italiana comunicaron su deseo de estrechar los lazos entre los países latinos y junto con Portugal formar Comisiones de trabajo para consensuar los criterios del standard.

Seguidamente D. Carlos Soler hizo un resumen de las conclusiones del Congreso e informó de los acuerdos tomados en las distintas reuniones federativas en lo que afectan al Estamento de Jueces.

Finalizó el evento con la entrega de Placas Conmemorativas a los ponentes y diplomas a los congresistas.

 

Mª Rosa de Miguel


Descargar:

 VII Congreso Nacional de Jueces

La muda

La muda, está caracterizada por ser uno de los procesos que causa gran estrés fisiológico en las aves, ya que tiene que reponer un porcentaje importante de su peso corporal, al igual que el volumen de sangre que pierden en gran medida. Las horas de luz y el calor inciden directamente en el inicio de renovación del plumaje de nuestras palomas.

Es un proceso anual que en animales sanos y bien alimentados no plantea problemas.

Es cierto que como consecuencia del desgaste que origina la formación de las nuevas plumas, se puede originar una disminución de la resistencia natural de nuestras palomas frente a posibles enfermedades y es por esto, que durante el periodo de muda, se manifiestan enfermedades (subclínicas, que no presentan sintomatología en otras circunstancias).

El Baño

Cuando las palomas están mudando les gusta mucho bañarse (más incluso que en otros momentos), como consecuencia probablemente de la renovación de los epitelios (piel,..).

En este momento se retocan y colocan el plumaje, eliminando plumas sueltas y restos que les pueden molestar (también lo apreciamos a regreso de los concursos).

Es recomendable ponerles el baño al menos una vez a la semana, lo que contribuirá a la limpieza de tejidos muertos así como la limpieza de las nuevas plumas, así como la estimulación de la circulación en la piel.

Variedad en la Alimentación

En esta época se utiliza alimentación o mezclas específicas de muda. Estas mezclas contienen un contenido de leguminosas en torno al 25-30%, ya que contienen  mayor porcentaje de proteínas, imprescindibles para la formación de las nuevas plumas.
Una comida rica en proteínas durante varios meses, puede intoxicar la sangre y el riñón no trabajar bien, lo que podría perjudicar a la calidad de las nuevas plumas.

También destacamos en estas raciones la presencia de semillas ricas en aceites.
La variedad en las mezclas de muda es importante para poder disponer de los requerimientos necesarios en esta fase.

Los minerales y sus necesidades, también se ven incrementados su consumo, puesto que son imprescindibles para la renovación del plumaje.  Calcio y Fósforo son necesarios en mucho mayor cantidad ahora que en otras fases.

El consumo de grit (del que las palomas obtienen minerales) se incrementa de forma muy marcada, por lo que es imprescindible renovarlo de forma continua, así como procurar conservarlo en las mejores condiciones (evitar que se ensucie ni que se altere por una humedad ambiental elevada: renovación diaria).

La  administración  de aminoácidos (especialmente lo que contienen Azufre) ayuda a la nueva formación de las plumas.

Las necesidades en Metionina y Cistina se aumentan de manera exponencial (recordemos que poseen azufre en su composición).
El descenso de la temperatura ambiental también afecta a la muda. A finales de verano que coincide en pleno proceso de gran muda (motivada por la reducción de la luz diurna), las diferencias térmica de la noche y el día pueden provocar alteraciones en el desarrollo de la misma ya que el organismo de la paloma necesita de aportes extras de energía para mantener la regulación de la temperatura corporal (termógonesis).
Es importante que al diseñar un palomar se tengan en cuenta estas circunstancias, sobre todo donde reposan las palomas durante la noche, que no quiere decir el empleo de la calefacción.

Los defectos de desarrollo en el raquis lo marcan unos pequeños estrangulamientos (las bárbulas están marcadas de la misma forma que después de un concurso o de una enfermedad, formando una «v» bien conocida de los aficionados), a nivel de los cuales la rotura será fácil. Se trata, en efecto, de una falta de salud o de carencia alimentaria en el momento de la gran muda, y esto no tiene nada con la sarna.

Las alteraciones más frecuentes de las plumas y su nueva formación durante la muda son debidas a:

  • Carencias nutricionales.
  • Quistes foliculares por no  exteriorización de la pluma en crecimiento.
  • Infecciones bacterianas (staphylococos,…).
  • Enfermedades víricas (alteraciones muy marcadas, incluso rotura).
  • Parásitos (internos y externos).
  • Lesiones producidas por hongos (principalmente candida albicans).
  • Avitaminosis.
  • Aplicación de tratamiento con fármacos que alteran o intervienen el metabolismo del calcio y fósforo (lo que incide en la formación de las nuevas plumas).
  • Graves esfuerzos durante el crecimiento de las nuevas plumas (con cursos, cría tardía,…).
Por lo tanto, cuidados más especiales durante esta fase, para obtener un buen plumaje que debe durar hasta el próximo año.
La conclusión es que hay que tener en consideración tres puntos esenciales:
  • Alimentación adecuada para la época de la muda
  • Confort térmico
  • Estado de salud y de sanidad perfecto

 

Guillermo Barrallo


Descargar:

 La muda

Los Carbayones

Hoy me encuentro con tres colombófilos: Alfonso Herrero Pérez (Herrero), Pablo Fernández Secades (Pablo) y Ángel M. Álvarez López (LLampi) que forman el tándem los Carbayones, pertenecientes a la Real Sociedad Colombófila de Oviedo, Asturias, en su palomar situado en Viella. Una entrevista que al ser a tres, en principio me resultaba chocante o que podría resultar complicada, pero que por el contrario ha sido muy fluida, con muchísimos matices y diferente a lo que estamos habituados a encontrar por la diversidad de los protagonistas y por la complementación de tres realidades muy diversas que aúnan esfuerzos y criterios para practicar la colombofilia.

