Armando García Robles

Armando García Robles

“Armandín el de Valliniello”.

Creo que es merecido rendir  homenaje a todos aquellos colombófilos que a lo largo de su vida han estado unidos a la práctica de la colombofilia, con mayor o menor proyección  deportiva, pero que con ellos, esta nuestra afición, ha perdurado.

En este periodo que con gusto estoy en mi tierra natal por baja laboral, he aprovechado para pasar unas tardes  de colombofilia con este maestro y sobre todo amigo, para  dar a conocer el testimonio de una vida dedicada a las palomas, transmitir sus experiencias, fracasos y éxitos colombófilos.

Tres históricos del Club Colombófilo Avilesino. De izquierda a derecha: Pepe Luis, Armando y Paco, delante del palomar

Armando, ¿cómo y cuándo empezaste con las palomas?

Empecé con palomas a los doce años, pero con palomas caseras, dos parejas que me regaló mi padre.

Teniendo éstas, un día llegó un paloma anillada, de color rojo, que resultó ser holandesa, y a los dos días otras dos inglesas, eran palomas de las llamadas en aquella época “de recuperación”.

Con 14 años empecé a trabajar en un taller de ebanistería, y justo al lado, había un palomar de mensajeras cuyo propietario era Alberto Morán. Mi jefe, Urbano Sierra, (cuñado del también colombófilo Fernando Arias) observaba que mientras trabajaba los ojos se me iban  al ver volar las palomas, e incluso en mi rato de descanso me acercaba  a la pared para observar qué hacían, cómo se bañaban…

Un buen día  para mi sorpresa Alberto Morán vino al taller y me dijo: veo que te gustan las palomas ¿no es así? Pues bien, aquí tienes una pareja de pichones. Más tarde supe que mi jefe le había comentado mi pasión por las palomas. Este fue el espaldarazo definitivo para que ese mismo año me hiciese socio de la Sociedad Colombófila  Avilesina, (1950) estando de Presidente D. Ramón Gago. Por aquel entonces, el local social estaba en Casa Venancio, un bar  situado en la plaza del Ayuntamiento de Avilés, y el número de socios sobrepasada los 50, entre ellos:

Alberto Morán, Ángel Dintén (Chelona), Cabrera, Urbano, Jesús Bernardo (Jesusón el de la Huelga), Guillermo de Miranda, Belarmino el Piñero, Laureano y Manolo (hermanos de los que más tarde seguirían con las palomas Ángel y Luis Alberto), el Polaco, Fernando Arias, el Ferrador, Mino el de la lejía, Carvajal, Pepín el de la botica,  Bobes, Juanín el de Precios Únicos, Antolín  el del banco y muchos otros que ahora no recuerdo. Como podéis comprobar, la mayoría de los nombres aparecen acompañados por un mote. El mote es un apodo que en las villas y pueblos pequeños se utilizaba para  saber a la familia que pertenecía.

Recuerdo mi primera experiencia como colombófilo con 15 años. En esa época la suelta más larga que se realizaba era en Madrid y  perdíamos la mayoría de las palomas. Viajaba entre 12 -15 palomas. El palomar lo tenía en casa de mis padres y estaba en la cuadra, así que las palomas compartían casa con el burro y las dos vacas que en aquellos momentos teníamos.

De este periodo  recuerdo una suelta de Fuentes de Oñoro, Salamanca, (considerada en aquellos años  como suelta de Velocidad, aunque son unos 340 Km), había encestado tres palomas y el día de la suelta llegaron dos juntas, entraron sin  perder tiempo, y acto seguido a correr la anillas, 3 kilómetros hasta casa Venancio, (como llegaría, que cuando la mujer me vio llegar exhausto me puso un vaso de zumo de naranja con mucho azúcar y me dijo y ahora vuelta por si llega alguna más). La carrera mereció la pena, las dos palomas habían entrado en cabeza, obteniendo el primer y segundo puesto. ¡Había ganado mi primer concurso!

Continúo viajando hasta que cumplo 18 años. En este momento, tengo que ir al servicio militar, a la contienda de Sidi Ifni, así que no tuve más remedio que regalar todas las palomas a mis compañeros de sociedad.

Tras 18 meses, regreso y  mi  gran sorpresa fue al  llegar a casa y ver que  en la cuadra estaban casi todas las palomas que había regalado. Con estas y algunas más de Benjamín Conde, Urbano y Jesusón, retomo la práctica  de la colombofilia. Ah y con el dinero que había ahorrado en la mili, compré una paloma a Belarmino el Piñero, una hembra gavina viajada desde Madrid, por 100 pesetas.