Año tras año nos sorprenden y han conseguido ser un referente, importantes rivales a batir en la difícil práctica de la colombofilia asturiana, así como en el resto de España con su participación más que notable en muchos derbys.

Pablo, Llampi y Herrero.

 ¿Cómo surge la idea de formar un tándem a tres? Y una vez formado el tándem, ¿cómo incorporáis las palomas?

La idea surgió por así decirlo de “la triste realidad en que vivimos”, el tiempo que disponemos es poco púes el trabajo, la familia y demás obligaciones nos dejan muy poco tiempo para poder disfrutar de nuestra afición y partiendo ahí decidimos “perder los tres un poco, para poder ganar” ya que con el actual ritmo de vida a lo mejor si quisiéramos volar por separado no lo podríamos hacer y si lo hiciésemos los resultados no serían los mismos. Dicho esto, solo debemos aclarar que en el tándem, cada uno tiene su cuadro reproductor, con las palomas o líneas que más le gusten a cada uno, pero incorporamos el mismo número de pichones al palomar de vuelo.

Como de alguna manera teníamos que empezar, el primer año pusimos un cupo y así decidimos que cada uno aportaría 100 pichones que bajamos entre mayo y principios de julio. Nos ponemos de acuerdo para juntar la misma semana los reproductores, así a la hora de destetar bajamos todos los pichones juntos y se cierran los departamentos rápido, esto facilita mucho el destete de los mismos y el no tener que estar pendientes durante mucho tiempo de los más jóvenes.

Los primeros pichones con los que iniciamos el tándem

Los objetivos del año y el reparto de tareas son consensuados, aunque lo que si te podemos decir es que lo que es fundamental y en eso pusimos mucho hincapié es que la base es la SALUD, por eso siempre consultamos con un veterinario especializado.

Otro punto importante, es que a partir de los tres meses los pichones empiezan a entrenar por carretera, si bien en casa no tenemos apenas perdidas por ataque de rapaces, es cuando empezamos con estos entrenos cuando ya solemos tener mermas en los departamentos y a tener pichones heridos, ésta es la primera criba y la más selectiva. Debemos matizar, que este periodo se marca con la llegada del último pichón que entra al departamento. La forma de controlar tal cantidad de palomas es haciendo un censo el día del destete en el que apuntamos la fecha de llegada y se marca con un clip para evitar cometer errores de base.

Las instalaciones:

El conjunto está formado por tres palomares y estos a su vez están divididos en diferentes departamentos. Las instalaciones son de madera, y poco a poco a cada temporada vamos realizando mejoras en función de cómo observamos las palomas.

Vista frontal del palomar

 Uno de los últimos ha sido el aislar el tejado con una cámara superpuesta, puesto que observábamos que las paredes y el techo por el invierno tenían algo humedad, lo cual generaba que las palomas fueran propensas a tener problemas respiratorios fundamentalmente cándida (hongos).

Con respecto a los departamentos el más grande es el de pichones que a su vez está dividido con 4 dependencias, a continuación está el departamento donde viajábamos al  natural, pero que ahora se utiliza para celibato, pues con la actual forma de competir en Asturias no resultaba práctico y se cambió. Este se caracteriza por ser el más cómodo, tiene unos nidos amplios, lo cual hace que los machos estén más tranquilos, espaciados y con mayor querencia. Aquí es donde  están los machos destinados  a las largas distancias.

Antiguo palomar de natural (actualmente celibato)

Continuamos y ya por último está el departamento donde hay “un poco de todo”, aquí tenemos las palomas destinadas a velocidad y medio fondo y generalmente las palomas de prueba, bien sean de parejas o cruces nuevos o ejemplares comprados o regalados.

Palomar de Velocidad.

¿Al inicio de campañas que objetivos os proponéis?

El primordial es disfrutar de las palomas, puede parecer una obviedad pero es lo que realmente importa y por lo que las tenemos, después mejorar los resultados del año anterior y si es posible superarlos, empezando por ganar a los compañeros de la sociedad, y a partir de ahí al máximo posible a nivel regional.

Al principio  lo que te propones es que lleguen y poco a poco vas exigiéndote, marcándote retos más ambiciosos y por lo tanto haciéndote más competitivo, si no es así algo falla.

Para ser competitivo semana tras semana hay que ser muy meticuloso y manejarlas muy bien, hay que estudiar y planificar la campaña siendo muy cuidadosos y escrupulosos con todas las planificaciones. Estamos hablando que ahora mismo hasta los fondos se están decidiendo por segundos, cualquier pequeño fallo se paga muy caro.