Toca por tanto ampliar el palomar y lo sitúo al lado de la cuadra, aumentando la colonia hasta 40 palomas entre reproductoras y de viaje. En esta época volaba las palomas antes de ir a trabajar, unos 20 minutos, y después las dejaba libres, con comida a discreción (maíz, cebada, trigo y algo de veza, que era el grano más caro y difícil de conseguir).

Entrenábamos mucho las palomas, siempre aprovechando las paradas del tren y así podíamos hacer diez o doce entrenamientos antes del inicio de los concursos.

Con los años llegaron los avances, los primeros relojes manuales, un  STB, 1000 pesetas, un triunfo llegar a él, ya no habría más carreras. Esto despertó en mi más afición, más competitividad, y dentro de lo poco que sabíamos, empezamos a seleccionar las palomas. Yo me fijaba en el aspecto general y en cómo se comportaba la paloma, no las cogía sólo las observaba.

Y así, poco a poco, fuimos aumentando las distancias de los vuelos hasta llegar a los 500 y a los 700 Km.

Mis mejores palomas de esta etapa, descienden de un macho gavino de recuperación Inglés, que entregaron medio muerto a Chelona en su tienda. Benjamín Conde, que pasaba por allí, lo vio, se encaprichó del palomo y no paró hasta que convenció a Chelona para que se lo vendiese en 100 ptas. Pues bien, ese macho junto con una hembra roja de su propiedad, produjo unas  palomas todas rojas y pequeñas, jamás dio un hijo de otro color, y eran palomas muy regulares viajando en  todas las distancias.

Yo le compré 6 hijos por 500 pesetas, y a partir de este momento alcancé la gloria viajando y así estuve unos cuantos años, hasta que me robaron las palomas y perdí la línea. Ello me llevó a la decadencia, a la apatía, y a pasar unos años donde era incapaz de superar la distancia de 250 Km. De este periodo como anécdota, comentaré que con frecuencia visitaban la sociedad colombófilos de prestigio nacional, que venían a conocer el palomar y las palomas de Fernando Arias, compañero y colombófilo que marcó una etapa de la colombofilia regional y nacional, especialmente en los concursos de Grandes Distancias. Un día, encestando para una suelta de Fondo, yo llevaba 3 palomas rojas, pequeñas y feas, y cuando me tocó enjaular, un colombófilo que estaba visitando a Fernando Arias acudió al enceste e iba cogiendo palomas de varios compañeros. Cuando cogió las mías  me dijo: ¿Cómo puede Vd. viajar con  estas palomas? Yo, con el consabido respeto, le contesté: vamos a esperar a que suelten y cuando abramos el reloj veremos lo que pasa.

Llega el día de la suelta y llegan en cabeza 3 palomas juntas, 2  quedan en casa y la  otra continúa, con tal suerte que las dos primeras fueron mías y la tercera de Chelona.

Al llegar al local social, y abrir los relojes, este señor se acercó a mí, me dio la mano y me dijo “verdaderamente qué poco sabemos de palomas”.

Como decía anteriormente, pasan las temporadas y seguía sin ser el que había sido.

En 1987, formo tándem con Marcelino Rodríguez “Pate”, juez Nacional, presidente de la federación Asturiana y muy amigo, que debido a una serie de  problemas tiene que trasladar el palomar. Pero tampoco las cosas fueron bien, y eso que teníamos palomas de sus grandes amigos  colombófilos, Mateo Montserrat, Juan Mary, Martha van Geel,  JosThone. Aún así, no terminamos de acertar en los cruces, o simplemente que ante los continuos fracasos no teníamos la suficiente paciencia y probablemente no hacíamos las cosas bien.

De izquierda a derecha: Toño, Pacho, (hijos de Armando y también colombófilos) Armando y Marcelino “Pate”

Esta etapa  cambia cuando en 1995, visitamos el palomar de Campa-Cabal, de la mano de Gavito, gran amigo de ambos.

Después de ver las instalaciones, las palomas, y  explicar lo que nos sucedía, tanto Cabal como Campa  nos ofrecen su palomar de forma desinteresada y como la temporada ya había terminado nos regala los dos  últimos pichones que había criado y Cabal nos dice: “Si tienen suerte y los viajas llegarán tarde de Velocidad, afinarán algo más en Fondo y si consiguen llegar a Gran Fondo y alguna paloma ha de llegar estando bien, uno de los dos será”.

Y así fue, uno de los dos pichones hizo 2º social y 4º regional de la suelta de Gran Fondo (Lebrija 740 Km).

Este hecho conlleva  una relación de agradecimiento y  amistad personal y la evolución de un  palomar que no llegaba a los Fondos y que ha pasado a ser un referente en los últimos 15 años en las sueltas de Gran Fondo.

Campa y Cabal, dos grandes colombófilos que están en la historia de la colombofilia asturiana no solo por sus éxitos, sino por perpetuar una línea de palomas los Champion – Lengua

Y ahora, una vez repasada tu vida colombófila, háblanos un poco de:

¿Cómo son tus  instalaciones?

El palomar está dividido en:

  • Palomar de reproductores (2 palomares de 4×4 m.).
  • Uno para pichones de 4×3 m.
  • Y para adultos de viaje, 1 para machos y 1 para hembras de 3,5×2 m.

Todos los palomares disponen de jaulones y rejilla en suelo y posaderos.

Palomar hembras de vuelo

Palomar  machos de vuelo

Palomar de reproducción

¿Qué sistema de entrenamiento y competición sueles emplear?
Viajamos separado machos y hembras. Las palomas salen a volar libremente durante todo el año, hasta un mes y medio antes de iniciar la competición, a partir de este momento vuelan diariamente una 1 las hembras y una 1 los machos, mínimo.

Una vez pasado este tiempo, vuelan lo que quieren  hasta que las llamo y entran.

¿Cuál es la modalidad de concurso que te ha reportado mayores satisfacciones?
Sin lugar a dudas los Grandes Fondos. Preparo las palomas para este concurso, y aunque hay otras modalidades, esta es la que me apasiona.

¿Cómo seleccionas las palomas para la reproducción?
Suelo pasar a la reproducción las palomas que viajan y ganan premios o destacan más de un año en las sueltas de Gran Fondo. Y aparte de estas viajeras, palomas que nos regalan algunos amigos, o que adquiero en subastas muy concretas.

¿Empleas la consanguinidad o eres más partidario de cruces abiertos?
La mayoría de las parejas son cruces abiertos, pero no cabe duda que para mantener las palomas que dan resultado practicamos la consanguinidad, (madre-hijo, padre hija, nieto-abuela, nieta-abuelo).

¿Tienes preferencia por alguna línea de palomas?
Los Champion –Lengua  del palomar de Campa–Cabal, son palomas muy apreciadas,  durante muchos años han dado muy buen resultado sobre todo en las sueltas de largas distancias y a muchos colombófilos.

¿Qué sistema utilizas para preparar a los pichones?
Los separo con 21 días y los adapto al nuevo palomar. Como en este momento estoy liado con la campaña de adultas salen todos los días, pero por la tarde. Verdaderamente empiezo a  observarlos cuando tienen tres meses y el pichón va desarrollando.

En determinadas ocasiones, y para aumentar el bando a finales de campaña, los utilizo  mientras entreno a las adultas en casa.

¿Qué cosas no faltan en tu palomar?
Limpieza, desinfección, control veterinario, buena ventilación, buen grano y los complementos oportunos dependiendo de la época del año.

¿Cuáles son las características que debe tener una paloma para ser campeona?
A mí, como decía anteriormente, no me gusta coger las palomas, siempre las observo, pero si he de decir algo, me gusta que tenga un buen equilibrio, alas con buena ventilación y que  las guías sean largas, y  sobre todo que tengan un carácter muy tranquilo.

¿Qué palomas recuerdas que más satisfacciones te hayan dado?
Como reproductoras:

El Gallo, (regalo de Angelín Chelona). Su nombre tiene una explicación y es que estando preparando los gallos de pelea, entró un palomo herido en la gallera. Era un macho portugués rodado y, una vez notificado, su propietario nos lo regala.

A este  macho el primer año le crío 6 pichones y, mira por donde, aguantaron la campaña  completa. Envié los 6 a Gran fondo, 2 de ellos llegaron juntos estando en mi casa Alfonso Rojo Cortés, 2 al tercer día, 1 al cuarto y otro al quinto día.

El Gallo

Otro palomo que recuerdo fue el Necio, un macho holandés que durante una semana permaneció en el tejado de la casa sin entrar y que al final tuve que coger con una red. Este macho, aparejado con una hembra Champions, dio hijos y nietos que viajaron de Gran Fondo durante años.

Cómo viajeros, destacar todas las palomas que entraron de las sueltas de Gran Fondo, pero  especialmente las 2 que entraron en el 2001 juntas de la suelta de Lebrija, un macho rojo y una hembra rodada.