Aunque también  alguno de ellos disfruta más con el cachondeo y la piquilla previa a los concursos con miembros de la sociedad o amigos. Sin ese cachondeo tampoco tendría mucha razón de ser el concursar opina un miembro del tándem y es por esa razón que también se incorporan palomas un tanto especiales o raras para fomentar ese cachondeo en la sociedad.

¿Qué manera de entrenar tenéis una vez conocido el plan de vuelos y la campaña en general?

Nos gusta alternar el vuelo forzado con el entrenamiento por carretera (siempre que dispongamos de tiempo para realizarlos).Vuelan dos veces al día distribuidas de la siguiente manera: al medio día y por la tarde. Empezamos con 10 minutos hasta  un máximo de 30 y por la tarde lo mismo, pero para nosotros lo que es muy importante es hacer muchas sueltas, siempre en pequeños grupos, la mayor parte cortas y por supuesto no siempre desde el mismo sitio. Un detalle a tener en cuenta es que controlamos mucho las horas de vuelo en los concursos, para darles el descanso adecuado.

Todos los años, lo hacemos parecido, pero nunca igual porque las palomas no siempre están en las mismas condiciones o necesitan lo mismo.

El comienzo está claro, cuando los pichones cumplen los tres meses y vuelan bien en el palomar, se empiezan a mover por carretera haciéndoles el máximo posible de sueltas cortas (hasta 50 Km), así un pichón puede tener 20 sueltas antes de pasar el invierno y desde nuestra experiencia esto es lo que les hace pensar y “aprender el oficio”. Utilizamos cestas azules para que se familiaricen con ellas, enseñándolas a comer y beber, pues una paloma que no sepa descansar o beber en la cesta siempre irá en peores condiciones que las que lo hagan.

Siempre trabajamos en la misma línea, en lo que consideramos básico, que la paloma esté bien de salud, que conozca la cesta, que aprenda a orientarse rápidamente y a romper del bando.

Concursos:

¿Cuál es la modalidad de concursos que más os han gratificado?

Desde mi opinión vosotros habéis  sido, junto con Celso y pocos más, unos pioneros en la incorporación de palomas para velocidad y medio fondo o incluso fondo y como tal hay que reconocerlo al tándem los Carbayones, no solo a  nivel regional sino también a nivel de derbys habéis marcado un antes y un después en la colombofilia asturiana.

A nosotros nos gustan todas las sueltas, en una campaña tan corta y exigente como la asturiana no te puedes permitir el lujo de esperar solo por una suelta, preparamos con la misma ilusión una de 100 Km que una de 700 Km, aunque los mejores resultados son en sueltas de un día. Si tuviéramos que escoger una, puede que el 500 sea la suelta que más nos guste, aunque el objetivo actual en cuanto a sueltas es el gran fondo, que es la que nos falta por ganar.

Manejamos muchas palomas y en estos concursos enviamos números elevados, pero también clasificamos muchas, pues uno de los objetivos es tener un buen porcentaje de recibidas, siendo el porcentaje del as paloma el que más nos interesa y el que más valoramos.

23572/12: 1º Reg Zalamea I,1º As Fondo y Gran Fondo Regional 2014, 2º as  pichon (social)

Es cierto que también nuestras edades han influido mucho en nuestra forma de pensar y actuar, no nos importa viajar a ver sueltas hasta Portugal, Galicia o Valladolid, movernos hasta Andalucía a ver distintas maneras de colombofilia y distintos palomares, probar, descubrir y comprar muchas palomas. A los derbys puedes mandar unas pocas, el resto las dejas para concursar aquí y ver lo que dan. Siempre nos habían dicho que las palomas para volar aquí tenían que ser de aquí y que las palomas rápidas aquí no volaban por  eso  llegas y dices vamos a probar a ver qué pasa y compruebas que esas palomas tienen un ritmo diferente a las de aquí, son más rápidas y poco a poco ves que estas palomas vuelan aquí igual que en Andalucía  u otra parte de España, el problema es cuando la cordillera no está despejada, ahí no todas se adaptan bien y tienen muchas más dificultades. Nosotros observamos que son palomas que lo dan todo y si no llegan la desmotivación aparece y puede ser un fracaso, aunque nos suelen dar más alegrías que decepciones, además ¿qué puedes esperar cuando todos pierden más de la mitad de las palomas enviadas? Por lo general cuando fallan suelen fallar un número considerable de golpe y no se suelen recuperar y es en estos casos cuando vemos que quizás uno solo en el palomar podría llegar a deprimirse, pero nosotros al ser tres, enseguida alguno le encuentra algo positivo para poder animar al resto, eso es lo mejor del Tándem a tres. Y tal es así que tras el concurso se analizan los resultados independientemente de como haya sido la suelta.

En resumen, estas palomas las tenemos por inquietud y por querer evolucionar. Evidentemente para haber llegado a este punto tenemos que decir que la inversión realizada ha sido grande, es otra cultura y otra forma de ver la colombofilia, que ha hecho que evolucionemos y esto nos aporta una gran satisfacción personal.

¿Qué palomas son más abundantes en vuestra colonia?, ¿qué líneas habéis introducido?