00-57067 Macho Rojo 2º Lebrija GF. En el día

98-224861 Hembra Rodada GF 1º Lebrija

09-60041  Hembra Azul – 09-60039 Macho Rodado. Primera y tercero regional en el día de GF. 2011. Las dos palomas son de la línea “Champion-Lengua”

¿Y qué condiciones tiene que tener un colombófilo para triunfar?
Mucha paciencia, mucho sacrificio, y saber ganar, pero fundamentalmente perder y lo digo por experiencia.

¿Con qué alimentas a las palomas?
Dependiendo de la época del año:
Reposo: mucha cebada, hasta un 75 %. En época de viaje, mixtura sport Versele-Laga y cuando regresan del concurso les doy  mezcla depurativa. Debo destacar que para las sueltas de largas distancias, aumento el porcentaje del maíz los 3 últimos días.

Cría: mezcla especifica de cría combinada con sport.

Dependiendo de la siguiente suelta, ¿qué plan siguen tus palomas al regreso de un concurso?
El día de la suelta y el siguiente, descanso. A partir del tercer día, ritmo normal.
Quisiera aclarar que, las palomas cuando regresan del concurso, pasan a un palomar para ser observadas, tanto ese día como al siguiente del concurso.

¿Qué libros de colombofilia recomendarías?
Tengo que reconocer que pertenezco a una generación de colombófilos que  estábamos muy limitados en recursos y hemos aprendido a base de observar, fracasar, experimentar y llegar al éxito.

Ahora todo es mucho más fácil y con las nuevas tecnologías tenemos todo a nuestro alcance, pero alguno he leído y entre ellos destacaría:

  • Historia de la paloma Belga de carrera
  • Selección y mejora de la paloma mensajera de Arturo Tutor  Valcarce.
  • 101 métodos III, La Colombofilia en la Cumbre por León Pettit y Jules Gállez.

¿A qué colombófilo no sabrías como agradecer todo lo aprendido?
He crecido con muchos grandes, pero quizá la persona que más me enseñó, me aconsejó, me orientó y con quién pasé mucho tiempo hablando de palomas fue Ángel Dintén , (Chelona para los amigos), tío de Gavito, gran persona, amigo y colombófilo.

2009, Imposición medalla de oro (50 años de colombófilo) de la mano del Pte. de la R.F.C.E, Francisco Vázquez, en presencia de María Rosa de Miguel Vicepresidenta primera de la R.F.C.E, Javier Llames y Gavito

Entrega premios 2011 memorial Fernando Arias
En la Foto: Juan Bielva (Pte. Fed. Cántabra), Guillermo Barrallo (Pte. Fed. Castilla y León), José Mª Corona (Pte. Fed. Catalana), Francisco Vázquez ( Pte. R.F.C.E.), Armando con sus dos hijos Toño y Pacho y  Gavito, al fondo José Antonio Fdez. Villameytide

Palmarés deportivo:

Resultados más destacados de los últimos 15 años:

                                       Social             Regional                 M.F Arias
1997-740 Km:         1º 4º
2000-740 Km:       1º,2º,5º              4º,40º,47º              1º social
2001-740 Km:        1º,2º,4º,6,          1º2º,17º,30º          1º social y regional
2002-740 Km:        1º,2º,                  12º,14º                    1º social
2003-740 Km:       1º,2º,3º              7º,10º,24º              1ºsocial
2005-770 Km:        3º,6º                   7º,26º
2007-770 Km:        1º,5º                   5º,22º
2008-770 Km:       1º y única social y 14º regional de las 16 comp.
2010-770 Km:        2º,3º,4º              3º,4º,8º                 1º social 1º regional
2011-740 Km:        1º,3º                   1º,3º                         1º social 1º regional
2012-740 Km:        4º, 23º
2013-800 Km:       1º,2º,5º              2º,16º,23º             1º social

El memorial Fernando Arias, trofeo de más prestigio, que se otorga al palomar que consiga controlar las 2 primeras palomas en la suelta de Gran Fondo.

Único palomar en Asturias en controlar dos palomas en el día de Gran Fondo 2001 y 2011.

  • 3 subcampeonatos regionales absolutos.
  • Campeonato de Velocidad y Medio Fondo.
  • 7 campeonatos sociales absolutos.
  • 5 campeonatos sociales de Fondo y Gran Fondo.

José María Vázquez Gavito


Descargar:

 Armando García Robles
getcomixxx.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Facebook
Twitter
YOUTUBE