Tenemos palomas que llevan volando en Asturias muchos años y también como ya hablamos palomas específicas de velocidad y también una mezcla de ambas, porque para competir hay que estar en primera línea en todas las modalidades.

Aparte del interés y las ganas de descubrir otro tipo de paloma, en este punto tengo que decir (Herrero) que la relación personal con Georghe Rosu, desde el principio congeniamos muy bien, a él le gustaban las palomas rápidas a mí también,  me orientó con palomas y colombófilos rumanos que quizás por pereza no les hubiese prestado atención y empecé a estudiar y descubrir líneas de palomas para mí desconocidas, hasta el punto de ir a recoger palomas a Bilbao que venían desde Rumania a las 4 de la mañana, era una locura, pero lo pasábamos muy bien. De esta manera empiezo a adquirir palomas de prácticamente toda Europa y también el hecho resultó poco complicado porque Adriano Cadrecha fue el encargado de traer muchas de ellas. Esto  es importante, porque ahora es todo mucho más sencillo, pero no hace mucho había serias dificultades y con costes elevados.

Entre las palomas adquiridas tenemos las siguientes líneas: Van Loon, Gaby, Toni Deigner, Van Dyck, Janssen, Kuijpers, Hagens, Van Door, Wanroy, Nouwen Paesen y muchas más…

Aparte de estas palomas también adquirí palomas de la comunidad y concretamente de PAREDES, gran colombófilo asturiano. Me enteré que Paredes dejaba las palomas  me puse en contacto y le compré 6 parejas, él quería deshacerse de todo  y hablando con él le ofrecí un dinero por cada pichón  de tal manera que al final me llevé las seis parejas y todos los pichones (todos quiero decir todos los criados ese año por él). Lógicamente la adaptación al palomar fue una locura y en alguna ocasión creí que había tomado una mala decisión, perdí muchos, pero después de la campaña (ese año volaba solo), terminé con tres, que han sido unas de mis palomas más importantes en reproducción.

A Hernani y Moisés, le compré 4 parejas de velocidad del cuadro reproductor, palomas de Guedes, muchas palomas del derby Arona, Faro, Andalucía. Cuando compré unos Hardy Krugert me decía Rosu “eso es chatarra” o los Karl Heinzy ahora él tiene muchas de estas, así que no iba tan descaminado cuando las traje, aunque de aquella no estaban tan valoradas, fueron apuestas y riesgos personales, pero veía lo que hacían esas líneas en derbys. En general la gente no invierte, y siempre piensa que lo que se compra es peor que lo que tienes, aunque este concepto cambia si regalas palomas, así es como mucha gente funciona.

Pablo, sin embargo parte básicamente de dos líneas de palomas que ha criado y trabajado a lo largo del tiempo en su palomar, una basada en palomas de López, Presa y Paredes y otra en los Delbar-Devrient vía Miján, Paulino y Freixas. Estas palomas llevan muchos años volando aquí y cuando llega la hora de designar o poner una favorita siempre son una garantía. Aparte de estas palomas siempre me gusta probar cosas nuevas, yo pienso que siempre se puede mejorar, tanto en palomas como en método y para ello no hay que tener miedo de incorporar palomas nuevas, pero ojo siempre guardando lo de casa. Para mí detenerse es retroceder, esa es mi forma de entender la colombofilia.

Al contrario que Herrero, yo compro alguna paloma en los derbys o directamente a los criadores y siempre hago lo mismo, cojo una o dos parejas de la misma línea, (siendo lo primero el examen a la mano) y antes de cruzarlas con las mías, crían entre sí para demostrar su valía, si no son descartadas junto con toda su descendencia.
Algunas de las incorporaciones son Gabys, Geerinckx, Larregola-Olivé, Emiel Denys, Feialdenhofen, G.Cooper.

Llampi por el contrario es de los que piensa que “un palomar sin color es un palomar sin alegría” y por ello siempre busca colores diferentes, pero no por ello esentos de calidad. Otra debilidad son los Gabys y todavía conserva muchas palomas de su amigo Emilio Menéndez que tan buenos resultados dieron siempre.

No solemos tener los mismos gustos,  por eso cada uno tiene palomas que le llenan a él y se bajan pichones de distintos orígenes, lo que nos hace ser muy competitivos. Casi todos los años entran en nuestro palomar aparte de nuestros pichones entre 10 y 15 pichones de algún amigo que quiere probar sus palomas, se les trata exactamente igual que a las demás y en algún caso obtienen mejores resultados que en casa de su dueño original.

Como decíamos, todos los pichones reciben el mismo trato, no hay distinciones sean hijos de cualquier pareja y  solamente al  finalizar la campaña miramos su ascendencia.
En adultas es diferente, aquí ya preparamos los equipos en función de lo que les vayamos a exigir, siempre buscando los ases y aunque algunas siempre se retiran para hacerlas viejas. Las otras las dividimos en equipo de velocidad, de fondo y alguna para el absoluto.

Hemos tenido palomas que por pedigree eran de velocidad (y de gran fondo también) pero que no marcaron en velocidad, ni en fondo ni en gran fondo y que siempre vuelven, a esas palomas les seguimos dando sueltas y siguen compitiendo, en ningún caso las matamos, simplemente  siguen viajando.

¿Cómo seleccionáis la reproducción?

En este aspecto somos sumamente prácticos, solo vale lo que da resultado, el resto sobra independientemente del pedigree, de lo que haya hecho o su coste (por dar resultado entendemos que marquen el % del as). Al formar el tándem los 3 aumentamos la reproducción ante la posibilidad de volar un número más elevado, pero ahora estamos justo en el proceso inverso pues después de años y por lo tanto de muchas sueltas estamos seleccionando lo que realmente nos marca bien y solo incorporamos palomas muy concretas y a ser posible nuestras, digamos una “retroalimentación”. Me explico, el as de velocidad y medio fondo de este año, el del año pasado, el prestigio de Fondo y Gran Fondo de 2 años o “la Campeona” pasaron a la reproducción, todas son palomas excepcionales tanto a la mano como por sus resultados y que lo han demostrado en al menos 3 campañas. Buscamos palomas con mucho mordiente pero que a su vez aguanten las sueltas duras que siempre hay en Asturias, buscamos una continuidad en los resultados por así decirlo. Tampoco dudamos en dejar un hermano/a de estas palomas extra si nos hiciera falta.

3564/14 “el Prestigio”: Algunas de sus clasificaciones Regionales son:En 2015 11º El Cuervo, 64 Jabugo, 97 Zalamea 4º As Fondo y Gran Fondo, En 2016 8º El Cuervo, 27 Zalamea II, 1º Zalamea I, 2º As Fondo y Gran Fondo,Prestigio 2 años Fondo y Gran Fondo.

Al disponer de un palomar grande y muchas palomas podemos permitirnos el lujo de variar el método o probar algo nuevo en un par de departamentos, es la mejor manera de avanzar y superarse sin arriesgarlo todo. Además nos gusta probar a cruzar diferentes líneas de velocidad con gran fondo o cualquier cosa que se nos ocurra, y estas locuras o riesgos, los podemos hacer no solo por nuestro volumen, sino porque después de estos años ya conocemos bien nuestras líneas base.

En este momento tenemos 60 adultas y 81 pichones. Para llegar aquí hacemos una criba muy fuerte y, como decíamos anteriormente, para pasar el invierno todas tienen que haber cruzado la cordillera como mínimo. Quizás muchos crean que esto es excesivo, pero nosotros no queremos en casa pichones que no se hayan ganado los cuidados y el tiempo que deberemos dedicarles hasta la próxima campaña.

19426/15  “la Campeona”: Algunas de sus clasificaciones regionales de 2017 son: 9ª Cabo San Vicente,  7º as Fondo y Gran fondo, 15 As de Velocidad y medio Fondo, 1º As Absoluto (única paloma con todas las sueltas en el 45%)

¿Qué opináis acerca de la consanguinidad?

Me parece imprescindible para mantener una línea de palomas. El objetivo es una vez fijadas y trabajados entre ellos, con estos ejemplares obtenidos y tras mucho tiempo de conocer las palomas, buscar ejemplares con similitudes de líneas también contrastadas para efectuar los cruzamientos (las abres  con palomas de características similares y contrastadas)
Para trabajarla hay que tener las cosas muy claras, ser muy meticuloso y saber qué es lo que quieres buscar y conservar, porque el mínimo error te llevará al fracaso.

Para volar nos gusta probar casi de todo, los cruces entre Tío/sobrina, medio hermanos, primos o nietos entre sí,… son habituales.

Un campeonato se pelea con buenas palomas y mucho trabajo, el objetivo es estar arriba año a año manteniendo una regularidad, luego gana uno, pero la opción siempre la tienen los que están ahí.

Cuatro cosas que no deben faltar en vuestro palomar

Salud, limpieza, trabajo y una pizca de suerte, nada de atiborrar a productos o medicamentos, se usan productos naturales suplementado con vitaminas y minerales, una alimentación equilibrada, adecuada a la época del año que hay que controlar en cada momento:

  • en función de las dificultades de las sueltas
  • del momento de forma.
  • del esfuerzo de la carrera.
  • y de la época es la que estemos.

El manejo de la comida es un pilar fundamental. Lo importante es partir de un grano de calidad y utilizar una mezcla adecuada a las necesidades del momento. Al principio la comprábamos hecha de diferentes marcas, siempre buscando lo mejor, ahora la hacemos nosotros, así no tenemos el problema de que se acabe en mitad de la campaña.

Cuatro requisitos ineludibles para triunfar como colombófilos

Humildad para reconocer los errores propios o reconocer que una línea de palomas que has comprado realmente no funciona.

Trabajo, porque si no se planifica, alimenta y entrenas adecuadamente no se puede esperar que surja el milagro.

Formación, pues sin ella siempre estarás dando palos de ciego.

Y por supuesto buenas palomas, no solo genéticamente, sino que morfológicamente también tienen que ser extraordinarias para que les puedas sacar todo el partido de sus cualidades.

Con respecto a la sanidad, y controles, ¿Seguís algún programa sanitario?

Nosotros analizamos siempre, si todo va bien dos veces al año con un veterinario de León. Hasta ahora nos ha ido muy bien analizando y siguiendo consejos suyos, así que no entendemos a los demás compañeros que cambian de veterinario en cuanto tienen alguna diferencia o el resultado no ha sido el esperado. Tenemos por costumbre vacunar dos veces al año, antes de cada campaña. Es básico, aquí no hay lugar a experimentos, tratar a bulto es tirar el dinero y fastidiar las palomas y tratar sin necesidad es absurdo.

Qué importarías de otras colombofilias o dicho de otra forma que os gustaría cambiar de la colombofilia regional o nacional?

En la asturiana propondría más sueltas (Herrero), es una forma de divertirse, como hacen en otras provincias,  considero que las sueltas de velocidad son las más divertidas, te llueven las palomas, la gente recibe un gran número y eso te motiva, luego cada uno buscará la manera de ser el más rápido, pero se reciben muchas palomas en estas sueltas y aún se tiene tiempo para hacer más cosas en día de concurso.

Somos conscientes de que la orografía y las condiciones climáticas aquí son complicadas, pero probaría a hacer más campañas por ejemplo de invierno.

La gente es reacia porque argumenta que hay que tener muchas palomas, pero nosotros o yo opino que cada uno con sus posibilidades tiene que adaptarse, muchos se adaptan ya en los en los fondos, van a 10 palomas, ¿pues por qué no hacen lo mismo en las velocidades y aumentamos estas sueltas…?

Echo de menos la vida en las sociedades, es la manera de que la gente este activa, organizar un derby a tres sueltas, etc, la colombofilia se vive cuando ésta es activa y es algo que podemos hacer adaptándonos a las características orográficas que tenemos. Fomentar estas pequeñas sueltas, y que la federación asturiana proponga esto. El calendario es el que tenemos tanto de adultos como de pichones, pero con nuevas propuestas y que participe el que quiera.

El objetivo es incentivar a la gente. Por experiencia y es algo ya comentado, nosotros consideramos básico entrenar los pichones y esto está constatado por la experimentación y las pruebas que hacemos con ellos.

Otra cosa que no es muy habitual por desgracia, aunque en Oviedo lo suelen hacer algunos, es a los nuevos colombófilos darles pichones para que puedan competir lo antes posible, nosotros en el Tándem solemos dar una remesa de pichones de las palomas voladas en esa campaña, no sabemos si son buenas o malas, pero los padres han demostrado su valía y en algunos casos hemos llegado a dar pichones  de los que bajamos al palomar de vuelo. Todo esto anima a la gente nueva y a partir de ahí cada uno que haga lo que pueda. Esto deberíamos de hacerlo todos, así crecería el número de socios y los nuevos se verían más arropados y así hasta que lleguen a coger los conocimientos que tiene los demás.

Algo que se echa de menos es la formación (Pablo), a mí me gustaría que hubiera más actividad en cuanto a charlas especializadas, sobre alimentación, selección, el manejo, la genética,… para mí es la base y creo que se podría mejorar bastante en este aspecto.

Libros de colombofilia

Herrero: yo compré dos y pensé que eran la bomba, pero al final no me sirvieron para lo que yo esperaba, si para diseñar el palomar.

He leído muy pocos y me he fiado más de hablar con la experiencia de la gente

LLampi, al igual que su compañero, ha aprendido de las tertulias y las tardes en el club o reuniones de veteranos colombófilos como Paulino Rimada, escuchando y tratando de hacer las mismas cosas, que en ocasiones funcionaban y otras no.

Pablo, cuando yo empecé, a parte de las tertulias que siempre estaban bien, yo siempre buscaba más puntos de vista y sobre todo con mayor objetividad y para ello no hay nada mejor que un buen libro. No se me olvidará nunca cuando le preguntaba a Celso por algún libro interesante y él me recomendaba alguno de Pérez Lerena que teníamos en la sociedad.

A día de hoy procuro leer todo lo que puedo, siempre se aprende o se recuerdan cosas. Por ejemplo, el otro día leí en un foro una entrevista al doctor de Weerd que me gustó mucho, sé que en algún momento algo de lo leído me servirá.

REFERENCIA COLOMBOFILOS

Ya habéis citado a Paulino Rimada, pero además Jesús López, Emilio Menéndez, Domingo Expósito y Tony fundamentalmente, hay más, aunque escuchando y compartiendo de casi todo el mundo se aprende.

En cierta manera te fijas en los que están volando bien,  te acercas a ellos, entablas conversación y lo que deseas es  tratar de superarlos.

Herrero, yo cuando empezaba, me llevaba muy bien con Juan Jesús, e iba a su palomar y lo pasaba PIPA. Allí estaba con él, su vecino el guardia civil, que tenía todas las palomas blancas y el jefe de ventas de nuestra empresa que tenía canarios. Todo esto era en Bustiello en unos garajes, en el cuartel. Ibamos al club de Avilés a comprar grit, pienso, medicamentos, y mira que estaba en un lugar terrible y marginal, pero me lo pasaba bomba .Allí también conocí a Moralejo en la época de los Negros.

Después fui a  Oviedo, allí era distinto, en el local social había gente de mi edad y gente mayor, los mayores me narraban sus batallas, pero sin decirme como las habían preparado obviamente, allí conocí a Pablo y a LLampi, a partir de ahí pues vas quedando para tomar algo y echarte unas risas con los de tu edad lógicamente.

El primer día en Oviedo  conocí a Jesús López quien de primeras me metió un repaso guapo, no lo olvidaré en la vida y luego fue el que más me enseñó. Como no tenía ni idea me decían cosas, sin explicar y por vergüenza me comí fracaso tras fracaso y me preguntaba qué hago mal, si les doy la mejor comida, vitaminas etc.

Poco a poco y desde que empecé con Pablo empecé a comprender cosas y a corregir todo aquello que no era correcto y así con muchos fallos y muchos aciertos estamos donde estamos.

Y a qué colombófilo admiráis o le agradecéis lo que os ha enseñado

Yo cuando empecé (Pablo), que estaba estudiando todavía y tenía algo más de tiempo, recuerdo tardes enteras hablando con Marcos y Jesús López o Domingo Expósito. No sé si aprendería mucho o poco (seguro que sí), pero de lo que estoy seguro es que fueron los años que más disfruté.

Herrero, creo que los mismos de antes, fundamentalmente cuando empiezas el que te ayuda y está contigo le coges aprecio por perder tiempo en enseñarte, en este caso Jesús, Emilio, Paredes,  después admiras a los que están volando bien y marcan, como Dionisio & Pandiella porque esa es la meta que perseguimos todos y cuando ya estas marcando bien, agradeces tener tres o cuatro amigos colombófilos que aunque ganen a tus palomas o aspiren a ganarlas no te importa porque te lo pasas genial con ellos, bien hablando de las palomas que tienes o de las que vas a tener.

Clasificaciones:

Como ya habíamos dicho antes, somos unos colombófilos inquietos y como no iba a ser menos en cuanto a la forma de competir no iba a ser menos, lo cual nos ha llevado algún año a hacer dos equipos. Un año nos dio por volar todas las palomas de color en un equipo, otro por seleccionar lo que creíamos más fiable, otro por volar en dos sociedades diferentes… Al final todo se resume en que esto es para divertirse.

Algunas de las clasificaciones en derbys son:

1º y 14º As paloma en el Derby de Andalucía de 2012
6º de la final y 5º as de Faro 2013
13º de la final de 2014 del Derby del Torcal
19 de la final, 9º 32º AS Mira 2014
82º de la final de Faro 2015
2º As Andalucía en 2015
3º de Mataporquera (705 km) en el maratón Lorenzo Cardona del Derby de Andalucía 2015
40º de la final y 10º as del derby de Mira 2015.

A nivel social y regional:

Entrevista realizada por José Mª Vázquez Gavito


Descargar:

 Los Carbayones

Bebederos y vinagre

Durante el período de muda mis voladoras permanecen encerradas en el palomar. Son aproximadamente cuatro meses sin salir por los graves problemas que tengo con las rapaces en ese momento de alta vulnerabilidad. Comienzo a soltarlas a mediados de enero y, desde el primer día que salen, saben que si no entran rápidamente se quedan sin comida. La razón es simple: en ese momento la comida es ligera y escasa, y la que no espabila se encuentra al entrar con que sus colegas se merendaron su parte.

Cuando ya están vacíos los comederos, los retiro, los cuelgo de una alcayata en la pared (no quiero que se manchen) y paso a darles de beber. La idea es que en todo momento me reconozcan como el amigo que les da de comer y beber (reforzar el vínculo) y que se habitúen a lo que se van a encontrar en la cesta más adelante, en los concursos de Fondo y Gran Fondo. Para gestionar estos objetivos me compré hace años la parte posterior de una cesta, la corté en dos mitades y me fabriqué una “carcasa-bebedero”.

Coloco dos bebederos “propiamente dichos”, en el artilugio, uno a cada lado, y paso a llenarlos por medio de una manguera. De esta forma y gracias a esta variante del reflejo de Pavlov, además de aprender a meter la cabeza por las ventanitas, son condicionadas para que sepan que es la hora de beber y vengan rápidamente a la llamada del ruidito del chorro. En los concursos de Fondo, cuando el “convoyer” vaya llenando los bebederos en el camión, espero que el tal ruidito sea la señal, bien conocida, de que toca beber y que no pierdan tiempo en hacerlo.

Bueno, probablemente las palomas iban a beber de todas formas (la sed, el fino olfato…), pero me gusta el sistema, no me supone ningún esfuerzo, es algo que me demora apenas un par de minutos cada día y es posible que hasta pueda ayudarles un poquito.

Mis palomas entrenan por las tardes y los bebederos quedan operativos hasta la noche, momento en el que los retiro y pongo a secar, cuando voy a cerrar el palomar. De esta forma garantizo que no se forme el “biofilm” que tan bien describe Félix Martín Vilches en uno de sus artículos, puerta abierta a la entrada de posibles infecciones.

Actualmente está muy extendida en colombofilia la costumbre de añadirle un chorrito de vinagre de manzana al agua de bebida con el fin de acidificarla un poco y dificultar de esta manera la progresión de infecciones intestinales, con el argumento de que al disminuir el pH intestinal se dificultaría su crecimiento. Yo mismo usé vinagre de manzana durante un tiempo, después de haber leído informaciones que afirmaban que podría ser una buena forma de protegerse contra la enfermedad por adenocoli y después de ver cómo lo usaba gente muy buena en Bélgica y Holanda. Por desgracia, fue precisamente en esa época, con vinagre de por medio, cuando mi colonia fue víctima de esa incipiente epidemia. Y aunque un caso no hace estadística, me hizo pensar que, como con otras muchas cuestiones, los colombófilos solemos ser, con frecuencia, bastante crédulos.

Hablando sobre estos temas con mis amigos de club, hace un tiempo, conveníamos que, de todas formas, el vinagre debía de jugar un cierto papel preventivo cuando se añadía al agua del bebedero, aunque no fuese precisamente el que explicaba más arriba.

El agua ligeramente acidulada por el vinagre tiene la capacidad de resistir mejor una posible contaminación biológica, al menos durante un tiempo, y por tanto su uso puede resultar útil en la prevención de las enfermedades infectocontagiosas mediadas por ella.

En la XLVI Exposición Galega da Pomba Mensaxeira celebrada en Lugo el pasado mes de enero, el conocido veterinario leonés, D. Guillermo Barrallo, abundó en el tema y animó a acidificar el agua de bebida para poner freno a la tricomoniasis. Y apenas unos días más tarde -casualidades- leía en el último libro editado por el Sr. Schaerlaeckens, el conocido cronista colombófilo holandés, desmitificador donde los haya, que cuando se generalizó el uso del vinagre de manzana lo probó en su propio palomar y evidenció que, para su sorpresa, desde aquel momento no volvió a tener noticias de las tricomonas.

Reflexionemos sobre el uso milenario del vinagre en nuestra cultura alimentaria y en el porqué de esa costumbre. ¿Por qué razón comenzó a usar el hombre el vinagre? Más allá de sus características organolépticas (sabor, color, aroma) que lo convierten en un ingrediente muy atractivo para nuestra cocina, el vinagre es útil porque, cuando aderezamos ensaladas y escabeches, las lechugas, tomates, pimientos y pescaditos van a ser capaces de “resistir” durante unas horas, gracias a su ligera acidez, las posibilidades de contaminación.

Eso mismo es lo que creo que ocurre con el vinagre de manzana en el agua del bebedero, que no va a permitir, durante un tiempo, que progresen en ella los productos biológicos que pudiesen haberla contaminado, ejerciendo por tanto un cierto control sobre las enfermedades infecciosas que pudiesen provocar. Pero dudo que el beneficio que pueda derivarse de su uso en colombofilia (y en la cocina) tenga que ver con la dudosa variación que pueda producir en el pH intestinal de nuestras palomas ya que los seres vivos tienen una considerable capacidad de homeostasis, es decir, de mantener estable todos los parámetros de su medio interno: temperatura, pH, equilibrio hidro-electrolítico, glucosa, calcio, hierro, y un largo etc., y ese cambio en el grado de acidez intestinal sería rápidamente neutralizado. Desconozco cuál puede ser el pH habitual en el buche de las palomas para poder hablar de esto con propiedad, pero puede darnos un poco de luz el hecho de que en los mamíferos parece bastante evidente que el posible efecto del pobre y débil ácido acético del vinagre de manzana no puede soportar la comparación frente al eficaz y potente ácido clorhídrico de nuestros estómagos, verdadera y poderosa barrera ácida contra la infección oral de posibles agentes infecciosos.

Y a lo que voy. Que como de lo que se trata es de minimizar contagios inducidos por el agua de bebida, pienso que la estrategia de dar de beber y retirar a continuación el bebedero puede resultar, cuanto menos, tan eficaz como añadirle vinagre al agua en el bebida.

Pero volvamos a los bebederos.

Como decía al principio, a estas alturas de temporada deportiva en las que estamos, mis palomas, una vez que acaban de comer y beber no vuelven a disponer de agua hasta el día siguiente, al finalizar su entrenamiento.

El problema se complica cuando suben las temperaturas, pues con el calor, la restricción hídrica puede resultar todo un inconveniente. Por eso, en cuanto progresa la primavera, al ir por la mañana temprano al palomar antes de irme a trabajar y después de echarles unos granos en los comederos, de echarle un ojo a las deposiciones y de raspar los posaderos (al no estar las heces pisadas no me lleva ni cinco minutos), vuelvo a ponerles de beber… de la misma manera, pero en otro tipo de bebederos. A esas alturas del calendario mis palomas ya suelen estar separadas por sexos, y utilizo unos bebederos similares a los recipientes de grit, pero de mayor capacidad.

Les doy de beber llamándolas con el ruidito que hace el chorro de la regadera y les dejo el bebedero toda la mañana. Luego, al mediodía, en cuanto vuelvo a casa para comer, los retiro y los pongo a secar, por aquello del biofilm, y hasta el día siguiente. Puede parecer un engorro, o trabajoso, pero es simplemente una pequeña rutina de trabajo.

No es que este modo de proceder vaya a conseguir que una paloma mediocre vaya a ser capaz de realizar una buena carrera sólo por el hecho de que no se haya olvidado de beber en la cesta… pero yo me quedo más tranquilo pensando que si no vuelven o lo hacen tarde no va a ser por culpa de no haber bebido en la cesta.

Un abrazo y salud.

Pepe Pereiro Francés


Descargar:

 Bebederos y vinagre
wink.pink

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies